Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 16 de Agosto 2018

Suplementos

Pueblos con tradición navideña

Explora la magia en estos poblados de México, llenos de color y sabor

El Informador

México es un país de inmensa diversidad cultural y en el que a lo largo de los 365 días del año se viven distintos tipos de fiestas, que son acentuadas por las costumbres y tradiciones de los lugares en los que se llevan a cabo.

Ahora, en estas fiestas de fin de año, varios pueblos de nuestro país viven de una forma muy particular y especial de las fiestas, además, son conocidos por sus aportes que realizan a las tradiciones navideñas, lo que le da un toque distinto a la forma en la que las fiestas de fin de año se viven, comparado con otros sitios.

Por ello, en este espacio hablaremos un poco de esos sitios mágicos con los que cuenta México y que dan un aporte especial a la celebración de las tradiciones navideñas y de fin de año.

1

La Noche de Rábanos

La del 23 de diciembre es una noche especial para la gente de Oaxaca, pues un fiesta que data desde finales del Siglo XIX adorna el corazón de su capital y enaltece el talento de sus hortelanos y floricultores.

Se trata de la Noche de Rábanos, donde los pobladores de esta ciudad exhiben sus diseños hechos en rábano, flor inmortal y totomoxtle y se monta desde las cinco de la tarde y está abierta hasta la medianoche, esto en el Zócalo de la capital oaxaqueña.

Los diseños de los hortelanos y floricultores se basan en motivos propios de las fechas, como lo son el nacimiento o la llegada de los Tres Reyes Magos, en ejemplares de rábanos que se distinguen por su intenso color rojo y su gruesa corteza, además de que llegan a ser ejemplares de hasta cincuenta centímetros y tres kilos de peso.

La Noche de Rábanos, además se trata de un concurso convocado por el municipio de Oaxaca de Juárez, en el cual se premian con efectivo a tres categorías distintas.

2

Tepotzotlán, tierra de pastorelas

Una de las tradiciones peculiares mexicanas durante la celebración de las fiestas navideñas es la realización de las pastorelas, una representación muy singular, con un toque de comedia, del nacimiento del niño Dios.

Sin embargo, existe un sitio en donde la representación de estas escenificaciones son una auténtica fiesta y se trata del poblado de Tepotzotlán, en el Estado de México, lugar donde por más de 50 años se han ido realizando las ahora ya “famosas pastorelas”, que se representan en la Hostería del Convento.

Esta pastorela conserva el formato tradicional del género, de respetar el verso octasílabo, pero cuentan con un reparto de actores de renombre que a su vez hacen del público partícipe de su representación.

Además, se realiza en el marco del Museo Nacional del Virreinato y del Templo de San Francisco Javier, lugares que recogen los elementos característicos del México colonial y además, se pueden disfrutar de todos los elementos tradicionales de las fiestas navideñas.

3

Acolman, cuna de las piñatas

No hay fiesta navideña que no esté completa si no se cuenta con la tradicional piñata de picos y coloridos que contiene en su interior los dulces y frutas típicas de la temporada.

Las piñatas, que de acuerdo a los relatos se originaron en Italia y después fue una tradición que se trasladó a España y de España a México durante la época de la conquista, han sufrido distintos cambios en su composición y adorno, pero las piezas que son tradicionales en las fiestas navideñas, tuvieron su origen hace poco más de 400 años, en el entonces Convento de San Agustín, en el pueblo de Acolman, Estado de México.

Una piñata tradicional se compone de una olla de barro forrada de papel periódico y después adornada con papel de china, lustre o crepé, de acuerdo al diseño deseado y pueden encontrarse en cualquier mercado del país.

Pero las más tradicionales se elaboran en este poblado ubicado a 40 kilómetros al noroeste de la Ciudad de México, pues en dicho lugar, del 13 al 21 de diciembre, se lleva a cabo la Feria de la Piñata, en donde muchos modelos de este elemento tradicional se pueden encontrar, pero también se hacen una serie de actividades, entre ellas bailes populares y concursos en los que se premia al diseño de piñata más original, mientras también se celebran las tradicionales posadas, originadas también en este lugar.

4

Chignahuapan y sus esferas

Otro de los elementos característicos de las fechas son las esferas que adornan los árboles navideños, ya sean naturales o artificiales y uno de los sitios en donde elaborar este adorno se convierte en un verdadero arte, es en el poblado de Chignahuapan, en el Estado de Puebla.

Este municipio no sólo es reconocido a nivel nacional sino que internacional también, pues a lo largo del año en este sitio se fabrican más de 60 millones de esferas navideñas en poco más de 100 talleres que existen en la comunidad.

Las piezas elaboradas por los pobladores de este sitio cuentan con un colorido y ornamentación inigualable, lo cual les ha ganado el reconocimiento alrededor del mundo y que pueden mostrar durante la primera semana de noviembre, fecha en la que se realiza la Feria Nacional del Árbol y la Esfera.

Temas

Lee También

Comentarios