Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 19 de Noviembre 2017
México | Francisco Agustín Arroyo Vieyra cobró un depósito ahí por un trabajo que no difundió

Embajador mexicano ocultó 1.2 MDD en Andorra, revela El País

El diario español averigua que Francisco Agustín Arroyo Vieyra cobró un depósito ahí por un trabajo que no puede difundir
Arroyo Vieyra presidió la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados entre 2012 y 2013. NTX / ARCHIVO

Arroyo Vieyra presidió la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados entre 2012 y 2013. NTX / ARCHIVO

GUADALAJARA, JALISCO (14/SEP/2017).- El embajador mexicano en Uruguay, Francisco Agustín Arroyo Vieyra, ocultó 1.2 millones de dólares en una cuenta en Andorra, según documentos a los que tuvo acceso el diario El País.

Según dicho periódico, Arroyo Vieyra, de extracción priista, cobró en la Banca Privada d'Andorra el depósito proveniente de un despacho de abogados de la Ciudad de México.

Este banco en Andorra fue intervenido en 2015 por autoridades locales. Sus directivos fueron procesados por corrupción después de que Estados Unidos alertara de que el crimen organizado mexicano y colombiano, y empresas como Odebrecht, lo usaban para blanquear capitales y pagar comisiones ilegales a políticos de varios países.

En lo que respecta al caso del embajador mexicano, la cuenta se abrió entre 2011 y 2012 y le perteneció a Arroyo Vieyra durante al menos tres años. El embajador aseguró que cerró el depósito, regularizó su situación, y declaró sus ingresos a la SHCP.

El diplomático mexicano dijo a El País que el pago es por un trabajo que no puede revelar, y reconoció su error al cobrar los fondos en Andorra.

Arroyo, quien presidió la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados entre 2012 y 2013, explicó: "Fue un pago de honorarios de mi despacho. Fui legislador y abogado postulante privado durante 25 años. Algún día me lo pagaron por ahí, pero ese dinero está en México y pagué impuestos. Tengo mi declaración fiscal en orden".

Comentó a dicho diario que por años trabajó junto a Pedro Raymundo Salinas Arrambide, socio administrador de Salinas Arrambide y Asociados, el cual tiene pendiente un cobro de tres millones de dólares en ese banco.

"El origen del dinero es lícito, mis impuestos están pagados y mi conciencia tranquila", justificó.

Temas

Lee También

Comentarios