Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 24 de Noviembre 2017
México | Con ese apoyo, el ex gobernador de Veracruz tuvo un meteórico ascenso en su carrera

Javier Duarte creció en la política bajo el cobijo de Fidel Herrera

Con ese apoyo, el ex gobernador de Veracruz tuvo un meteórico ascenso en su carrera

CIUDAD DE MÉXICO (16/ABR/2017).- Al inicio de su carrera política, el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, quien fue detenido ayer en Guatemala, fue apadrinado por Fidel Herrera Beltrán, quien apuntaló una meteórica carrera que lo llevó a ser subsecretario y secretario de Finanzas, diputado federal y candidato a gobernador, puesto que ganó con un total de un millón 356 mil sufragios, la votación más alta para el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la historia del Estado. Y le gustó hacer historia: por vez primera en 87 años hizo que el PRI perdiera el poder.

Su primer empleo “político” fue en la Coordinación General para la Promoción de la Participación Social de la Secretaría de Gobernación, al lado de Herrera Beltrán. Duarte debía recortar notas de periódicos sobre Veracruz y hacer un dossier de información.

Durante su adolescencia, tras la muerte de su padre, quien era entonces secretario de la Confederación Nacional Ganadera, se vio obligado a asumir el rol de jefe de familia y fue entonces cuando la familia del empresario cordobés Chava Mansur prácticamente lo adoptó y fue quien lo acercó a su ahora padrino político y su principal promotor: Fidel Herrera Beltrán, quien se desempeñaba como oficial mayor de la Cámara de Diputados federal. “Es mi formador, mi maestro, mi jefe...”, recordaba constantemente Duarte de Fidel, quien hoy goza de cabal salud política como cónsul en Barcelona, España. Fue su testigo de bodas, su director de tesis y padrino de bautizo de su hijo.

En 1997, cuando Fidel Herrera fue candidato del PRI a la diputación por Boca del Río, se volvió su promotor del voto; luego fue su secretario particular durante la campaña al Senado.

En 2004, Fidel Herrera fue gobernador y el poder de Duarte creció. Se convirtió en su brazo derecho, fue subsecretario y secretario de Finanzas y, de manera sorpresiva, candidato del PRI a la diputación federal por Córdoba, donde estuvo sólo un par de meses para luego ser candidato a la gubernatura, con 36 años de edad.

Dicharachero en su trato personal, pocas veces escuchaba a su gente cercana e incluso cada vez que le advertían de posibles conflictos los tachaba de negativos y los congelaba por meses o años.

El pasado 12 de octubre, el ex gobernador ofreció una entrevista al periodista Carlos Loret de Mola en la que anunciaba que pediría licencia al cargo para defenderse ante la ley.

A partir de ese momento, su paradero fue incierto hasta que la PGR anunció este 15 de abril su captura en Guatemala.

A SÓLO UNOS DÍAS
Tomás Yarrington

La captura de Javier Duarte se da apenas seis días después de que fuera detenido el ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, en Florencia, Italia.

Yarrington es acusado de lavado de dinero y narcotráfico.

Temas

Lee También

Comentarios