Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 23 de Marzo 2019
México | Los senadores esperan que la iniciativa de ley no se congele en la Cámara de Diputados

Senadores aprueban Ley del Libro; esperan ratificación

Que la ley no sea letra muerta, fue la consigna de los senadores que aprobaron ayer el Proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de Fomento para la Lectura y el Libro

Por: EL INFORMADOR


CIUDAD DE MÉXICO.- Que la ley no sea letra muerta, fue la consigna de los senadores que aprobaron ayer el Proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de Fomento para la Lectura y el Libro, la cual fue propuesta en abril de 2005 y aprobada por ambas cámaras al año siguiente.
Fue vetada por el entonces presidente Vicente Fox porque, según su entender, el establecimiento del precio único al libro propiciaba prácticas monopólicas.

Tras revisar los comentarios de Fox, las comisiones de Educación y de Estudios Legislativos del
Senado dictaminaron en este año que el establecimiento del precio único para los libros fomentará la competencia equitativa y no constituye una práctica monopólica.

Después de tan tortuoso camino, con 107 votos a favor, dos en contra (de la senadora Blanca Díaz y el senador Ulises Ramírez) y cinco abstenciones, la Ley del Libro fue aprobada tanto en lo general como en lo particular.

El establecimiento del precio único sigue el ejemplo de otros países que, como España, han logrado fortalecer su industria editorial. Por otro lado, se busca la creación de nuevas librerías en los municipios que no cuentan con ninguna y que constituyen 94% del total.

Los senadores esperan que la iniciativa de ley no se congele en la Cámara de Diputados, a donde se turnará para su aprobación definitiva.

Los puntos básicos

* La ley crea el Consejo Nacional de Fomento para el Libro y la Lectura, que será presidido por el secretario de Educación Pública, y deberá ejecutar el programa de Fomento para el Libro y la Lectura.    

* La legislación, turnada a la Cámara de Diputados, obliga a toda persona física o moral que edite o importe libros a fijar, de manera libre, un precio único de venta al público, que será registrado en la base de datos del consejo.    

* Los vendedores de libros al menudeo deberán aplicar el precio único de venta al público sin ninguna variación, aunque no operará para las compras que hagan el Estado, las bibliotecas y los centros de enseñanza y formación profesional.

* A propuesta del senador José González, se modificó el Artículo 26 para que los vendedores puedan aplicar precios inferiores al precio único cuando se trate de libros que tengan 18 meses o más de haber sido editados o importados.

Temas

Lee También

Comentarios