Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 20 de Enero 2019
México | Mal manejo de empresas

Desechos industriales, amenaza latente

La mayoría es arrojada a los rellenos sanitarios, a los arroyos, a las barrancas, a los patios de las industrias

Por: SUN

CIUDAD DE MÉXICO (24/JUL/2011).- Cada año, a partir de distintos materiales como el cadmio, el cromo y el uranio, entre otros, se genera en el país más de un millón de toneladas de desechos industriales peligrosos, y la gran mayoría de ellos es arrojada a los rellenos sanitarios cercanos a pueblos y ciudades, a los arroyos, a las barrancas, a los patios de las industrias, etcétera.

“Allí son depositados clandestinamente y, en ocasiones, cobijados por la corrupción”, dice Luis Miguel Mitre Salazar, investigador del Centro de Geociencias, Campus Juriquilla.

Algunas empresas aseguran que manejan adecuadamente los desechos hospitalarios, pero en realidad los depositan en un simple banco de material, que es un agujero que se abre conforme se saca arena y grava para construir carreteras o casas. Otras empresas, en cambio, tienen sus propios hornos, donde incineran ese tipo de residuos de acuerdo con la ley vigente.

Mina es una población localizada al noroeste de Monterrey, en Nuevo León, que puede considerarse el único confinamiento de nuestro país con las características óptimas para recibir este tipo de residuos peligrosos.

“En el Centro de Geociencias hicimos los estudios de factibilidad geológica que pide la ley y que nos solicitó una empresa que posee la tecnología necesaria para disponer de desechos industriales peligrosos hasta en un pantano, uno de los ecosistemas más frágiles del planeta. Dicha tecnología consiste en meter los desechos dentro de una malla sintética de plástico y ponerlos en una cápsula, lo cual permite que floten, como en una balsa, pero sin interaccionar con el ecosistema”, señala el investigador universitario.  Éste es un ejemplo de acción correcta y eficiente, pues, una vez que se encapsulan, los desechos no tienen forma de salir y contaminar.

“Es muy parecido a lo que establece la ley mexicana para los desechos municipales domésticos. En prácticamente cualquier parte se pueden hacer rellenos sanitarios, siempre y cuando los desechos se aíslen de esta manera”, comenta Mitre Salazar.

Como en otros sitios de disposición de residuos domésticos, en el confinamiento de Mina se está aprovechando el gas metano que se forma ahí mismo por la descomposición de materia orgánica, para generar energía eléctrica equivalente, en este caso, a la requerida por el Metro de Monterrey.

El de Mina es un confinamiento al que llega cada vez menos basura porque los industriales se dieron cuenta de que mucha de ella podían reciclarla. Así, por ejemplo, las botellas de plástico PET ya no llegan a él. Únicamente está recibiendo, además de desechos industriales no peligrosos, basura orgánica para producir composta.

Temas

Lee También

Comentarios