Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 16 de Enero 2019
Jalisco | Truncan menores de edad sus estudios

Lejanía de escuelas provoca deserción de estudiantes

El registro más alto de alumnos que abandonan las clases es de 40%, en una escuela en Zapopan

Por: EL INFORMADOR

Alta incidencia.En la primaria Gregorio Torres Quintero en Zapopan, cuatro de cada 10 alumnos desertaron desde el pasado ciclo escolar. EL INFORMADOR / E. barrera

Alta incidencia.En la primaria Gregorio Torres Quintero en Zapopan, cuatro de cada 10 alumnos desertaron desde el pasado ciclo escolar. EL INFORMADOR / E. barrera

GUADALAJARA, JALISCO (03/OCT/2014).- Un día de abril Lupita dejó de ir a la escuela. Su llamado en la lista del Grupo 6-A de la primaria Gregorio Torres Quintero, en la Colonia Jardines del Porvenir de Zapopan, no recibió respuesta.

La niña regresó en septiembre del siguiente ciclo, cuenta la directora Gabriela Hidalgo, quien atribuye la deserción y ausentismo escolar en el plantel a los largos traslados que deben realizar los menores de edad entre su casa y la escuela. Esta primaria registra la mayor deserción de estudiantes en Jalisco: 120 de los 300 alumnos han dejado las clases (40%).

En el Estado una veintena de primarias y secundarias registran una deserción de, por lo menos, la décima parte de sus estudiantes. En especial, la primaria Gregorio Torres Quintero se ubica en una zona en la que hay pocas escuelas a diferencia del promedio estatal.

Según la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ) existen 10 mil 383 escuelas en Jalisco y se promedia un centro educativo por cada 707 habitantes; sin embargo, en el área de la primaria con mayor deserción (que atiende a alumnos de colonias como La Experiencia, Canteros, Villas de Guadalupe, Benito Juárez y Mesa Colorada) hay menos posibilidades de encontrar educación cerca de los domicilios de menores en edad escolar: hay una escuela de educación básica por cada mil 225 pobladores.

Desde 2010, el Gobierno del Estado destacó que el abandono escolar agudizaba el rezago educativo y que, a su vez, era el resultado de la exclusión del sistema educacional y el abandono prematuro de los estudios. Así se documenta en el informe Diez de la Población de Jalisco: Una Perspectiva Sociodemográfica Problemas.

Víctor Manuel Sandoval Aranda, coordinador de Educación Básica, justifica que los niveles de deserción se deben a familias que llegan temporalmente al Estado y que, por cuestiones externas, se van: “Ese niño es dado de baja y aparece como abandono escolar, pero no es así, se movió a otro lugar”. Y destaca que se trabaja en un registro de las razones por las que renuncian los menores a las clases.

Sobre la lejanía de los planteles dice que depende del contexto de cada localidad, aunque desde antes, el proceso de preinscripción se solicita a los padres que ubiquen a sus hijos en escuelas cercanas a su casa.

“Es un tema de orden integral, e intentar que queden cerca de la escuela para que eviten trasladarse en camión o auto”.

En esto concuerda el presidente de la Asociación Estatal de Padres de Familia, José Luis Sánchez Sesma, quien destaca que la deserción va de la mano con la zona habitacional y los largos traslados que deben enfrentar los padres y alumnos: “Demandamos escuelas cercanas a los domicilios, pero algunas personas toman dos camiones para llegar a la escuela”.

A nivel mundial, México sobresale por el abandono escolar prematuro. Según estadísticas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el país tiene las tasas de matrícula más bajas entre los jóvenes de 15 a 19 años de edad, con 56%. La cifra es menor a la media de 84%, pero también a los porcentajes de otros países latinoamericanos, como Argentina (72%), Brasil (77%) y Chile (76%).

José Manuel Jurado Parres, maestro en Educación por la Universidad de Guadalajara, expresa que la educación debe acercarse a los niños mediante la construcción de escuelas más cercanas a los domicilios. “En la ciudad se agrava la vialidad hasta ser un asunto preocupante”.

FRASES

"
El nivel de media superior apenas lo han alcanzado seis de cada 10 mexicanos. Es el único país donde se espera que los jóvenes pasen más tiempo trabajando que estudiando "

Estudio de la OCDE.

"Los directores deben dar seguimiento a los alumnos para ver la problemática que arrastran. Algunos toman hasta dos camiones para llegar a la escuela "

José Luis Sánchez,
presidente de Padres de Familia.

LAS CUOTAS PUEDEN SERVIR PARA SUBSIDIAR
Promueven apoyo entre familias en pobreza


Desde la Asociación Estatal de Padres de Familia se hace el exhorto para apoyar a los alumnos que no tienen recursos para completar los útiles escolares o el uniforme. “No se puede condicionar a un niño de bajos recursos a que no acceda a la educación, se debe apoyar”, dice el presidente José Luis Sánchez Sesma.

Explica que la escuela debe aportar ayuda económica o facilitar el acceso a los menores aunque no lleven uniforme escolar o no cumplan con otros requisitos de identidad en el plantel. “Se debe hablar con los directivos y la misma asociación de padres para que se le pueda becar o ayudar”.

Desde la asociación, menciona, se lleva a cabo el contacto con las autoridades educativas, que no pueden quitarles el espacio educativo a los niños; al contrario, el director debe encontrar la forma de orientar al estudiante y su familia para paliar la problemática. Aunque, a veces, durante el proceso los papás optan porque no asista.

Sánchez Sesma erige como ejemplo algunos colegios que manejan becas u obtienen recursos de las aportaciones voluntarias de los padres de familia y lo donan a quienes lo necesitan, “como es donación de recursos, se somete a discusión para apoyar a los niños, después de pasar por filtros de revisión para que no haya abuso”.

Describe que la ayuda se puede pagar con mano de obra o en especie para llegar a los acuerdos con el director y que el uniforme no sea obstáculo de entrada a clases.

“El problema es la falta de difusión y sensibilidad de los directores para dar apoyo y orientación al padre de familia. Si los mismos maestros ven algún problema con un niño se le puede asesorar a tiempo”.

Víctor Manuel Sandoval Aranda, coordinador de Educación Básica, expone que programas como Mochilas con útiles o Bienevales aportan para evitar el abandono; también otras becas dan recursos a los estudiantes. Algunas de ellas es Promajoven, dirigido a niñas o adolescentes embarazadas o con hijos, o los apoyos económicos para educación básica y normal.

Se suma la implementación de 40 “telebachilleratos” para acercar la educación a los jóvenes y personas que no puedan trasladarse, “y que tengan una oportunidad de desarrollo educativo”; sin embargo, aún no hay fecha para iniciar con este programa.

LA VOZ DEL EXPERTO
Abandono familiar e institucional

José Manuel Jurado Parres
(maestro en Educación por la UdeG).

Los problemas socioeconómicos influyen directamente en la deserción educativa, y esto se nota en el abandono que empiezan a demostrar los alumnos, por ejemplo en el cuidado personal o hasta en la alimentación, explica el maestro en Educación por la Universidad de Guadalajara, José Manuel Jurado Parres.

“Intervienen factores de carácter socioeconómico, y los estudiantes tienen problemas para medir sus alimentos equilibrados y que tengan desarrollo en consecuencia. Es un problema de educación y de atención familiar y de la autoridad. Nosotros nos damos cuenta que se ha perdido el cuidado de la dieta familiar cuando el muchacho no come, o ingiere porquerías que venden afuera de las escuelas”.

El también director de la Preparatoria 5 destaca que el fenómeno es multifactorial, en él influye la lejanía de los planteles y el agobio económico que condiciona a los alumnos.

Otro aspecto es la salud de los menores que incluye desde enfermedades graves por falta de cuidados médicos hasta los embarazos no deseados de algunas alumnas que a cada día, afirma, se registran más. “Si no se combate con asesoramientos la deserción, se seguirá dando”.

Para encontrar una solución, indica, se debe sistematizar el abordaje de las variantes a partir de políticas públicas específicas que tengan consecuencias.

Describe que si se abordará el plano de la salud para cuidar la dieta se hará desde un plano preventivo, de igual manera para los embarazos tempranos, “y si mejoramos los niveles de vida con participación del Gobierno y la iniciativa privada evitaremos que los muchachos dejen la escuela por problemas de carácter socioeconómico”.

Apunta que es clave que las asociaciones de padres de familia sean proactivas y participen en la solución y en organizar encuentros entre papás y autoridades, “falta sistematizar acciones con programas y planes específicos que aporten a involucrar a todos los actores”.

EL EJEMPLO
La mitad ya no regresó


Sólo una ruta de transporte público puede llevar a Alejandra Rodríguez de su casa, en la Colonia Mesa Colorada, hasta la primaria Gregorio Torres Quintero donde estudia su hijo en Jardines del Porvenir. Sube a la Ruta 636-A al mediodía, cuando le da la parada por la cantidad de padres y niños que abordan la unidad para ir a las escuelas más cercanas, y tarda más de 30 minutos en llegar.

Por eso Alejandra exige un transporte especial que lleve a los niños al plantel. Afirma que la mayoría de los menores viaja desde esas colonias hasta las escuelas cercanas al Periférico Norte ante la falta de escuelas cercanas. Este es el principal factor, según directivos, maestros y padres de familia, que ubica a la primaria en el indecoroso primer lugar estatal por deserción escolar.

En el ciclo 2013-2014 hasta 120 de sus 300 alumnos abandonaron la escuela o se ausentaron por varios meses: “Nosotros venimos diario, pero hemos escuchado de los maestros que hay mucho que no vienen”, dice Alejandra.

La directora Gabriela Hidalgo reconoce que los niños “se ausentan con facilidad”, y el primer factor es la carencia de modos eficientes de movilidad. Comenta que en varios casos los alumnos dejan de asistir y regresan dos o tres meses después, o hasta el próximo ciclo.

“Tenemos mucha población en zonas lejanas, algunos padres traen a los hijos y se quedan toda la tarde, prefieren no gastar en camión y tiempo; por eso se quedan aquí toda la tarde de lunes a viernes”.

Desde colonias como La Coronilla, Colorado, Villas del Márquez, Villas de Guadalupe y Agua Fría arriban los alumnos. La paradoja es que en la primaria Gregorio Torres Quintero a varios padres de familia les han dicho que no hay cupo. La demanda es alta. “Tenemos 10 aulas, pero si construimos el doble, también se llenarían”, afirma la directora.

De la escuela al trabajo

La segunda de las razones del ausentismo y el abandono es que “el niño se fue a trabajar, o sus papás tuvieron muchos problemas de pareja y dejan de mandar al niño a la escuela”.

Por ello los niveles de reprobación se incrementan. De hecho, según el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi), tres millones de niños y niñas laboran; más de la mitad trabaja porque en el hogar necesitan recursos adicionales, o requiere dinero para pagar su escuela. En Jalisco 255 mil 953 niños de tres a 14 años no asisten a la escuela; es decir, uno de cada 10 en este sector poblacional.

La directora de la primaria Gregorio Torres Quintero agrega que los problemas familiares, que son cada día más frecuentes, influyen en la inasistencia de los alumnos. El presidente de la Asociación de Padres de Familia, José Luis Sánchez Sesma, también destaca los conflictos dentro de los núcleos familiares como incentivos para de la deserción de estudiantes, “es un fenómeno del que nadie puede decir que está exento”.

A nivel internacional, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señala que México es el único país donde se espera que los jóvenes de entre 15 y 29 años pasen más tiempo trabajando que estudiando.

LA CIFRA

40% Es el nivel de deserción escolar más alto en Jalisco, en la primaria Gregorio Torres Quintero.

10,383 Escuelas de educación básica están registradas en Jalisco.

6 De cada 10 mexicanos apenas han alcanzado el nivel de instrucción media superior.

255,000 Niños y niñas de entre tres y 14 años no asisten a la escuela en Jalisco.

7 Es la posición nacional que tiene Jalisco en materia de deserción escolar.




Sigue: #debateinformador

¿A qué atribuye que los niños y adolescentes abandonen sus estudios de nivel básico?

Participa en Twitter en el debate del día @informador


Temas

Lee También

Comentarios