Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 17 de Septiembre 2019
México | Día Internacional de la Tierra

Faltan estudios para la eficaz protección de la biodiversidad

La contaminación por el uso de combustibles fósiles y agroquímicos, sin olvidar los efectos del cambio climático, daña a los ecosistemas mexicanos

Por: SUN

CIUDAD DE MÉXICO.- A 40 años de la adopción en el mundo del Día Internacional de la Tierra, el panorama de protección a la biodiversidad en México vislumbra un escenario poco alentador.

El desconocimiento de la situación que guardan los ecosistemas nacionales, aunado a la escasa existencia de programas para monitorear los impactos de la actividad humana y el cambio climático agravan la situación.

A la fecha, según la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), 127 especies de animales y plantas, muchas de ellas que sólo existían en el país, se han extinguido. Además, alrededor de dos mil 500 más se ubican en una situación de riesgo o bajo protección especial por parte de las autoridades, debido a que su número y/o hábitat han sido mermados.

Patricia Koleff, directora técnica de análisis y prioridades de la Conabio consideró que si no se cuenta con un diagnóstico y no se tienen sistemas de monitoreo periódico de la biodiversidad nacional, es muy difícil contrarrestar el embate sobre el medio natural en México.

Detalló que los impactos de la acción del hombre en el medio naturales son visibles en el “colapso” de las pesquerías. Explicó que en este sector se ha tenido que cambiar el tipo de peces que se consumían anteriormente por especies nuevas, además de que el tamaño ha disminuido en las últimas décadas.

La Conabio dijo que existen factores “directos” que impactan y amenazan a las especies, entre los que se encuentran la destrucción, deterioro y fragmentación de hábitat generado por la agricultura, ganadería, desarrollo urbano y construcción de infraestructuras.

Además de la sobreexplotación legal e ilegal (como tráfico ilegal de especies) e indirecta (como la pesca incidental). También el problema que existe por la introducción de especies exóticas (voluntaria y accidental); debido a que éstas compiten, depredan, transmiten enfermedades y modifican los ambientes afectando a las especies nativas.

Koleff afirmó que la flora y la fauna han sido afectadas por igual. Aunque enfatizó que “no es nada más la afectación en la especie, sino el impacto en el ecosistema. Es un efecto en cascada que puede provocar grandes conflictos ambientales”.

Agregó: “Faltan acciones, recursos y capacidades, pero también hace falta una sociedad más civilizada. Que se tengan alineadas las políticas sobre el medio ambiente en los tres niveles de Gobierno, para tener una visión del país que queremos y del que heredaremos”.

Sitios vulnerables

Carlos Galindo, director de comunicación científica de la Conabio, dijo que existe una relación entre la accesibilidad y productividad de los espacios naturales con la degradación de los mismos.

Los sitios más vulnerables, comentó, son los que son más fáciles de colonizar por la agricultura y la ganadería, representados principalmente por pastizales. Agregó que las zonas que tiene un mayor grado de conservación son lugares con pendientes, con suelos no productivos o aquellas que se inundan con facilidad.

Informó que la mayor parte de los ecosistemas áridos están “sobrepastoreados”, debido al uso de la ganadería extensiva en zonas abiertas.

Expuso que “todo lo que es inaccesible o que es poco productivo se salva, lo que es productivo y accesible es lo primero que será degradado”.

Dijo que debería existir un monitoreo anual o bianual de todos los ecosistemas, que pudiera proveer de información para saber el impacto o retroceso de la acción humana en la naturaleza.

El factor de cambio más importante en el medio ambiente, aseguró, es el incremento de la población humana. La población, agregó, buscará satisfacer su demanda por bienes y servicios, por lo que los programas de conservación deberán incluir al ciudadano promedio como parte de la estrategia para contrarrestar las afectaciones al ambiente.

Nota relacionada: Cabo Pulmo, ejemplo de conservación

Temas

Lee También

Comentarios