Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 16 de Noviembre 2018
México | ITINERARIO POLÍTICO POR RICARDO ALEMÁN

PRI, nueva casa de la ultraderecha

El PRI del nuevo siglo y de la presidenta Beatriz Paredes, se ha convertido en la nueva casa de la ultraderecha mexicana

Por: EL INFORMADOR

En contra de lo que plantearon sus padres fundadores —entre otros el sonorense Plutarco Elías Calles y el michoacano Lázaro Cárdenas—, el PRI del nuevo siglo y de la presidenta Beatriz Paredes, se ha convertido en la nueva casa de la ultraderecha mexicana. ¿Por qué?

Poca cosa, porque en los últimos años el Revolucionario Institucional se ha convertido en el promotor de una de las banderas fundamentales de la ultraderecha mexicana; la lucha contra la despenalización del aborto. O si se quiere, el PRI es el principal promotor del antiaborto.

Y es que a raíz de que la Cuarta Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó precisamente la despenalización del aborto —y estableció reglas claras y seguras para practicar el aborto a todas las mujeres que lo soliciten—, la derecha extrema reapareció en todo el país y se dio a la tarea de empujar una contrarreforma, que han conseguido en 17 entidades del país. ¿Y qué tiene que ver esa ultraderecha con el PRI?

Pues nada, que el tricolor fue promotor de la penalización del aborto en los estados de Yucatán, Sonora, San Luis Potosí, Puebla, Oaxaca, Nayarit, Morelos, Jalisco, Guanajuato, Durango, Colima, Chihuahua, Campeche, Querétaro, Quintana Roo, Baja California y Veracruz. Claro, más lo que se acumule.

Resulta que en medio de su estrategia para regresar al poder presidencial en 2012, los jefes del PRI —su dirigencia, liderazgos y, sobre todo, sus gobernadores— literalmente vendieron su alma al diablo. Es decir, pactaron con la ultraderecha el impulso a la contrarreforma del aborto, a cambio de apoyo para la elección presidencial de 2012. ¿Y de qué estamos hablando cuando nos referimos a la ultraderecha?

En efecto, de grupos como El Yunque, Muro, Dhiac y muchos otros que tienen una fuerte presencia entre grupos sociales empresariales de todo el país. Pero sobre todo, el pacto del PRI es con la Iglesia Católica, poderoso grupo político que retiró su apoyo al tricolor cuando en 2000 y 2006 apoyó al PAN. ¿Por qué la ultraderecha y la Iglesia Católica han regresado al redil del PRI?; redil del que salieron en los años noventa.

Se confirma, de esa manera, lo que dijimos aquí apenas el pasado 10 de noviembre, cuando al referirnos al tema titulamos el Itinerario Político de ese martes de la manera siguiente: “El Yunque, aliado de PRI, PAN y PRD”, lo que motivó malestar —entre otros— de Manuel Barttler. Lo curioso es que nadie en el PRI ha salido a explicar —no se diga a defender— lo indefendible; que el PRI tiene un nuevo aliado; la ultraderecha.

El nuevo PRI que viene. Al tiempo.

Temas

Lee También

Comentarios