Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 20 de Junio 2019
México | Encuentro en el Capitolio

Republicanos rechazan mensaje de Felipe Calderón

Al pronunciar un discurso en inglés en el Congreso estadounidense, fue notorio cómo los representantes del partido conservador se abstenían de aplaudir

Por: SUN

Preocupante, que EU respalde a México
Diarios estadounidenses, indiferentes al encuentro

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS (21/MAY/2010).-
Con el paso apresurado, el senador republicano por Texas, John Cornyn, salió ayer de la sesión plenaria que encabezó el Presidente de México, Felipe Calderón, para mostrar su desacuerdo con el mensaje que, poco antes, había conseguido arrancar aplausos de la mayoría demócrata en el Congreso.

“Yo respeto al Presidente Felipe Calderón. Pero creo que se pasó de la raya…”, consideró el texano al comentar el discurso que el Mandatario mexicano aprovechó, entre otras cosas, para cuestionar las leyes que permiten el trasiego de armas de asalto que atizan la violencia en su país, o para repudiar la ley antiinmigrante de Arizona que criminaliza a muchos de sus conciudadanos.

“Me sentí muy incómodo escuchando al Presidente de México comentando sobre nuestras leyes y nuestros asuntos domésticos. Lo mismo sobre las leyes que permiten la venta de armas de asalto, o sobre la ley de Arizona que, tengo la impresión, no ha leído”, dijo Cornyn.

“Insisto. Tengo mucho respeto por el Presidente (Felipe) Calderón y su lucha contra los cárteles de la droga. Pero no creo que los ciudadanos estadounidenses tengan que sacrificar cualquiera de sus libertades para tratar de resolver los problemas de otros países”.

Jeff Sessions, el influyente senador por Alabama, consideró “que la solución (a los problemas de México y Estados Unidos) es reforzar la frontera, como se ha hecho en San Diego (con una triple barrera); de esta manera no pasarían las armas hacia el Sur y no pasarían indocumentados, ni drogas hacia el Norte”.

A la marea de rechazo se sumarían, minutos más tarde, un nutrido grupo de representantes republicanos que, mediante boletines distribuidos a los medios de comunicación, rechazaron el “injerencismo” del Presidente de México en asuntos domésticos:
“Es inapropiado que un jefe de Estado cuestione nuestras leyes, especialmente cuando Arizona sólo actuó en el mejor interés de sus ciudadanos y con el apoyo de 70% de su población”, dijo el senador por Utah Orrin Hatch.

Lamar Smith, el republicano de más alto rango en el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, expresó mediante un boletín que “no es correcto que el presidente de otro país venga aquí y critique a nuestra nación o nuestros estados por querer detener el tráfico de personas y de drogas, o por asegurar nuestra frontera”.

“Funcionarios de gobiernos extranjeros, como el Presidente Calderón, no deberían interferir en asuntos domésticos estadounidenses”, dijo en el boletín.

La indignada y airada respuesta de los republicanos contrastó, vivamente, con la reacción de la bancada demócrata que, no sólo aclamó el mensaje del Presidente Felipe Calderón, sino que lo consideró “sincero y diplomático”.

“Creo que ha sido un gran mensaje”, se limitó a señalar la líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Carlos Navarrete pide a migrantes votar por demócratas

El presidente del Senado mexicano, Carlos Navarrete (PRD), exhortó desde Estados Unidos a la comunidad hispana a votar por el Partido Demócrata y facilitar a la Casa Blanca negociar una reforma migratoria integral.

Navarrete diagnosticó que el voto hispano a favor de los demócratas sería clave para que el presidente Barack Obama logre transformar la política migratoria y fortalecer el marco legal para combatir el tráfico de armas en la zona fronteriza.

“No tengo ningún problema en expresar que como veo las circunstancias en el Congreso, sería útil y le serviría a México, que los migrantes den un triunfo a los demócratas para ampliar la mayoría en la Cámara y la Asamblea de Representantes, lo que posibilitaría la reforma para proteger a los migrantes”, comentó Navarrete vía telefónica.

También aclaró que con sus opiniones no pretende entrometerse en los asuntos soberanos de Estados Unidos.

El senador perredista acompañó al Presidente Felipe Calderón en su gira por Washington, y aprovechó su estancia en la capital estadounidense para iniciar una serie de reuniones con legisladores de ese país para allanar el cabildeo que se realizará en Phoenix, en el Estado de Arizona, para frenar la ley SB-1070.

El senador celebró el discurso “claro, directo y enérgico” que Calderón dio en el Capitolio para condenar la Ley Arizona.
“En ese tema, la bancada republicana reaccionó con frialdad, pero la demócrata lo hizo con mucho entusiasmo y respaldo (al Presidente Felipe Calderón)”.

El mandatario Barack Obama recomendó a Carlos Navarrete —reveló el perredista— “ayudar mucho al Presidente mexicano porque sin el apoyo del Senado nada es posible”.

Luego de visitar tres días la Unión Americana, Navarrete explicó que “es evidente que el tema de las armas y de la migración sólo será posible que transiten si en noviembre al Partido Demócrata le va bien”.
De lo contrario, argumentó el senador, “no hay que pedir algo que es inviable sin los votos de los demócratas”.

Temas

Lee También

Comentarios