Martes, 26 de Octubre 2021
México | Crece descontento

Sin sentencias, a un año de la tragedia del New’s Divine

Ex director de Unipol enfrenta nueva acusación

Por: NTX

CIUDAD DE MÉXICO.- La tarde del 20 de junio de 2008 la orden fue clara: detener a los jóvenes que disfrutaban de una tardeada en una discoteca, en la cual se presumía que estaban consumiendo drogas diversas.

Al frente de la acción Guillermo Zayas González, entonces director de la desaparecida Unipol en la Delegación Gustavo A. Madero, quien al filo de las 17:30 horas arribó a las instalaciones de la discoteca New’s Divine, ubicada en la Avenida Eduardo Molina al cruce con la Calle 321, colonia Nueva Atzacoalco.

Cerca de 150 policías capitalinos y agentes judiciales participaron en el despliegue operativo, cuya intención no era otra que llevarse a los menores “detenidos” a un cuartel policiaco y para ello estaban apostados al menos tres camiones de la Red de Transporte Público (RTP).

A las 18:05 horas el personal de la Delegación Gustavo A. Madero y varios uniformados ingresaron a la discoteca en la que se encontraban cerca de medio millar de personas para informar al administrador, Alfredo Maya Ortiz, que de inmediato desalojara el lugar pues se efectuaría una verificación.

Siguieron entonces los 30 minuto del caos: gritos, empujones, pisotones, confusión, jaloneos, desesperación, súplicas, golpes, insultos, manoteos, patadas, caídas, asfixia, sofocación y muerte.

Media hora después de que la “verificación” inició, 12 cuerpos sin vida quedaron en el interior y exterior del establecimiento; eran los cadáveres de nueve jóvenes, dos policías preventivos y un agente judicial. Ningún rastro de droga se encontró en el lugar.

Al día siguiente, tras el análisis de la primera evidencia, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), emitió un diagnóstico preliminar devastador, el cual confirmaría un mes más tarde:

“Se violentaron los derechos humanos a la vida, a la integridad personal, a la libertad y seguridad personales, a la salud, a la seguridad jurídica, a la honra y a la dignidad y, en lo particular, a los derechos de niñas, niños y adolescentes y a los derechos de la mujer”.

Un año ha transcurrido desde esa tarde en la tristemente célebre discoteca New’s Divine, y aún hoy el saldo para los familiares de las víctimas y para todo aquel que exige justicia sigue siendo tan negativo como el que arrojó la primera media hora del despliegue policiaco.

Cifras actualizadas del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), indican que al momento son 42 las personas procesadas, de las cuales sólo una se encuentra en prisión, mientras que nadie ha recibido sentencia.
Los procesados son 29 servidores públicos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) (incluyendo policías y paramédicos del ERUM), 10 de la Procuraduría General de Justicia local (PGJDF), uno de la Delegación Gustavo A. Madero, uno de la Secretaría de Salud y un particular (Maya Ortiz).

De todos ellos sólo permanece en prisión el único que no es servidor público, es decir Maya Ortiz, mientras el resto, incluyendo a los acusados directamente de los homicidios, ha logrado permanecer en libertad mediante amparos.
Destaca además que ninguno de los entonces titulares de las dependencias directamente involucradas: Rodolfo Félix Cárdenas por la PGJDF; Joel Ortega Cuevas por la SSPDF, y Francisco Chiguil como delegado en Gustavo A. Madero, enfrentan proceso alguno por las muertes ocurridas en la discoteca.

Ante ese panorama, el principal descontento es de las familias de los jóvenes que perdieron la vida cuando se divertían en un lugar que tampoco cumplía con las medidas de protección civil necesarias y, pese a ello, contaba con los permisos de la delegación que le permitían funcionar. (NTX)

Una mujer deposita una ofrenda en un improvsado altar en honor de los fallecidos. La misa se realizó frente a las instalaciones de lo que era la discoteca New’s Divine.

Estoy muy decepcionado como se encuentran las cosas y repruebo en especial que ningún funcionario haya enfrentado un proceso. Juan Piedra Solís, padre del menor fallecido Alejandro Piedras, de 14 años.

Todo mundo vio lo que ocurrió pero no hay responsables, no hay nadie en la cárcel, sólo el administrador que creo es el que menos culpa tuvo. Carmen Rivas Nájera, madre de otra menor fallecida.

Ex director de Unipol enfrenta nueva acusación

CIUDAD DE MÉXICO.- El titular del Juzgado 19 en Materia Penal, Rafael Guerra, deberá resolver a más tardar este domingo si dicta auto de formal prisión o de libertad contra el ex director de Unipol en Gustavo A. Madero, Guillermo Zayas, por una nueva acusación que se le imputa en el caso de la discoteca New’s Divine.
Autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), detallaron que el delito que ahora se le imputa es el de lesiones culposas en agravio de siete jóvenes que hace un año se encontraban en la discoteca durante el fallido operativo policiaco.
Para el Ministerio Público, Zayas es probable responsable de este ilícito, al haber ordenado y coordinado la acción policial en el establecimiento, que dejó como saldo la muerte de 12 personas y varios heridos.
Cabe señalar que el referido delito es considerado como no grave, por lo que Zayas podrá continuar en libertad pese a que el juez le dictara el auto de formal prisión. Además, el ex director de Unipol cuenta con un amparo, que lo protege contra cualquier acción penal en su contra.
Actualmente, Guillermo Zayas enfrenta un primer juicio por el delito de homicidio culposo en agravio de 12 personas que fallecieron en la discoteca.
En un inicio, la PGJDF consignó al inculpado con la agravante de dolo, sin embargo, la defensa de Zayas ganó un amparo. (NTX)

Niegan entrega de video de operativo

CIUDAD DE MÉXICO.- Es totalmente falso que la Procuraduría General de Justicia capitalina haya entregado a la Comisión de Derechos Humanos local el video original de la tragedia en la discoteca New’s Divine, señaló Emilio Álvarez-Icaza Longoria.

El ombudsman capitalino afirmó que a un año de esos acontecimientos, en donde fallecieron nueve jóvenes y tres policías, el tejido social sigue roto y la desconfianza de la ciudadanía en los elementos de seguridad pública aumenta.
El regreso de “viejos mandos” a la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF), no va a cambiar la imagen que tienen los capitalinos sobre los cuerpos policiacos.

Entrevistado en el centro comunitario de la colonia Gabriel Hernández, en la Delegación Gustavo A. Madero, aseguró que no va a permitir se dé carpetazo a ese asunto, pues hay un reclamo general de que se aclaren tales acontecimientos.

“Nosotros no apostamos por eso y vamos a seguir insistiendo en que se llegue a los responsables de esos lamentables acontecimientos”.

Comentó que es lamentable que las autoridades judiciales no hayan detenido a más responsables por la muerte de esos jóvenes, y el único responsable de ello sea el administrador del negocio.

Por su parte, la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF), aseguró que cumplió en su totalidad con todas las recomendaciones que le hizo la Comisión de Derechos Humanos local (CDHDF), tras la tragedia en la discoteca New’s Divine.

La subsecretaria de Participación Ciudadana y  Prevención del Delito, Nora Frías Melgoza, rechazó los señalamientos hechos por el ombudsman capitalino durante la semana, respecto a que en la SSPDF no se estaba “dando buen cumplimiento” a las recomendaciones.

Temas

Lee También