Domingo, 16 de Enero 2022
Jalisco | La proveedora está obligada a suministrar a la dependencia estatal medicamentos a precio fijo en las localidades con centros de salud

Incumplen con entrega de medicinas

Tras un recorrido por unidades médicas, se detectó que Lomedic violenta contrato de distribución de medicamentos para pacientes del Seguro Popular

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- La empresa Lomedic S. A. de C. V. incumple con el contrato de subrogación para el surtido de medicamentos a través de recetas para afiliados al Seguro Popular en Jalisco. La compañía, propiedad de Carlos Lomelí Bolaños, violenta el contrato ganado mediante una licitación pública nacional (43068001-004-08) hasta por 100 millones de pesos en el periodo del primero de abril al 31 de diciembre del presente año, al no surtir puntualmente los fármacos solicitados por la Secretaría de Salud para pacientes inscritos en el programa federal.

De acuerdo con el contrato, la proveedora está obligada a suministrar a la dependencia estatal medicamentos a precio fijo en las localidades con centros de salud, consultorios populares, hospitales regionales, nosocomios de primer contacto y hospitales civiles distribuidos en 13 redes logísticas en Jalisco. Los 100 millones de pesos pactados compensan a Lomedic por materiales, sueldos, honorarios, organización, dirección técnica propia, administración, prestaciones sociales y laborales a su personal, y todos los demás gastos que se originen como consecuencia. De manera general, incluye “distribución, costo de almacenamiento, inventario y entrega personalizada”, y se le obliga a tener cerca de 300 medicamentos, “en un 100% de su existencia”. Incluso, Lomedic debe tener farmacia y un espacio para ésta en alrededor de 500 unidades médicas. Éste es el nuevo esquema para la entrega de medicamentos del Seguro Popular, con el que autoridades estatales argumentan el sobreprecio en medicamentos mediante el “servicio plus”, ante la falta de un sistema de compras consolidadas en el ámbito nacional, regulado por el Gobierno federal. Y es que de acuerdo con la página electrónica www.seguro-popular.salud.gob.mx, de manera general, autoridades estatales de Chiapas lideran la lista con un sobreprecio de 84% en medicamentos que son destinados para pacientes de este programa federal, seguido por Yucatán, con 81%, así como Jalisco, Hidalgo y Nayarit, con 79% cada uno.

Sin embargo, EL INFORMADOR constató que la empresa violenta el convenio. En el centro de salud ubicado en la cabecera municipal de Tala, a menos de 100 kilómetros de Guadalajara, Lomedic surte medicamentos cada dos meses, previa solicitud del personal adscrito a la unidad. La irregularidad está en que los pacientes deben recoger las medicinas en el Hospital de la Mujer, ubicado en el mismo municipio, informó la responsable administrativa; otra enfermera confirmó la versión. Entre el centro de salud y el hospital de especialidades hay una distancia de tres kilómetros, por lo que hay una evidente violación al contrato en cuanto a la “distribución y entrega personalizada” de los medicamentos; además, no se cuenta con farmacia y espacio para productos del Seguro Popular en el primero en mención, donde solamente hay medicinas que se entregan a pacientes no inscritos en este programa federal.

Los incumplimientos continúan en otras poblaciones. En el centro de salud ubicado en la delegación de Pegueros, en Tepatitlán de Morelos, a menos de 150 kilómetros de la capital del Estado, Lomedic tiene más de un mes que solamente surte 40% de los pedidos por parte de la Secretaría de Salud. Trabajadores de la unidad confirman la violación, pero destaca una encuesta realizada a pacientes de la zona por parte de la dependencia estatal, en donde los resultados son preocupantes ya que refuerzan que la empresa lleva tres meses por lo menos quebrantando el contrato. El sondeo, realizado en el bimestre septiembre-octubre del presente año, demuestra que los pacientes tienen 15% de satisfacción por el surtimiento de medicamentos, es decir, no hay una entrega integral de fármacos luego de sus consultas. Hay una segunda variante: pacientes de zonas rurales atendidos por personal del centro de salud, respondieron que existe 50% en el surtimiento completo de medicamentos.

“La entrega de medicamentos está fallando mucho en el último mes, hay medicinas que solamente se están surtiendo al 40%”, mencionó personal de la unidad. Los principales medicamentos que no se están entregando 100% a los pacientes son: metformina, glibenclamida, captopril, antiflamatorios y antibióticos. “La falta de medicamentos y el poco personal para atender a la población son los principales problemas; en ocasiones hasta 10 personas se tienen que esperar sentados en banqueta, afuera del centro de salud, porque es insuficiente el personal médico asignado”. La unidad es atendida por dos enfermeras y un médico en el turno matutino, así como un médico en el vespertino. Pegueros tiene una población que rebasa los cinco mil 400 habitantes, de acuerdo con el INEGI.

Después de la visita a una quincena de unidades médicas de la Secretaría de Salud Jalisco, se constataron problemas por falta de personal frente a la demanda de habitantes. El ejemplo está en la delegación de Ahuisculco, en el Municipio de Tala, donde no hay médico desde hace algunos meses, por lo que se trabaja solamente con un pasante en medicina que ofrece consulta dos días por semana, “previa cita a cada enfermo”. La comunidad tiene una población de más tres mil habitantes, en el olvido de autoridades de Salud. “Hay un pésimo servicio en el centro de salud; te tienes que morir de dolor, o acudir a otra población para recibir atención y medicamentos”, reclama Margarita López, de 58 años de edad. En esta delegación, aunque Lomedic tiene un contrato desde abril pasado que obliga a la empresa a distribuir medicamentos para afiliados al Seguro Popular, apenas hace tres meses realizó la primera entrega de fármacos, “pero las recetas no se pueden hacer efectivas porque no hay médico que las prescriba”, dijo una trabajadora. Lo anterior confirma que la proveedora incumplió durante varios meses con la distribución de medicinas en la localidad (con centro de salud desde hace 10 años).
En San Isidro Mazatepec, en el Municipio de Tlajomulco de Zúñiga, el problema es similar. Mientras Lomedic firmó el contrato a partir de abril, fue hace cuatro meses cuando comenzaron con la distribución de fármacos en el centro de salud, confirman empleadas. Anteriormente los pacientes eran enviados al centro de salud de la cabecera municipal de Tala, donde surtían la receta.

¿Qué dice el contrato?

En el contrato firmado por Lomedic y la Secretaría de Salud, la cláusula décimo primera señala: “Es motivo de rescisión de contrato si incumple con el tiempo de entrega de medicamentos establecidos”. La cláusula décimo tercera especifica las penas convencionales que se aplicarán por no entregar en el tiempo estipulado, el medicamento a los afiliados al Seguro Popular, o por el incumplimiento de algunas de las obligaciones de la empresa. La pena convencional que se aplicará será a razón de 1% sobre el monto total del contrato, por cada día natural de mora en que incurra en el cumplimiento de alguna obligación, hasta un límite de aplicación de 10 días naturales contados a partir del día siguiente del incumplimiento, o el monto de la garantía de cumplimiento, lo que ocurra primero. Y agrega: “En caso de incumplimiento, el organismo (la dependencia estatal) podrá rescindir administrativamente el contrato; en su caso, el procedimiento de rescisión se iniciará dentro de los 15 días naturales siguientes a aquel en que se hubiere agotado el plazo o el monto límite de aplicación de las penas convencionales”.

Sin embargo, no hay sanciones que se hayan hecho públicas hacia la empresa.

Con respecto a la farmacia y un espacio para ésta que deben existir en las unidades médicas, destaca que Lomedic cumple a medias. En una quincena de centros de salud y consultorios populares visitados se constató que la empresa comparte el mismo cuarto de medicamentos que son adquiridos por otros sistemas por la Secretaría de Salud. Y es el personal de la dependencia quien se encarga de colocarlos en los anaqueles y entregarlos a los pacientes, aunque en algunos casos los productos simplemente se depositan en cajas o bolsas de plástico en el suelo, como en el consultorio popular de Tierras Coloradas, ubicado en Tepatitlán: “Están en el suelo porque los estamos acomodando”, contestó personal adscrito a la unidad.

La forma en que la compañía cumple con el contrato, se basa en que personal de la Secretaría de Salud realiza el pedido telefónicamente a directivos de Lomedic, quienes una vez a la semana, o hasta una vez cada dos meses, realizan la entrega de productos en unidades distribuidas en Jalisco.

Personal de las unidades médicas mostraron temor de represalias de la autoridad, por las denuncias hechas.

Temas

Lee También