Sábado, 18 de Enero 2020
Jalisco | Desde antitranspirantes especiales hasta intervenciones quirúrgicas pueden controlarla

Sudoración excesiva

La hiperhidrosis puede limitar la interacción, y aunque se desconoce qué la origina, existen tratamientos para controlar las glándulas sudoríparas

Por: EL INFORMADOR

Aún no se sabe qué origina la sudoración excesiva, conocida como hiperhidrosis y que se presenta por el aumento patológico de la sudoración debido a una alteración de las glándulas sudoríparas.

Las glándulas sudoríparas producen el sudor. Cuando se padece hiperhidrosis el sudor es excesivo, situación que se torna molesta para el paciente ya que esta condición suele presentarse desde la niñez.

Estas glándulas se encuentran en la frente, nariz, axilas, esternón, ingles, palmas de las manos y plantas de los pies.

Las personas con hiperhidrosis pueden tener momentos de sudoración excesiva incluso cuando se encuentran pasivos o cuando viven en un clima fresco; difícilmente los verá abrigados en alguna época del año.

Salvo las molestias que presentan en el paciente, las complicaciones médicas por hiperhidrosis son escasas, y tienen que ver con maltrato en la piel e infecciones cutáneas.

¿Cuándo se presenta?

Son varios los momentos en que se presenta un estado de sudoración excesiva, pero las causas más frecuentes son  cuando se tienen emociones como el miedo, la angustia o la ansiedad.

Estas crisis suelen ser intermitentes, no están presentes todo el tiempo y dependen mucho, además de que se presentan sin duda en época de calor, también tienen que ver con el grado de excitación emocional del paciente.

Además de los ambientes calurosos y el estado de ánimo, el ejercicio intenso, la menopausia o el embarazo suelen provocar sudoración excesiva de forma generalizada en todas las zonas que cuentan con glándulas sudoríparas. En estos casos se le denomina hiperhidrosis secundaria, ya que debido a su estado presentan estas crisis. Una vez superado, desaparecerán.

Otros casos de hiperhidrosis secundaria son ansiedad, cáncer, hipertiroidismo, cardiopatía, enfermedad pulmonar, Parkinson, lesión de médula espinal, accidentes cerebrovasculares, entre otros.

¿Influye la comida?

Algunos pacientes han reportado sudoración intensa en frente, labio superior, alrededor de la boca y en el pecho luego de consumir alimentos picantes, tomate, café, sopas de sobre y chocolate.


Si usted padece hiperhidrosis y quiere evitar una crisis de sudoración excesiva, evite consumir alimentos condimentados o que contengan cafeína.

Función del sudor

El sudor ayuda al cuerpo humano a permanecer fresco y en la mayoría de los casos se presenta en una cantidad que es normal y generalmente es cuando las personas se ponen nerviosas, se enojan, se avergüenzan o sienten temor, pero en el caso de las personas con hiperhidrosis, la sudoración es excesiva, las glándulas sudoríparas son en extremo activas, la sudoración es incontrolable y puede llevar al paciente a presentar molestias físicas o emocionales.

Las molestias emocionales se presentan en su mayoría cuando los pacientes son niños, ya que el hecho de sudar demasiado los limita para interactuar con otros pequeños, situación que puede marcar su personalidad.

Algunos niños se sienten avergonzados cuando al tomar un juguete lo mojan con sudor o cuando están en la escuela y les es imposible no mojar la libreta y es por esto que en ocasiones prefieren no convivir con otros pequeños.

¿Cómo detectarla?


Aunque para un paciente es evidente cuando padece de sudoración excesiva, existen varias formas en las que un doctor puede detectarla a través de pruebas como la de yodo-almidón, que consiste en aplicar una solución de yodo en el área que presenta sudoración, luego cuando se seca se aplica almidón y la parte que presenta exceso de sudor se torna de color azul intenso.

Existe también la prueba con papel: se pone papel especial en el área para absorber el sudor y luego se pesa para saber cuál es la cantidad del fluido.

Tratamientos:


Antitranspirantes

Son lociones que se aplican en la piel del área afectada, elaborados a base de clorhidróxido de aluminio en variables concentraciones. Son de bajo costo aunque su efectividad es reducida sobre todo en personas con hiperhidrosis en las manos, ya que es más cómodo aplicar en las axilas.

Lontoforesis:


Es la aplicación de corriente galvánica a través de un aparato diseñado para este fin. La corriente logra disminuir la producción de sudor por las glándulas sudoríparas en un porcentaje variable, sólo que al dejar de aplicar este método el padecimiento regresa.

Aplicación de toxina botulínica:


Sabido es que la toxina botulínica paraliza el músculo e inyectado en la zona con hiperhidrosis logra la disminución muy significativa en la producción de sudor en el área donde se aplica. Su efecto es también temporal.

Liposucción de glándulas sudoríparas:


Este método sólo se aplica en la axila y consiste en remover las glándulas sudoríparas de esta área para reducir la cantidad de sudor que se produce en esta zona.

Simpatectomía torácica endoscópica:


Es la opción para casos graves. Se recomienda para los pacientes con sudoración excesiva en las manos, ya que no es tan efectivo para la transpiración en las axilas. La cirugía cierra la señal que le ordena al cuerpo sudar excesivamente y se realiza con anestesia general.

El doctor realiza dos o tres cortes pequeños bajo el brazo y se colapsa el pulmón del paciente para tener más espacio para trabajar, se inserta el endoscopio (una pequeña cámara) para poder guiar al cirujano al nervio asociado con la glándula hiperactiva, la extrae o la destruye; luego el pulmón se restablece y la herida se sutura.

Después, el especialista realiza un procedimiento idéntico en el otro lado del paciente. La intervención dura aproximadamente media hora y los pacientes pueden irse a su casa al día siguiente, aunque pueden experimentar dolor por más de seis o siete días. Esta intervención debe ser realizada por un especialista, pues tiene ciertos riesgos como el daño arterial.

La intervención no garantiza que termine la sudoración excesiva, ya que la mitad de los pacientes recaen luego de la cirugía.

Temas

Lee También