Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 20 de Enero 2019
Jalisco | Insuficientes, obras en Canal Santa Catalina

Vecinos perciben poca mejora tras obras en zona de López Mateos

Residentes de las colonias Moctezuma, Cuauhtémoc o Tepeyac son los más afectados en las fuertes tormentas

Por: EL INFORMADOR

El 2012 fue uno de los peores años en materia de inundaciones en la zona. El agua alcanzó un metro de altura en algunas calles. EL INFORMADOR / ARCHIVO.

El 2012 fue uno de los peores años en materia de inundaciones en la zona. El agua alcanzó un metro de altura en algunas calles. EL INFORMADOR / ARCHIVO.

GUADALAJARA, JALISCO (29/SEP/2014).- En la zona de López Mateos y Mariano Otero, los vecinos piensan en la distribución de sus colonias con una descripción que uno pensaría que ajusta sólo a los ambientes boscosos o campiranos: aquí las cosas ocurren aguas arriba o aguas abajo.

Ciudad del Sol está aguas abajo. En sus zonas más bajas –sobre todo en la Avenida López Mateos, pero también en Moctezuma, Cuauhtémoc y Tepeyac– las inundaciones de cada temporal no dejan circular. Pero, además, las alcantarillas se botan y el agua ha llegado a meterse a las casas.

Por ello, explica Enrique Ávalos, gerente de la Asociación Civil Colonos Ciudad del Sol, hay vecinos que han tenido que modificar sus casas: han crecido las bardas y colocado escaleras en las cocheras, que funcionan como diques.

La otra afectación directa es a sus vehículos: cada inundación, alrededor de tres o cuatro quedan varados y, en algunos casos, con fallas mecánicas y eléctricas.

Ávalos señala que, a pesar de las inversión de más de 367 millones de pesos entre 2006 y 2013, en obras para aminorar las inundaciones, esto no ha ocurrido. A las obras en el Canal Santa Catalina, las describe como algo admirable, pero que se quedó en el intento.

Además, no están convencidos de que invertir más en el canal sea una solución: desde su óptica, la falta de bocas de tormenta aguas arriba resulta en que la única agua que capta el Canal Santa Catalina es la que le cae directamente del cielo.

Mientras, siguen batallando al estar ubicados aguas abajo en una cuenca –la de El Chicalote– a la que se dio poca importancia cuando toda esa zona de la ciudad se comenzó a urbanizar en los años sesenta.

Así, una de las grandes consecuencias es el daño a los pavimentos: los baches y las grietas. Organizados como en pocas colonias, los vecinos de Ciudad del Sol se hacen cargo de su reparación, en la que invierten alrededor de 50 mil pesos mensuales cuando las hacen, aunque no se dan abasto. La última vez que las autoridades reencarpetaron esas calles –la mitad de ellas, al menos– fue en 1990, dice. Los colonos también se hacen cargo del desazolve.

Otras administraciones les habían prometido un millón 200 mil pesos, tanto para banquetas como para pavimentación, pero esto se ha cumplido. A mediados de este año, se acercaron al actual gobernador Aristóteles Sandoval, los atendió su secretario particular, pero hasta ahora no han recibido respuesta, señala.

Aguas arriba, en Jardines del Sol, cada temporal los vecinos ven convertirse sus calles en arroyos aunque, por fortuna, no en lagunas.

Gerald Danker, presidente de la Asociación Vecinal Jardines del Sol, tiene otro temor. Los planes del Ayuntamiento zapopano para densificar la zona, que no tiene la infraestructura suficiente, agravaría las inundaciones.

“Si hacen la densificación en esta área que están platicando, porque es aproximadamente 10 veces más grande, van a llegar otros 90 millones de litros de agua a la zona (de López Mateos y Mariano Otero)”, afirma el representante vecinal. “Primeramente, cuando alguien quiere construir o hacer algo, primero es la infraestructura”.

Mientras, comparte el diagnóstico que hacen sus vecinos de Ciudad del Sol sobre la funcionalidad del Canal Santa Catalina: “No funciona”.

OPINIÓN
Agenda ocupada


En Expo Guadalajara y la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de Guadalajara argumentaron problemas de agenda para conceder una entrevista sobre este tema.

LA VOZ DEL EXPERTO
Urge plan integral

Luis Valdivia Ornelas
(profesor investigador titular del Departamento de Geografía y Ordenación Territorial de la Universidad de Guadalajara)

La ampliación del Canal Santa Catalina poco hará para remediar las inundaciones en la zona de López Mateos y Mariano Otero, pues lo que se necesita es un plan más integral, consideró Luis Valdivia Ornelas, profesor investigador titular del Departamento de Geografía y Ordenación Territorial de la Universidad de Guadalajara.

De hecho, antes que eso, es necesario estudiar más –y desde varias disciplinas y no sólo la ingeniería– cómo se comporta el agua en una cuenca que ya está totalmente urbanizada.

“Se tiene que entender bien cómo está funcionando el sistema. Se están haciendo obras aisladas. La propuesta es entender muy bien cómo está funcionando el sistema, entender muy bien los volúmenes de agua que se están generando (…). Se tiene que hacer un trabajo hidráulico urbano muy específico y no se ha hecho”.

Abunda en que “falta investigación por hacer y falta que se incorporen otros especialistas para evaluar de manera más integral el comportamiento del agua. Todo se va con el tema, digamos, ingenieril, pero no es la solución la parte ingenieril sino un tema complementario: hay que entender mejor el comportamiento del agua en cuencas urbanizadas”.

Las inundaciones en la zona se explican porque la geografía de la ciudad incluye dos cuencas que nacen en el Cerro de El Colli: la de El Arenal y la de El Chicalote. Sobre la última se construyeron lugares tan importantes como centros comerciales, Expo Guadalajara y el Mercado de Abastos, así como todas las colonias que las circundan. Cuando llueve, el agua reconoce ese cauce.

La urbanización de la zona, en los años sesenta, se dio a pesar de que esto ya se conocía, pero se subestimó el impacto pues, al haber tan pocas construcciones, la mayoría del agua se infiltraba a la tierra. Ahora, cuando hay una plancha de cemento y asfalto en toda esa cuenca, al agua no le queda de otra más que convertir las calles en arroyos y, en algunos casos, en lagunas.

“Se generó una plancha de concreto, se disparó la impermeabilización y, ante la falta de infraestructura y la pérdida del cauce natural, pues el agua comenzó a correr por las calles”.

Para Valdivia ha sido la visión reduccionista de tratar estos temas sólo desde un punto de vista ingenieril, lo que ha atorado una solución.

“Son problemas muy complejos que no se resuelven con obras puntuales: tienen que ver con un conjunto de obras a corto, mediano y a largo plazo pero sí se tiene que actuar”.

De hecho, el Departamento de Geografía le envió este mes al SIAPA el proyecto: Evaluación histórico-territorial de los anegamientos en el Área Metropolitana de Guadalajara, en el que promueven la creación de un diagnóstico desde varias visiones.

“No necesitamos hacer las grandes obras para resolver el problema sino hacer una gran cantidad de acciones pequeñas que permitan regresar un poco a las condiciones antes del proceso de urbanización”.

Entre las buenas prácticas que se tendrían que tomar de ciudades como Buenos Aires o Barcelona, dijo el experto, están el aprovechamiento de espacios verdes como parques y camellones; crear pozos de infiltración en el Parque Metropolitano y colocar depósitos de tormenta en lugares en los que no hay infiltración por ser planchas de concreto, como centros comerciales, naves industriales y estacionamientos.

PROYECTAN AMPLIAR CANAL SANTA CATALINA
Esperan recursos Gobierno y constructores


Aunque los más de 367 millones de pesos que se han invertido en obras para aminorar las inundaciones en la zona de López Mateos y Mariano Otero no han acabado con el problema, las autoridades estatales confían en que otros 460 millones sí lo hagan.

Actualmente, el Canal Santa Catalina ya tiene 1.3 kilómetros de extensión, pero para que sea completamente funcional el proyecto oficial indica que sean cinco kilómetros. Por ello, este proyecto ya está en manos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y esperan obtener el visto bueno y técnico para solicitar recursos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

“Esperamos nada más que ellos hagan su trabajo de validar, revisar, validar y dar visto bueno al proyecto para que, en un momento dado, después de esta validación, podamos inscribirlo en cualquiera de los programas inclusive federales que tiene la Conagua para protección a centros de población contra inundaciones”, dijo Isidro Rubio, coordinador de Proyectos Hidráulicos de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública.

“Se buscaba también la posibilidad de inscribirlos, también a través de la Conagua, en la Secretaría de Hacienda que es algo también que no dejamos de lado”.

Añade que “desafortunadamente, la inscripción de proyectos ante Conagua para la cartera de proyectos ante la Secretaría de Hacienda ya pasó, fue a finales de agosto (…) para etiquetar recursos para las obras del próximo año”.

Con todo, el funcionario no descartó que el próximo año pudieran bajar recursos de algún fondo federal o, incluso, del Consejo de la Zona Metropolitana de Guadalajara para, por lo menos, empezar las obras.

Mientras, aunque reconoció que el problema no está solucionado, defendió la aportación de las obras de Santa Catalina.

“Lo que sí puedo asegurar, porque esos datos sí los tenemos nosotros, es la cantidad de volumen que el canal ha captado desde que se construyó hasta la fecha en cada temporal de lluvias: nada más y nada menos se retienen cerca de 400 mil metros cúbicos de agua”.

Esa cantidad de agua equivale al consumo por un día de poco más de un millón 951 mil tapatíos –el Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado calcula que cada uno consume 205 litros diarios–.

“De alguna manera, si esa cantidad no se retuviera allá, la vendríamos encontrando ahí mismo: cruzando López Mateos”.

FRASE

"
Esperamos que la Conagua haga su trabajo de validar, revisar y dar visto bueno al proyecto para inscribirlo (y conseguir los 460 millones de pesos para ampliar el Canal de Santa Catalina) "

Isidro Rubio,
coordinador de Proyectos Hidráulicos de la SIOP.

SIAPA
Sin respuesta


Se solicitó una entrevista a funcionarios del SIAPA, pero no hubo respuesta para hablar sobre las obras proyectadas del Programa Integral de Aguas Pluviales.

¿Y el Ayuntamiento?

La Dirección de Protección Civil y Bomberos de Zapopan no pudo responder a la pregunta de cuántas inundaciones en la zona han atendido en este temporal, pero dijo que en todo el municipio han sido 82 hasta el 9 de septiembre.

Mientras, el impacto del canal no es muy perceptible, reconoció Benjamín Cárdenas Chávez, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción delegación Jalisco: lo hará cuando se acabe la obra.

De contar con los 460 millones de pesos adicionales que el Gobierno estatal pretende inyectar a la obra, los cinco kilómetros del canal estarían listos antes del próximo temporal, calculó el representante de los constructores, y los trabajos generarían alrededor de dos mil empleos directos.

Cuestionado sobre medidas alternativas, Cárdenas Chávez consideró que no hay muchas opciones además de apostarle a ese canal. Desafortunadamente, ni siquiera esa obra garantiza una solución definitiva para las inundaciones de la zona, aunque sí se mitigarían, explicó Isidro Rubio. “Vendrá a mitigar, no a solucionar definitivamente, porque para eso habrá que hacer grandes obras, que ya están planeadas a través del Programa Integral de Aguas Pluviales, que el SIAPA cuenta con este catálogo de proyectos para mitigar las inundaciones en la ciudad”.

Gobiernos federal y estatal
Las inversiones


El Gobierno estatal respondió a una solicitud de información por la Ley de Transparencia sobre las inversiones que se han hecho para evitar las inundaciones en la zona:

Año Origen de los recursos Inversión

2006 Estatal 1’961,277

2007 Estatal 2’864,562

2008 Estatal y federal 184’877,170

2009 Federal 152’734,795

2010 Estatal y federal 18’723,362

2012 Federal 203,467

2013 Estatal 5’805,389

Total 367 millones 170 mil 25.60 pesos

Nota: En una ficha informativa, la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública señaló que para acabar el Canal Santa Catalina se necesitan: 460 millones de pesos.

VOCES
Los vecinos


Nadie hace nada y todo sigue igual. Como que ahora, en vez de tratar de resolver el problema, sólo dan indicaciones de: ‘No pases por ahí’.

Susana Delgado Astorga, vecina.

Si estamos en la casa y ya se soltó el tormentón, de plano no salimos. Si estamos fuera de la casa y llovió por la zona, preferimos esperar para que baje la inundación.

Adriana Delgado, vecina.

Empieza a llover y los clientes se esfuman: es como si desaparecieran. Es por lo mismo, pues los clientes ya saben que se inunda y que es prácticamente imposible moverse por aquí.

Diego Acosta, gerente de una tienda de ropa.

La mayoría de los clientes se mete a esta tienda y se esperan hasta que baje la inundación o hasta que venga Protección Civil a destapar la alcantarilla (…). Tarda como media hora en llegar Protección Civil.

Victoria Escobedo, empleada de una boutique.

LA CIFRA

14 mil personas viven en un kilómetro a la redonda de la zona de López Mateos y Mariano Otero.

7 mil vehículos cruzan por López Mateos y Mariano Otero cada hora.

460 millones de pesos se requieren para las obras que abatirían las inundaciones en la zona.

367 millones de pesos se han invertido desde 2006 contra las inundaciones en la zona.

184.8 millones de pesos se invirtieron en 2008 en la zona entre los gobiernos estatal y federal.

Sigue: #debateinformador

¿Qué rutas alternas elige en cada fuerte tormenta para evitar las inundaciones en la zona de López Mateos y Mariano Otero?

Participa en Twitter en el debate del día @informador

Temas

Lee También

Comentarios