Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 23 de Noviembre 2017
Jalisco | Ante la reducción de accidentes, prevén ampliarlo a ciudades medias de Jalisco

La Semov reforzará programa de alcoholimetría fuera de metrópoli

Ante la reducción de accidentes, la Secretaría de Movilidad prevé ampliarlo a ciudades medias de Jalisco
Al crecer los puntos de revisión, el operativo Salvando Vidas ha logrado reducir de 10 a seis los percances en carreteras. EL INFORMADOR / ARCHIVO

Al crecer los puntos de revisión, el operativo Salvando Vidas ha logrado reducir de 10 a seis los percances en carreteras. EL INFORMADOR / ARCHIVO

GUADALAJARA, JALISCO (11/SEP/2017).- Poco a poco, el operativo “Salvando Vidas” de la Secretaría de Movilidad (Semov) llegará a más puntos. En su primera etapa se instaló en las avenidas con mayor incidencia de choques y accidentes de la ciudad, y en la segunda creció a las principales carreteras de acceso. Eventualmente alcanzará zonas más distantes, a fin de evitar que haya accidentes por conducir cuando los conductores se encuentran bajo los efectos del alcohol.

“El programa ya se está expandiendo a todo el interior del Estado. Ya vamos a estar en otros puntos también, y a la vez vamos a estar sincronizados”, dice el inspector jefe de Vialidad, Manuel Martínez Velázquez.

Aunque aclara que aún no hay fechas o puntos específicos, los operativos del fin de semana ya se están apostando sobre la Carretera a Chapala y en el municipio de Tuxcueca, en las proximidades de la población de San Luis Soyatlán, en atención al incremento de percances que ocurren cerca del núcleo de venta de los “vampiritos”.

Tal ha sido la alerta en cifras, que la Policía Federal pidió a la Semov que apoyara con el operativo en las zonas de mayor incidencia en choques y percances relacionados con alcohol. “Hay bastantes muertes en hechos de tránsito terrestre y, sobre todo, en San Luis Soyatlán y en Los Cantaritos (Amatitán), que nos informan que es por Tequila; hay bastante ingesta de alcohol y por ello se toma la decisión”.

Desde noviembre de 2013, cuando arrancó el programa, y hasta el pasado mes de julio, la Semov sancionó a 25 mil 526 conductores por conducir bajo los efectos del alcohol. Y de ese total, 16 mil 543 hombres y mujeres han ingresado al Centro Urbano de Retención Vial por Alcoholimetría (CURVA); esto es, el 64.8 por ciento.

Además de las 137 personas retenidas, la Secretaría de Movilidad aplicó 105 infracciones en los últimos seis fines de semana en los puntos carreteros; entre éstas se cuenta la de un taxista al cual le retiraron su auto, debido a las políticas de cero tolerancia en transporte público. Son 242 procedimientos en total. En promedio, 40 folios cada fin de semana.

Manuel Martínez detalla que para detener las cifras al alza es que se han “abatido ciertos parámetros”. En suma, son casi 10 mil 500 pruebas en estas movilizaciones. ¿Y los resultados? “Por ejemplo, en Carretera a Chapala el flujo vehicular ha sido inmenso entre sábados y domingos cuando no hay un operativo ‘Salvando Vidas’. Ahora no es que hayamos inhibido la circulación, sino los accidentes. Se ha disminuido el factor de riesgo”.

Considera que los resultados son óptimos, porque al reducir de tres a uno la cifra de percances en fin de semana realmente no se salvan dos vidas, sino todas las víctimas potenciales de un choque o volcadura. “Al disminuir el factor de riesgo se atiende el tema de la aceleración y también los distractores de telefonía. Aparte, por lógica estás salvando la vida de un peatón, de un ciclista o de otro automovilista”, concluye.

Retención

Aún desde los módulos del operativo “Salvando Vidas” instalados en las carreteras de acceso a la metrópoli, las personas que tienen altos niveles de alcohol en la sangre son trasladadas al CURVA, edificio ubicado en el municipio de Zapopan. Los operativos que hay en las avenidas del área metropolitana no se modifican porque haya nuevos módulos fuera de la ciudad, y los foráneos cambian de ubicación de manera aleatoria y secreta.

Caen 147 reincidentes por conducir ebrios

La Secretaría de Movilidad reporta menos jóvenes retenidos por manejar alcoholizados.

Durante los primeros días del operativo “Salvando Vidas”, la gente huía a los módulos de vigilancia. Pero no rodeándolos, sino dejando de asistir a bares y restaurantes, para evitar ser retenidos en los puntos de revisión y pagar multas onerosas, o bien, dormir en los separos del recién inaugurado Centro Urbano de Retención Vial por Alcoholimetría (CURVA).

La alerta incluso llegó a los bares y restaurantes, pues la asistencia disminuyó. Incluso hubo negocios que compraron alcoholímetros para proteger a sus clientes y sugerirles contratar un taxi antes que subir a su vehículo si ya habían consumido mucho alcohol.

Pero poco a poco, la actividad se normalizó. Cada vez más asistentes dejaron el auto en la cochera y se decidieron por un conductor designado, o bien, una plataforma de transporte. Esas nuevas prácticas redujeron de 50 mil a 26 mil los accidentes registrados en la metrópoli, en los años 2013 y 2016. La reducción fue de casi la mitad, según las cifras de la Semov.
 
Los indicadores dan aliento a la autoridad. Carlos Enrique Alvarado Ron, director general de Seguridad Vial, afirma que prueban una estrategia con resultados. Pese a eso, hay indicadores qué lamentar. Por ejemplo, 17 personas que reincidieron en las retenciones en 2015, 80 en 2016 y 50 más en los primeros siete meses de 2017.

“Ellos no han entendido esta parte”, afirma el director. “Hay procesos en curso en el área jurídica para buscar, como marca la ley, la suspensión por cierto tiempo de su licencia”. Carlos Alvarado lamenta que aún con las noticias diarias de percances mortales por la combinación alcohol y volante, sigan existiendo ciudadanos que creen que no pueden ser parte de una estadística.

“Sí hay quien sigue buscando la forma de cómo evadir y estar fuera de la norma, aún bajo situaciones de riesgo: alcohol, distractores… (…)  Y no son sólo ellos, los que no van alcoholizados son quienes también la llevan”.

Por lo pronto, hay indicadores que prueban un cambio conductual en las nuevas generaciones. En los primeros años de Salvando Vidas, la mayoría de los “huéspedes” del CURVA eran jóvenes menores de 30 años. Hoy, son los que tienen más de 30. “Eso nos da un indicativo de que existe el cambio, que ya está entendiendo que no deben conducir si están alcoholizados. Estamos logrando ese cambio de chip”.

Según datos de la Secretaría de Movilidad, sólo nueve de los reincidentes entre enero de 2015 y junio de 2017 pertenecen al sexo femenino. Los 138 restantes fueron hombres. El año pasado hubo cuatro conductores que fueron retenidos en más de dos ocasiones, y en el primer semestre de este año suman cinco.

LA FRASE

"Cuando comenzamos ‘Salvando Vidas’ teníamos una incidencia de 50 mil accidentes en 2013, en el área metropolitana, contra 26 mil en el cierre de 2016. Llevamos más de un millón 158 mil pruebas aplicadas y eso nos ha dado un resultado favorable".

Carlos Enrique Alvarado Ron, director general de Seguridad Vial

GUÍA
Evolución de Salvando Vidas

1.- Puntos fijos
Los módulos se instalaban en avenidas concurridas o con indicadores elevados de accidentes.

2.- Puntos itinerantes
Para evitar que los conductores se retornen o den vuelta al ver las torretas, patrulleros circulan los puntos próximos para detectar y evitar situaciones de riesgo.

3.- Más días
Al instalar módulos de revisión los fines de semana, los hábitos cambiaron y los accidentes comenzaron a crecer de lunes a viernes. El programa se trasladó a esos días.

4.- Más equipo
No más riesgos y un mayor blindaje. La Secretaría de Movilidad adquirió cámaras para grabar el comportamiento de los conductores reacios a ser retenidos y trasladados al CURVA.

QUE COMIENCE ESTE AÑO, LA META
Van por fondo para víctimas

Desde que el Gobierno del Estado canceló el contrato con la empresa Autotraffic, para operar el sistema de fotomultas en el área metropolitana, el gobernador Aristóteles Sandoval lanzó una consulta para que los ciudadanos le sugirieran a qué deben destinarse los recursos obtenidos por multar a quien excede el límite de velocidad. Infraestructura vial, transporte público y víctimas viales fueron lo más votado.

A partir de ello, la asociación Víctimas de Violencia Vial entró al diálogo. Y los acuerdos para lograr el fondo avanzan rápido. Tanto, que la asistencia podría comenzar a finales de este año, explica Alma Chávez, ex presidenta de la asociación.

En términos prácticos, un porcentaje de este fondo se destinaría a la compra de ambulancias completamente equipadas, y de personal capacitado que se mantendría en las avenidas y carreteras con mayor incidencia de accidentes. Su función será estar en el lugar de un percance a tiempo y prestar asistencia inmediata.

“Tenemos una ciudad muy grande y una vialidad muy conflictiva. Necesitamos llevar la atención de urgencia al lugar del siniestro para que no tengan que llegar, cargarlo (al paciente) y arrancar de regreso. Y necesitamos que allí en la ambulancia vaya todo. Si necesitan plaquetas, transfusión, oxígeno, lo que necesite”.

Según Alma Chávez, autoridades y ciudadanos “trabajan a marchas forzadas” para que al menos esta arista quede lista este año. “Tenemos confianza (…) porque a diario se nos están desangrando, en las salas de urgencias, personas agredidas por un conductor ebrio o que iba a exceso de velocidad”.

La idea, concluye, es llevar la atención médica al lugar del siniestro y no perder tiempos de traslado. “Así no perdemos esa hora de oro tan importante”.

Maricela Medina, presidenta actual de la asociación, aclara que el fondo será exclusivamente para atender a las víctimas, y no para reparar daños materiales. “Es para salvar vidas. La sociedad se puede confundir que es para resarcir daños, y no. Es para habilitar ambulancias y el equipo, que no es barato. Que los médicos estén bien preparados, con buenos sueldos”.

SABER MÁS
Inversiones

Para mantener el orden en los puntos de revisión de “Salvando Vidas”, la Secretaría de Movilidad ha invertido en más equipos de luz e incluso en cámaras de videograbación que captan todo cuando sucede en los módulos. Todo con el fin de evitar agresiones por parte de automovilistas.

LA ESTRATEGIA NO ES CONTRA EL ALCOHOL, SINO A FAVOR DE UN CONSUMO RESPONSABLE
“Que permanezca y se refuerce”

Ni recaudación ni oportunismo. La verdadera razón del programa “Salvando Vidas” que habilitó el Gobierno del Estado desde noviembre de 2013 tiene como finalidad evitar que las personas intoxicadas con alcohol sigan conduciendo sus vehículos y provocando accidentes. Maricela Medina, presidenta de la asociación Víctimas de Violencia Vial, afirma que la estrategia tampoco “sataniza” la ingesta de alcohol, sino que promueve una nueva cultura de consumo.

“Yo lo veo fabuloso. Soy mamá de Luis Octavio Herrera Medina, quien falleció víctima de un accidente vial ocasionado por la imprudencia de personas que manejaban alcoholizadas y con exceso de velocidad. Entonces, soy la primera en aplaudir el operativo, porque Luis Octavio no está aquí a causa del alcohol, y no por la ingesta que él hizo, sino la que hizo otro conductor”.

La estadística de accidentes mortales, dice, sí ha bajado, por lo que la premisa del programa: salvar vidas, se está cumpliendo. Eso indica que no sólo debe seguir, sino reforzarse.

“Tenemos que seguir apoyándolo, respaldándolo, blindando ese operativo para que siga y para que nuestros hijos regresen a casa y vivos. Luis Octavio regresó en una cajita. No se vale y no podemos seguir perdiendo a la juventud, que es la que está más expuesta”.

Los observadores ciudadanos, como Maricela, han visto “de todo” en los puntos de revisión. Y con esa experiencia a cuestas, asegura que las prácticas de los conductores se están modificando… aunque ocasionalmente se observa a “influyentes” que buscan evadir la retención, aunque saben que conducen alcoholizados.

“Al principio hubo mucha problemática; había muchas inconformidades por la sociedad pero es que ésta no está acostumbrada a seguir reglamentos (…) Pero los cambios hoy se notan. He visto que mis vecinos siguen saliendo a beber, pero no conducen sus autos. Se mueven en Uber, taxi o Cabify. En todo mi entorno cercano sí veo mucho cambio”.

LA FRASE

"No podemos seguir pensando con la tonta idea de que borracho manejo mejor y que a mí no me va a pasar, porque todos a la hora que dejamos la casa, salimos y ponemos un pie en la banqueta, estamos expuestos. Todos somos vulnerables".

Maricela Medina, presidenta de la asociación Víctimas de Violencia Vial.

CLAVES
Los perfiles

Cuando los oficiales del operativo “Salvando Vidas” instalan un módulo de revisión y comienzan a detener vehículos para detectar y retirar de circulación a los conductores que viajan alcoholizados, todo puede pasar. Todo, salvo una noche tranquila.

La intoxicación por alcohol golpea distinto en las personas, y mientras algunas son alegres y tranquilas, otras son agresivas y suponen un riesgo incluso para ellas mismas. Estos son algunos de los perfiles que tanto autoridades como observadores ciudadanos han detectado, a tres años y nueve meses del operativo “Salvando Vidas”.

El flash. Cree que sus movimientos son tan veloces que nadie notará que cambió de lugar con el copiloto… a quien logró pasarle por encima antes de que cualquier autoridad volteara.

El macho. ¿Cómo es posible que alguien le diga lo que tiene qué hacer? Suele insultar a las oficiales, hasta que le colocan las esposas y es trasladado al CURVA para que duerma tranquilo.

El narco. Entre balbuceos, llama a “la plaza” para pedirle al encargado en turno que mande a un grupo armado por él.  

El inteligente. Saca lo mejor de lo peor. ¿Son 12 horas de retención que inician el viernes por la noche? Dirá que son tres días y tiene un fin de semana para consentirse.

El simpático. Cuenta chistes y se hace amigo de todos. Su buen humor no se apaga sino hasta que termina el efecto del alcohol.

El malacopa. Gruñón y agresivo. Sus impuestos pagan lo que todos hacen. ¿Por qué lo detienen si sólo bebió una botella entera de tequila?

El exhibicionista. Demasiado sexy como para no conducir desnudo y alcoholizado. Es la razón por la que existen cobijas de reserva en los módulos.

El influyente. ¿Sí sabes quién soy? No tienes idea de con quién te metes. Conoce a tus jefes y puede pedir tu cabeza.

El enfermo. Ahorita no puede soplar porque le acaba de dar un fuerte ataque de asma.

El infiel. Ofrece dinero a cambio de que no llamen a su casa. Podría explicar a su pareja que está retenido, pero jamás quién es la persona que viaja al lado.

La víctima. Pasaron por encima de sus derechos. Se golpea hasta sangrar para probar al juez, quien está viendo lo que hace, que ha sido tratado con violencia.

El cruzado. Tomó medicina que huele a alcohol. Jamás piensen que 12 cervezas pasaron por su garganta.

El dormido. Qué bueno que lo retuvieron. Ya era hora de terminar esa siesta que comenzó después de la última curva.

CIFRAS
Las cifras de “Salvando Vidas”

Conductores sancionados

Año Conductores
2013 465
2014 5,83
2015 7,704
2016 7,425
2017* 4,102
Total 25,526

Gasto en alimento para retenidos en el CURVA

2014 150,898.52
2015 159,351.73
2016 141,187.57
2017* 33,237.60
Total 484,675.42

Retenciones

2013 348
2014 3,925
2015 5,271
2016 4,684
2017* 2,315
Total 16,543

Sanciones de 36 horas

2013 3
2014 516
2015 631
2016 320
2017* 42
Total 1,512

Reincidencias

2013 Sin registro
2014 Sin registro
2015 17
2016 80
2017* 50
Total 147

Retenidos en más de dos ocasiones

2013 Sin registro
2014 Sin registro
2015 0
2016 4
2017* 5
Total 9
*Enero-julio  

Sigue: #DebateInformador

Ante el programa de alcoholimetría, ¿dejó de usar el vehículo cuando consume bebidas alcohólicas?

Participa en Twitter en el debate del día @informador

Temas

Lee También

Comentarios