Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 16 de Noviembre 2018
Jalisco | El hábito de fumar es considerado como una herramienta o muleta, que la persona usa cuando no sabe, o no puede manejar alguna emoción

Médicos respaldan la Ley Antitabaco, fumadores sienten discriminación

Tan sólo en el Hospital Civil de Guadalajara, el 98% de los casos atendidos de cáncer de pulmón, es ocasionado por la adicción al tabaquismo, o bien, vivir cerca de él

Por: EL INFORMADOR

Estar en contacto con el humo de un cigarrillo, ya sea de manera activa o pasiva, incrementa las probabilidades de padecer enfermedades como cáncer de pulmón, enfisema pulmonar, mala circulación, arteriosclerosis y padecimientos demenciales. Pero también afecta en lo estético, pues provoca alteraciones en la piel y envejecimiento prematuro, sobretodo en las mujeres.

Tan sólo en el Hospital Civil de Guadalajara, el 98% de los casos atendidos de cáncer de pulmón, es ocasionado por la adicción al tabaquismo, o bien, vivir cerca de él.
Que "ya se habían tardado", señaló el director general de la institución, Jaime Agustín González Álvarez, al referirse a la implementación de la Ley de Protección a la Salud de los no fumadores, también llamada "Ley Antitabaco", que el Senado de la República aprobó a nivel nacional.

"Nos tardamos en aprobar la ley. Esto es algo que se debió de haber aprobado desde hace mucho tiempo. Si vamos a un restaurante, y nos sentamos en el área de no fumar, de todos modos se sale oliendo mucho a cigarro, eso sin contar el daño que ocasiona".
Según el médico, el estar en contacto directo con el humo que se genera cuando alguien fuma, es completamente dañino para el fumador y para el acompañante, pues el cigarro contiene 21 bencopirenos, un hidrocarburo aromático potencialmente carcinógeno, que está comprobado científicamente, que produce cáncer de pulmón.

Además de este tipo de cáncer, el humo de tabaco puede llegar a ocasionar cáncer de boca, lengua, esófago, laringe y páncreas, tan sólo por mencionar algunos.
El director confía en que la polémica "Ley Antitabaco", se aplique puntualmente en la Ciudad de México, y próximamente en el Estado de Jalisco.

"Lo que hemos visto como modelo a seguir, es lo que ha estado pasado en Estados Unidos y otros países, donde se ha respetado el área de fumar y de no fumar".
El hecho de que las personas que fuman, tengan que estar aisladas de las que no tienen esa adicción, como lo marca la "Ley Antitabaco" tienen fundamento. El galeno menciona que existen muchos casos de personas que no fuman y llegan a padecer cáncer de pulmón, tal como las esposas de los fumadores empedernidos.

"El tabaquismo es un flagelo, que se debe regular un poco más con campañas más intensas, donde se invite a la gente a dejar de fumar".

Enfermedad emocional

Frases como "sal de la casa", "hueles muy feo", o "no me beses", son tan solo algunas de las palabras que las personas que no tienen la adicción al tabaco, dicen a los que sí la tienen.

De acuerdo con la encargada del área de psicología de la Clínica Para Dejar de Fumar, del Antiguo Hospital Civil "Fray Antonio Alcalde", Martha Juárez García, muchos pacientes en rehabilitación han expresado su tristeza al grado del llanto, porque su familia o amigos los discriminan por el hecho de fumar.

"Son personas que tienen una enfermedad, y los estamos tratando como si fueran unos delincuentes. Sienten el rechazo de los suyos, y si no tienen la conciencia real del daño que ocasiona el cigarro, la postura de los que fuman es que les están negando un derecho que tienen. La 'Ley Antitabaco' también deberá de tomar en cuenta el lado humano de los fumadores".

Cuando un fumador comienza a tener información del todo el perjuicio que hace a su propio organismo y la afectación hacia terceros, su visión empieza a cambiar y poco a poco va dejando la adicción.

En el área de la psicología, el hábito de fumar es considerado como una herramienta o "muleta", que la persona usa cuando no sabe, o no puede manejar alguna emoción, sobretodo con la comunicación verbal.

Según la psicóloga, el ser humano recurre al tabaco como forma de evadir determinada situación, pues tiene un efecto placentero.

En cuanto a la adicción física, los receptores de la nicotina, a nivel hipotalámico, se suplen con una proteína y esto genera que la nicotina busque estar interactuando con este receptor.

Tal es el caso de las personas que necesitan ponerse parches de nicotina, fumar en ayunas o incluso levantarse de madrugada para "echarse un cigarrito".

La carga emocional de la adicción es muy fuerte, pero algunas veces, la cantidad de cigarros consumidos no tiene que ver con los problemas de las personas.

"Si el problema emocional de una persona es grande, necesitarán trabajar más en lo psicológico. Hay gente que fuma poco y su problema emocional es muy fuerte, y hay
gente que se fuma hasta tres cajetillas al día y su problema emocional es muy pequeño".

Dejar el cigarro, cuestión de fuerza de voluntad

La Clínica Para Dejar de Fumar, ubicada en las instalaciones del Hospital Civil "Fray Antonio Alcalde", ofrece a los fumadores una oportunidad de vivir mejor, tener una vida más saludable y por supuesto, decirle "adiós" al cigarro.

Para poder ingresar a la clínica, el paciente debió haber intentado dejar el cigarro, por lo menos en tres ocasiones, y haber fracasado.

Se trata de un proceso de 10 sesiones, con duración de dos meses y medio, en donde los pacientes reciben apoyo de neumólogos, cardiólogos, trabajadoras sociales y psicólogos, que ayudan a hacer que el entorno social facilite al paciente dejar de fumar.

La psicóloga Juárez García refiere que los pacientes reciben terapias de corte conductivo conductual, en donde se les enseña a hacer conciencia del acto de fumar, pidiéndoles un registro de los momentos en que se llevan un cigarrillo a la boca y a qué horas, induciéndolos a pequeños cambios en la rutina, que hacen que el cerebro vaya quitando el hábito; además de manejar información y concientización del proceso adictivo y las repercusiones a la salud de forma específica.

"Lo importante es empezar a desenganchar la satisfacción que da el cigarro y lo tomen como una única relación de ellos con el cigarro y no con todo lo que les rodea".
La idea es que no relacionen el cigarro con algo satisfactorio, al contrario, que lo refuercen de una manera negativa, como pensar en el daño que hace, o con la muerte de un conocido que murió por alguna enfermedad relacionada con el tabaquismo.

El próximo mes de junio, la clínica cumple un año en operación, con un total de 60 personas atendidas en el proceso.

"Muchos terminan de fumar y otros desertan, pero por lo menos logramos que disminuyan la cantidad de cigarros que fuman. Hay un porcentaje de deserción del 20 al 30%, es decir, alrededor de 15 personas dejan de acudir y 35 dejaron la adicción de forma definitiva".

La ley

El Senado de la República aprobó la Ley General para el Control del Tabaco, que prohíbe fumar en espacios públicos cerrados; impone sanciones hasta de 36 días de cárcel a quien no acate esta disposición y obliga a las empresas tabacaleras a colocar en las cajetillas imágenes sobre los efectos del consumo de cigarrillos.

En estos lugares se permitirá fumar pero el área para hacerlo no podrá ser mayor al 30% de la superficie total, y tendrá que esta separada por una barrera física.

Contacto

Para aquellos interesados en dejar de fumar, llamar al 36 14 29 57 y 36 58 32 17

EL INFORMADOR 06-04-08 IJALH

Temas

Lee También

Comentarios