Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 22 de Enero 2019
Jalisco | Tapatíos celebran la Independencia de México en el Centro tapatío

Proclaman su independencia gastronómica

La procesión de comida callejera avanza en sentido contrario al desfile cívico militar que antes de las 10 de la mañana desató la impaciencia de los asistentes

Por: EL INFORMADOR

Los niños, de los más entusiasmados por el desfile cívico militar del 16 de Septiembre. EL INFORMADOR F. Atilano  /

Los niños, de los más entusiasmados por el desfile cívico militar del 16 de Septiembre. EL INFORMADOR F. Atilano /

GUADALAJARA, JALISCO (16/SEP/2014).- El desfile gastronómico del 16 de Septiembre comenzó antes de las nueve de la mañana sobre los cruces de las avenidas Alcalde y Normalistas, en las costas del Centro de Guadalajara.

El desfile de tamales y atole champurrado, tacos al vapor, barras de amaranto, bolis congelados, lonches en bolsa, y un sinfín de garnachas, avanzó en sentido contrario al desfile cívico militar que antes de las 10 de la mañana desató la impaciencia de los asistentes, quienes, parados sobre la banqueta, contaminaron con chiflidos desaprobatorios la presencia del gobernador Aristóteles Sandoval y del alcalde tapatío Ramiro Hernández. Pero también festejaron la asistencia del director de Protección Civil del Estado, Trinidad López Rivas.

Antes, durante y después del evento, los vendedores se apropiaron de las calles. Rondaban por Alcalde e ignoraban las indicaciones de los inspectores municipales, quienes, como si estuvieran jugando al gato y al ratón, les pedían una y otra vez que ofrecieran sus productos en las banquetas.

El lento desfile enervó a algunos de los tapatíos y los empujó a guarecerse del hambre en algunos de los puestos de hot-dogs, tacos de olla o carnes asadas que salpicaban Plaza Universidad, Plaza Guadalajara, Plaza de la Liberación y cualquier resquicio del centro de Guadalajara.

Los caminantes salivaban de antojo por el humo que se desprendía de la siseante la carne asada; por la frescura de la fruta picada y por el vapor seductor que se escapaba de los carritos de hot-dogs.

Sin embargo, algunos comensales banqueteros de la Avenida 16 de Septiembre proclamaron su independencia estomacal al zamparse tamales rojos o dulces. Se empujaban la masa con un trago de refresco templado o ardiente atole. Quizás la resistencia que los mexicanos muestran hacia este estallido calórico es una muestra de su herencia precolonial.

En el libro Historia general de México, publicado por el Colegio de México, José Luis Lorenzo afirma que el consumo del maíz silvestre pudo haberse iniciado a finales del Cenolítico superior (7000 a.C. al 5000 a.C.). El investigador agrega que desde los orígenes del Protoneolítico (5000 a.C. al 2500 a.C.) se encontró, con gran abundancia, el consumo del maíz silvestre. En la segunda mitad de este horizonte se encuentra el que es considerado el primer maíz cultivado, base del tamal.


EL INFORMADOR / GONZALO JÁUREGUI

Temas

Lee También

Comentarios