Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 17 de Noviembre 2019
México | El uso del dinero, según PAN y PRI

Piden castigar irregularidades en caso Fernández de Cevallos

Guillermo Tamborrell, senador queretano dijo que deben tomarse medidas contra su bosque particular si se comprueba el abuso de poder

Por: SUN

CIUDAD DE MÉXICO.- Senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), de Acción Nacional (PAN), y del de la Revolución Democrática (PRD) señalaron que, en caso de haber violaciones a las leyes locales o federales, se debe de castigar la pretensión de instalar un bosque particular como busca Diego Fernández de Cevallos después de que adquiriera un lote de nogales bajo presuntas irregularidades.

El senador del PAN por Querétaro Guillermo Tamborrel, dijo que tal vez haya abuso de confianza, sin embargo mostró su extrañeza al señalar que Fernández de Cevallos es un político generoso con la comunidad de aquella Entidad.

Carlos Jiménez Macías, senador del PRI, dijo que de Diego Fernández puede esperarse cualquier cosa, pues siempre ha estado implicado en escándalos nacionales.

Máximo García, senador del PRD, indicó que esto sólo significaría “una raya más al tigre”, aunque lo que se demuestra es el abuso de poder de un personaje al que sólo le faltó, en este caso, mostrar su credencial de ejidatario, dijo irónico.

Tamborrel Suárez, senador panista, expresó su preocupación porque en esta acción en la que presuntamente se busca “armar” un bosque haya más daños al medio ambiente que infracciones administrativas. “Habrá que ver si, independientemente de las sanciones a que pueda haber lugar, no se ha ocasionado un daño al medio ambiente. Hay que verificar si por el retiro de estos árboles, no se erosiona el suelo donde se encontraban o se daña el ecosistema del lugar”.

El senador queretano dijo que Fernández de Cevallos es reconocido en su comunidad porque localmente ayuda a quienes se lo solicitan. “Me consta que cuando le piden apoyo para construir una carretera, un camino, un préstamo incluso, él lo ofrece o lo entrega sin nada a cambio”.

Jiménez Macías calificó como “muy grave” el hecho de que una persona pueda pretender construir un bosque particular al desplantar una docena de árboles, cuando cualquier persona se enfrenta a severos problemas cuando quiere podar el árbol de su casa cuando representa un peligro, lo que le ocurrió a él.


Existe un marco legal endeble de protección ambiental

CIUDAD DE MÉXICO.- El caso del trasplante de árboles centenarios de un ejido a una hacienda de Diego Fernández de Cevallos ubicada en Guanajuato, sin permiso de autoridad alguna, ejemplifica la endeble cultura de legalidad y de cuidado de los recursos naturales que hay en México, lo que se observa en todos los niveles sociales y económicos, coincidieron grupos parlamentarios de la Cámara de Diputados.

El diputado Alejandro Carabias Icaza (PVEM), secretario de la Comisión de Medio Ambiente, explicó la regla que ocurre en la propiedad de Fernández de Cevallos:
“A la gente se le hace fácil actuar sin solicitar autorizaciones ni pagar derechos. Se trata de una práctica generalizada, ya que pocos mexicanos tienen conciencia del cuidado que le deben a los árboles; actúan al margen de leyes y reglamentos los pudientes y los humildes”.

Cuando se trata de especies protegidas, debe actuar la autoridad federal y los otros casos son competencia municipal, a la que toca aplicar su reglamento. Los daños a los nogales trasladados pueden ser mayores, al ser ejemplares de gran diámetro. Esto lo deberán evaluar peritos”.

Gerardo Fernández Noroña afirmó que tras leer la descripción de “La Barranca”, no recuerda otra casa que compita con la del panista. “Es de niveles insultantes para la situación de la mayoría de la población; no sé si (Carlos) Slim tiene una casa así”.

Sobre todo, “¡tiene un convento del siglo 16!, que es patrimonio de los mexicanos, desde la desamortización de los bienes del clero. Es gravísimo”.

CRÓNICA

“Nadie ve por los nogales”

En la huerta de la familia Santos en San Vicente, hay silencio. Cuando el extraño llega, nadie atiende la puerta. Aquellos perros, de costillas marcadas por el hambre, ladran sin descanso y a lo lejos se escucha el arroyo de donde tomaban agua los nogales que una empresa traficó a la hacienda de Diego Fernández de Cevallos.

Mientras las autoridades municipales de Apaseo el Alto y la delegación en Guanajuato de la Semarnat declinan atender el hecho… siguen las diligencias de la Profepa sobre el daño ecológico en esta ranchería de campesinos, con familias numerosas, casas pobres, gallinas y guajolotes que andan libres.

Hoy la oficina del delegado de la Semarnat en Guanajuato, Francisco Javier Camarena Juárez, advirtió que el funcionario no se encontraba en la Entidad, argumento idéntico que se ofreció en la oficina del procurador ambiental de Guanajuato, Miguel Ángel Torrijos.

El pasado jueves, en declaraciones dadas a la reportera Refugio Domínguez, del periódico “Correo”, de Guanajuato, el funcionario habría dicho que la dependencia “no tiene opinión al respecto, dado que éste es un tema que le compete al municipio”.

En declaraciones, el presidente municipal de Apaseo el Alto –al que pertenece la ranchería de San Vicente-- insiste en que el asunto está en manos de las autoridades federales, y promete asesoría legal a la familia Santos, mientras la delegación de la Profepa ha declinado hacer comentarios.

“Vamos a ayudar a la familia, a la mejor por ahí los sorprendieron (para poder sacar los árboles que al final serían llevados a la propiedad del ex senador y otrora candidato presidencial), en estas cosas hay versiones diferentes, así que trataremos de apoyar a la familia.

“Localizamos a personas que estaban haciendo el trasplante de árboles y lo único que podíamos hacer era dar aviso a las autoridades correspondientes. Lo que pasa es que para esa acción existen permisos de la Semarnat y de la Profepa, y ellos incurrieron en un delito al no hacer el trámite correspondiente”, dice el edil.

Temas

Lee También

Comentarios