Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 23 de Julio 2019

Relegan plan para reintegración de ex reclusos

En noviembre de 2016 se acordó crear una Comisión que apoyaría a personas liberadas con educación y empleo; hoy esa instancia no existe

El Informador

“Si yo me voy tres años atrás, la neta yo no sabía qué iba a pasar conmigo”, compartió Juan Carlos, un ex recluso que tuvo que valerse por su cuenta para reinsertarse a la sociedad, ante las mínimas acciones institucionales que le ofreció el sistema penitenciario de Jalisco.  

Una de las principales políticas para generar un ambiente libre de violencia y delincuencia es, precisamente, la reinserción social. Ésta se logra con programas para que quienes estuvieron recluidos recuperen sus derechos al salir, se integren a la vida productiva y no vuelvan a delinquir.

Y aunque el Estado avanzó con la instalación de la Comisión Intersecretarial del Sistema Penitenciario (en noviembre de 2016), la actual administración no la ha retomado.

“Se informa que no existe el acta (de la Comisión), toda vez que no se ha realizado la convocatoria para la instalación de la misma durante esta administración”, informó, vía Transparencia, la Coordinación General Estratégica de Seguridad y Secretaría de Seguridad.

Según el acuerdo de creación, en esa Comisión habría 14 secretarías como órganos auxiliares para implementar programas de servicios a las personas privadas de la libertad, a fin de facilitar su reinserción.  

LEER TAMBIÉN: Reportan asesinato de mujer en el penal de Topo Chico

Y pese a su importancia para prevenir la violencia y la delincuencia, el titular de la Secretaría General de Gobierno (que, en teoría, preside la Comisión), Enrique Ibarra, mostró sorpresa sobre el asunto y no dio plazos para reinstalarla.

“Lo veremos a la brevedad, con mucho gusto, seguramente será en la inmediatez”, afirmó.

La primera sesión ordinaria se celebró en julio de 2017. Allí se firmó un convenio con la Secretaría de Educación. La segunda fue en noviembre de ese año, y allí se dijo que era necesario incluir a las cúpulas empresariales para generar empleo y capacitación.

La tercera y última sesión se celebró en mayo de 2018. Sólo se presentaron los programas de protección civil desde la reinserción social, y de sensibilización y prevención de reincidencia. No hubo más.

Lucía Almaraz, académica de la Univa, advirtió que el no atender la reinserción social repercute directamente en la seguridad pública.

“No existe (una estrategia en ese sentido) en Jalisco. El tema está muy alejado de lograr el cometido y esto impacta mucho en la inseguridad, por la reincidencia”.

“Adentro te dan lo mínimo, sólo para que no te mueras” 

Ese día de 2009, Juan Carlos se hallaba en una fiesta junto con varios amigos cuando comenzó una discusión con un hombre, misma que pasó a los golpes. La persona murió a consecuencia de ese altercado, y aunque el joven aseguró que él nunca lo tocó, todo el grupo (él incluido) fue a la cárcel por homicidio calificado. Lo sentenciaron a 20 años, pero tras apelar redujeron su sentencia y salió en 2017.

Sin embargo, su regreso a la libertad no ha sido fácil. Según su experiencia, los programas de reinserción social son “deficientes”, casi como dejar a las personas recluidas y esperar que ellas mismas hagan lo que tengan qué hacer para reinsertarse una vez que estén afuera.

"Ellos (el Gobierno) te ofrecen lo mínimo para que no te mueras, ya está en ti si aleteas o no aleteas". Juan Carlos, ex interno del penal de Puente Grande.

Él se ha enfrentado a todo tipo de estigmas sociales, lo que le ha obstaculizado obtener empleos estables y bien remunerados con los que tenga oportunidad de reintegrarse a la sociedad y gozar de nuevo de sus derechos. Y todo, afirmó, empieza con la bolsa de empleo que les dan a elegir.

“Los trabajos que ellos te ofrecen son muy carentes. Es obvio que no te va a ajustar porque son trabajos en farmacia, en fábricas, son 900 pesos y son hasta El Álamo, hasta Las Huertas, hasta Las Juntas, y yo estoy en Zapopan. ¿Entonces a qué te están orillando?”.  

Así, muchos prefieren buscar por su cuenta, pero cuando los jefes se enteran de su situación intentan abusar. “Me ha tocado con patrones que he tenido, termina influyendo eso (su pasado en reclusión), como que me están echando la mano”.

Mucho incide en sus limitadas opciones la falta de oportunidades de capacitación para el empleo, pues los talleres en el reclusorio capacitan, precisamente, para mano de obra barata.

Costura, carpintería y manualidades son algunas de las opciones que no los llevarán a obtener los ingresos suficientes cuando salgan.

“Y con la tecnología tan avanzada ya. Una de las cosas que me tocó ver fue a un compañero que hizo, adentro del penal, una máquina inyectora de plástico. Él creó adentro una fuente de ingreso, de empleo, donde trabajan 30 personas y otras 30 en la recicladora. ¿Por qué se tienen que esperar a que un compañero la hiciera en lugar de la institución? Y él la hizo, no llegaron técnicos de la calle”. 

LEER TAMBIÉN: Riña en penal de Tabasco deja un preso muerto

Para Juan Carlos, los talleres que se ofrecen en prisión capacitan para “mano de obra barata”. EL INFORMADOR / G. Gallo

Dirección de Reinserción pide apoyo para reactivar sesiones 

Actualmente, la Dirección General de Reinserción Social trabaja sólo con sus recursos y gestiones para obtener colaboraciones (públicas y privadas) y así atender a las personas privadas de la libertad, preliberadas o liberadas, por lo que requieren apoyo, informó la dependencia.

“De ello se destaca la necesidad de activar a la Comisión Intersecretarial del Sistema Penitenciario del Estado de Jalisco, lo que derivaría ya no en colaboraciones de buena voluntad, sino en acciones de política pública con programas y ejercicios presupuestales destinados corresponsablemente a la reinserción social”.

Actualmente, la Comisaría de Atención a Preliberados y Liberados atiende a cuatro mil 213 personas con servicios de supervisión de conducta, visitas domiciliarias, entrevistas, atenciones telefónicas y firmas, así como atención psicológica y médica, deporte, servicios jurídicos y de educación con diferentes instituciones, entre ellas el Colegio de Bachilleres del Estado de Jalisco y el Centro de Capacitación para el Trabajo Industrial.

Sobre las oportunidades laborales, la Dirección informó que cuenta con 32 convenios con empresas que ofrecen empleo. Sin embargo, sólo se ha dado seguimiento de trabajo a 34 preliberados, liberados e imputados.

Hay otros 82 preliberados, liberados e imputados reportados como activos en trabajos del ramo artesanal. Además han apoyado a cuatro personas para tramitar préstamos con la Fundación Cardenal Garibi Rivera.

Se tiene noticia de otros 112 liberados activos condicionados a realizar jornadas a favor de la comunidad.

Burocracia penitenciaria, la falla de origen

Obstáculo: Según Juan Carlos, quien estuvo en prisión durante ocho años, un obstáculo para acceder a nuevas oportunidades por cuenta propia es la burocracia, la cual se provoca porque no se elimina de inmediato el registro de antecedentes penales.

Bloqueo: “Cuando vas a darte de alta en el Seguro Social, ahí te sale; cuando vas a tramitar el INE, ahí te sale… ¡En todos lados de sale! Y ese es el detalle, que no actualizan sus sistemas, como si aún estuvieras bajo proceso”, compartió.

Pérdida: A él, por ejemplo, le ofrecieron trabajo como cocinero en Playa del Carmen con un buen sueldo, pero no pudo ir porque no tenía su identificación oficial. Y cuando la tramitó tardaron meses en entregársela. Según los burócratas, aún cumplía condena dos años después de estar libre.

Esfuerzo: Actualmente, Juan Carlos tiene tres trabajos: por las noches, cuatro días a la semana, labora en una fábrica de vidrio; sábados y domingos en la cocina en un restaurante, y además es preparador físico. Ningún empleo o habilidad, aclaró, las adquirió en prisión, sino por sus medios y por el sistema que opera dentro de la cárcel, donde “deben aprender a sobrevivir”.

LEER TAMBIÉN: Advierten sobre deficiencias en centros de reinserción de menores

Las necesidades en prisión son amplias. EL INFORMADOR / G. Gallo

Numeralia

Estas son las personas que atiende la Dirección General de Reinserción Social:

  • 1,806 liberados del sistema tradicional (prelibertad y libertad condicional).
  • 255 liberados del fuero federal.
  • 612 del fuero común con suspensión condicional de la pena.
  • 718 con seguimiento de medidas cautelares.
  • 567 con medidas cautelares por suspensión condicional del proceso.
  • 255 con medidas cautelares por suspensión condicional de la pena.
  • 4,213 personas con servicios de supervisión de conducta, visitas domiciliarias, entrevistas, atenciones telefónicas y firmas son atendidas por la Comisaría de Atención a Preliberados y Liberados. 

Voz del experto: "Inminente aumento en la población penitenciaria acentuará el problema" 

Lucía Almaraz (académica de la Univa)

Con la ampliación del catálogo de delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa, la sobrepoblación de los centros de reclusión de Jalisco crecerá todavía más, con lo que habrá menor atención a los reclusos y mayor reincidencia, advirtió la experta.

“Sería importantísimo, primero, que se instalara. Que le dieran seguimiento a los temas que les competen, como el presupuestal, derechos humanos y beneficios penitenciarios”.

"No se les asesora debidamente a quienes estuvieron privados de la libertad para que realicen la cancelación de la ficha signalética, casi es un trámite que lo tiene que hacer un abogado. Entonces, cuando ya han cumplido su sanción prevalece el antecedente penal porque no se socializa que el trámite es sencillo". Lucía Almaraz, académica de la Univa.

La académica, especializada en temas de seguridad, criticó que además de la falta de capacidad de seguimiento de las personas reclusas para su reinserción, centros penitenciarios como el Reclusorio Preventivo y el de Readaptación Social necesitan una importante inversión para operar en condiciones óptimas.

“Se les va a colapsar la red sanitaria. Cuando trabajé allá noté que las instalaciones están en condiciones deplorables, no sólo para las personas privadas de la libertad, sino para las familias y para los que trabajan”.

Con o sin la instalación de la Comisión Intersecretarial del Sistema Penitenciario, dijo, la reinserción social en el Estado se encuentra abandonada desde pasadas administraciones.

“Si lo mínimo que tendrían que hacer es instalar la Comisión, y no lo está, pues imagínate en los otros temas cómo está el sistema penitenciario”.

LEER TAMBIÉN: Islas Marías, lo que queda de la ex prisión

Temas

Lee También

Comentarios