Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 13 de Diciembre 2019
|

Maestros y sindicato

Por: EL INFORMADOR

La noticia de que se suspenderían las clases porque los maestros de Jalisco acudirían a apoyar la iniciativa de reformas a la Ley de Pensiones, tomó a todos por sorpresa y más aún, cuando se supo que a varios docentes les dijeron que la manifestación sería contra la propuesta de ley.

El espectáculo que ofreció ayer la sección 47 del Sindicato de Maestros, SNTE, nos remite inevitablemente a la forma de operar del antiguo régimen, en el que sindicatos y Gobierno actuaban juntos utilizando y manipulando a sus representados mediante acarreos y amenazas.

Más allá del contenido de la reforma, —cuyo proceso legislativo por cierto, deja mucho que desear por la premura, la opacidad y la irregularidad en los requisitos parlamentarios— la operación de la sección 47 del SNTE deja en evidencia la forma en que esta dirigencia sindical y otras en el país, lejos de trabajar a favor de los maestros en este caso, simplemente los usan como carne de cañón, además de las cuotas sindicales que sin falla ni dilación alguna les son descontadas cada quincena.

Alrededor de cinco mil maestros y burócratas, según cálculos preliminares, fueron obligados a faltar a sus trabajos para asistir a una manifestación de la que no supieron de bien a bien si era a favor o en contra de sus derechos laborales. Y el alumnado de educación básica, de la Zona Metropolitana de Guadalajara y de otros municipios del Estado, perdió un día de clases, en un ciclo escolar al que con frecuencia se le restan jornadas productivas en demérito de la educación pública, de por sí, de muy baja calidad.

Durante la manifestación hubo música, agua, servicios sanitarios y alimentos; y en ningún momento los participantes fueron molestados, intimidados o cercados por elementos de seguridad, a diferencia de lo que sucede en marchas y expresiones ciudadanas de rechazo a decisiones o iniciativas del Gobierno estatal. La suspensión de clases, el caos vial, la manipulación y acarreo de maestros, son hechos inadmisibles que no se deben repetir, especialmente si todo indicaba que la reforma sería aprobada.

Temas

Lee También