Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 19 de Septiembre 2018

|

Luz y sombra, pero nublado

Por: EL INFORMADOR

Lo bueno es que la Reforma Fiscal está rindiendo frutos, ya que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ha reportado que los ingresos presupuestarios hasta octubre son 11.8% superiores a los de 2007, gracias a que tanto los ingresos petroleros como los tributarios han superado a los del año anterior generando un superávit de 218 mil 200 millones de pesos (MDP).

Lo malo, que a estas alturas del año la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), una de las dependencias responsables de implementar el programa contracíclico del Gobierno federal para contrarrestar el impacto de la desaceleración económica internacional mediante la inversión en obras de infraestructura, sólo ha ejercido a octubre pasado 65% de su presupuesto, es decir, sólo en noviembre y diciembre está obligada a ejercer 35% de los recursos que le fueron asignados.

Pensar que en 10 meses se hayan podido llevar a cabo inversiones por dos terceras partes de lo que se debe gastar en el año, y que en sólo dos meses se pueda invertir correcta y racionalmente la restante tercera parte, es subestimar la inteligencia de la opinión pública.

Desgraciadamente, no es primera vez que esto sucede en una dependencia oficial, más bien resulta común que durante las últimas semanas del año se presione a los proveedores por entregar facturas que permitan acceder a fondos que de no ser utilizados, quedan en terreno de nadie.

Con toda seguridad la sociedad se preguntará y demandará respuestas para saber si los esfuerzos que se hacen de ambos lados del presupuesto son correspondidos, pues por el lado de la sociedad, de enero a octubre se ha pagado 5.6% más de Impuesto Sobre la Renta, 10.9% más de Impuesto al Valor Agregado, 7.4% más de Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios, 40 mil 636 MDP de Impuesto Empresarial de Tasa Única y 11 mil 582 MDP de Impuesto sobre Depósitos en Efectivo.

Obviamente, entregarle este cúmulo de recursos al erario representa un esfuerzo para la sociedad que cuando menos le da derecho a exigir que a la hora de gastarlos e invertirlos, el sector público lo haga de la manera más consciente y responsable posible.

A juzgar por como lo está haciendo la SCT, una vez más el sector público le queda a deber explicaciones al esfuerzo de la sociedad.

Temas

Lee También

Comentarios