Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 25 de Noviembre 2017
Jalisco | Candidatos coinciden en discurso y antecedentes

Elección en Guadalajara, competencia entre posturas políticamente similares

Jorge Alberto Salinas Osornio, del PAN, y Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, del PRI, dejan ver que entre ellos hay más similitudes que diferencias

VEA LA ENTREVISTA CON JORGE SALINAS

GUADALAJARA, JALISCO.-
Guadalajara, la ciudad capital de Jalisco, se apresta en las elecciones del 5 de julio próximo a elegir un presidente municipal que, de acuerdo con las todas las probabilidades estadísticas y tendencias de votación, puede ser el sexto surgido de las filas del Partido Acción Nacional (PAN) o bien, si se rompe una tendencia que comenzó en los comicios de 1994, permitirá a un político del Partido Revolucionario Institucional (PRI) regresar a la cabeza de uno de los municipios más importantes, poblados y económicamente activos del país.

Ningún candidato de otro partido político, y actualmente hay otros cinco en competencia, cuenta en este momento con posibilidades concretas de alcanzar la alcaldía.

EL INFORMADOR entrevistó en su Mesa de Redacción, por separado, a los dos aspirantes con más posibilidades de gobernar Guadalajara en la siguiente administración, la del período 2010-2012, ésa que verá cómo se realizan los Juegos Panamericanos 2011 y la misma en la que pueden establecerse las bases para mejorar la movilidad urbana, igual que podría acontecer –porque se trata de un proyecto indiscutido, pero no afrontado con solvencia hasta ahora–, el rescate integral del Centro Histórico tapatío.

Se trata de Jorge Alberto Salinas Osornio, del PAN, y Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, del PRI.

Ambos, en sus declaraciones, dejaron ver que hay entre ellos más similitudes que diferencias. Incluso sus proyectos son parecidos si se toman sus argumentos como medida de observación. Finalmente, son rivales políticos.

Además de que ambos son jóvenes padres de familia y se ubican en la franja de los 35 años de edad, coincidieron en las aulas del ITESO, donde cursaron, sin concluir todavía, la maestría en Política y Gestión Pública.

El panista concluyó la licenciatura en Ciencias y Técnicas de la Comunicación en la UNIVA. El priista, en cambio, se graduó en Derecho en la Universidad de Guadalajara.

También manejan al dedillo, a pregunta expresa, cuestiones cotidianas como el precio del kilo de frijol (13 pesos, dice Jorge Salinas, que sube según el lugar de compra) y del huevo o las tortillas (16 pesos el kilo del producto avícola, sentencia Jorge Aristóteles).

Pero el parecido va más allá, porque los dos candidatos han centrado su campaña en un solo mensaje: el empleo.
A partir de este punto es que aparecen los matices.

Salinas Osornio habla de mantener el empleo en Guadalajara; propiciarlo desde el Gobierno municipal, con políticas “serias y responsables”. Incluso, en un arrojo de confianza panista, habla de tomar lo mejor de los gobiernos albiazules que le preceden si gana la elección, y sentencia –de manera extraña porque no se escucha otra cosa en sus contrincantes– que por eso no hay críticas a las administraciones del PAN.

Sandoval Díaz refiere que los trámites se reducirán a 30 minutos para abrir un negocio; que se reducirán al máximo los contactos con las autoridades y también avisa que hay miles de puestos de confianza que serán sometidos a exámenes acuciosos para comprobar su necesidad, pues de lo contrario serán suprimidos.

Los dos coinciden –y ya no es sorpresa, pues las diferencias son mínimas– en que la burocracia en Guadalajara es enorme, desproporcionada. Pero Salinas habla de verticalizar las decisiones, dejarlas más en la responsabilidad del alcalde; en tanto, Aristóteles considera que es urgente ciudadanizar, sacar muchas decisiones de la clase gobernante y llevarlas a consideración de la gente.

El priista y el panista hablaron también de los Juegos Panamericanos, que fueron considerados casi propios por el panista, y vistos más bien como una ocasión de generar infraestructura deportiva para el priista.

Tocaron el tema de la inseguridad, y Salinas la consideró, en términos gruesos, una consecuencia de la mala situación económica. Aristóteles prometió un Consejo Ciudadano para nombrar al titular de la policía y los dos, sin meditarlo, hablaron de más recursos económicos para el rubro.

Naturalmente, debieron hablar de la urgencia sanitaria por la influenza humana y las consecuencias que ha dejado en las campañas políticas.

Pero entre detalles grandes y pequeños, sus argumentaciones fueron las siguientes:

Jorge Aristóteles Sandoval Díaz

 “Definitivamente (por la influenza) tuvo que haber un cambio en la estrategia, la dinámica y la proyección que teníamos, para hacer una campaña directa, moderna, con otros estilos.

“Con esta situación de emergencia, decidimos hacer la campaña de manera responsable; que nuestras ambiciones políticas personales no nos llevaran más allá de la sensibilidad e incertidumbre con la que han estado viviendo la mayoría de mexicanos y tapatíos. Por eso decidimos esperarnos, estar en nuestra casa, sin dejar de mantener contacto directo con los ciudadanos a través de Internet, teléfono, cartas y algunas reuniones muy pequeñas.

“Cuando se da el anuncio –de conclusión de la emergencia nacional– entonces decidimos salir a la calle, de manera organizada y ordenada, y con todos los elementos preventivos.

“Nosotros nos hemos abocado más a dirigir un cambio que anhela y exige la población. Nosotros no queremos más de lo mismo y por eso después de 15 años estamos proponiendo un cambio. Esta elección se trata de cambio, se trata de que nosotros tenemos una actitud diferente: una actitud humana, con energía, con un conocimiento amplio de la problemática y que vamos a estar cumpliendo los compromisos que firmemos en campaña”.
El priista anota que sus compromisos estarán escritos:

“Al proyecto que establezcamos le vamos a poner temporalidad: fechas de inicio y de conclusión. No más demagogia. Nosotros queremos una campaña donde escuchemos, de mucha sensibilidad. Donde exponenciemos nuestros sentidos humanos para escuchar y atender sobre todo, al ciudadano. Es lo que le importa: políticos que escuchen, porque pareciera que ahora llegan, dan propuestas y se van.

“Vamos escuchando, vamos viendo qué opina la ciudadanía. Y en la forma como vamos a hacer las cosas, va a estar la diferencia. Por eso, esta campaña empezó con otro ritmo, pero no deja de ser fuerte porque el contacto es interactivo y directo, a través de Internet, a través de redes y telefonía. He tenido mucha comunicación y he recibido muchas propuestas”.

¿Cuáles son las metas intermedias en la campaña?

Primero, posicionar quién es el candidato del PRI. Luego, posicionar qué quiere el PRI –y responde–, y quiere una imagen renovada, quiere candidatos que cumplan el trabajo. Sobre todo gente con una visión actual; la primera etapa era que nos conociera la ciudadanía.

Posteriormente, vamos a ir hablando por temas. Los temas sensibles, que le importan al ciudadano; vamos a ir debatiéndolos, llegando a conclusiones y firmando compromisos.

“La prioridad para nosotros es cómo vamos a generar más trabajo, cómo vamos a hacer de Guadalajara una ciudad próspera, donde las familias que quieran salir a trabajar encuentren empleo. Donde podamos promover el empleo entre todos aquellos que quieren abrir un negocio, por más pequeño o grande que sea.

“Y lo vamos a hacer en 30 minutos. En ese tiempo las personas van a contar con su licencia o su permiso, y en 60 días van a poder cumplir con los requisitos. Siempre que estén dentro del orden establecido

“Para eso se va a hacer un trabajo exhaustivo para proponer con los regidores reducir el número de reglamentos; que no haya exceso de reglamentación. De igual manera, queremos que en el primer año del gobierno no se propongan incrementos al Impuesto Predial. Nos parece una medida razonable, razonada, con conocimiento a fondo; la situación económica es hoy por hoy más aguda: se cae el Producto Interno Bruto, se caen los ingresos familiares, hay más desempleo, los salarios bajan de acuerdo a la inflación; cada vez es más costoso el huevo, la tortilla, la leche… el salario cada vez está ajustando para menos. Hay menos poder adquisitivo.

“En esta ecuación podemos ver que el día de mañana la inseguridad se va a seguir incrementando. Ya lo he manifestado: habrá control de esta epidemia, de esta pandemia (de influenza humana), de la que creo que nos han escondido mucha información, pero no puede haber control y se puede seguir multiplicando el desempleo, los casos de pobreza extrema en Guadalajara, que ha crecido más de 12% en lo que va del año.

“Las madres solteras, en 24% del total de hogares tapatíos, son las que atienden y la hacen de mamá y papá, son las jefas de familia. Entonces, la situación cada vez es más complicada de acuerdo a lo que vive la familia en su hogar, que es lo que a nosotros importa más, las personas, por encima de las cosas (después, Aristóteles Sandoval indicaría que ambos porcentajes se obtuvieron en un estudio socioeconómico reciente elaborado por investigadores de la Universidad de Guadalajara)”.

El priista se basó en el mismo estudio para sostener que “la pobreza se incrementa cada vez más” y también que “la clase media tiende a desaparecer prácticamente en Guadalajara (…), este sector es mínimo, no rebasa 15% del total de la población y esto es grave”.
Cuestionado entonces sobre el papel de la autoridad, que es propiciadora y no generadora de empleos, además de la visión de la metrópoli y no sólo del municipio, anotó:

“Las fronteras (entre municipios) están borradas. Quien genere una inversión en Zapopan puede tener trabajadores de Guadalajara o viceversa. Nuestra visión es metropolitana, que beneficia a quienes habitamos en esta gran metrópoli; en este sentido podemos uniformar criterios. Sí incentivar para atraer inversión; sí decirle a quien quiera invertir en Guadalajara que en media hora se va a llevar su permiso. Que el municipio no va a ser un obstáculo, porque el Gobierno municipal es un instrumento solamente, que facilita y genera las condiciones para que cada ciudadano, para que cada persona, empresa o colectivo, pueda encontrar su felicidad con lo que sabe hacer, con su talento, con sus virtudes, con sus capacidades. Pero –insistió– el Gobierno municipal sólo es un instrumento que genera o habilita condiciones.

“En este sentido, seremos un gobierno moderno, donde no haya burocracia, no haya extorsión, no haya corrupción, haya menos contacto con funcionarios, haya más tecnología y tengamos un gobierno electrónico que a la gente incentive para venir a invertir su capital y su dinero en Guadalajara. Y que la derrama económica quede para los tapatíos”.

Jorge Salinas Osornio

“No espero ni esta semana, ni la siguiente, que haya una confrontación (con los priistas). Yo solamente tendré confrontación con quien no crea que defender el empleo de la gente de Guadalajara debe ser la prioridad y tendré confrontación con quien no crea que el reto de la próxima administración en Guadalajara es defender el empleo.

“En ese sentido sí seré completamente radical. Defenderé y argumentaré que ese debe ser el tema para Guadalajara en los próximos tres años.

“Yo le apuesto mucho a la preocupación que tiene el habitante de Guadalajara; a la preocupación que tiene de conservar su empleo, en que los gobiernos del PAN (a nivel federal, con Felipe Calderón, a nivel estatal con Emilio González y a nivel municipal con Alfonso Petersen) han estado trabajando y han hecho esfuerzos importantes que me tocará a mi recoger, que me tocará darle continuidad a muchos programas que vayan fomentado el empleo. En eso es en lo que invertimos el tiempo y lo recursos y en eso, como diputado local, me tocó defender, pese a las críticas y los cuestionamientos, lo que se pueda traducir en beneficios para la gente.

“Entonces, en ese esquema, yo pienso seguir y será la mejor arma que tengamos. Los resultado que cada quien tiene en su trayectoria pública y privada; y desde luego, un gobierno que ha sido sumamente eficiente (el de Alfonso Petersen) tan es así, que no he escuchado y me da gusto, una sola crítica a algún gobierno emanado de Acción Nacional.

¿Su enemigo a vencer?

Primero, yo no considero tener como enemigo a nadie. Lo que yo tengo que ‘ganar’ es la confianza de los electores, como la han dado en cinco ocasiones al PAN. Creo que el ‘enemigo’ es el factor tiempo; el enemigo son las condiciones del clima y la crisis en materia de salud que está enfrentando en este momento el país, si se quiere utilizar el término ‘enemigo’, pero no lo siento así. Creo que hay que trabajar como lo he hecho, dando la cara a la gente: escuchándola, no juzgándola; entendiendo cuál es su preocupación.

Y yo tengo como denominador que lo que le preocupa a la gente es conservar su empleo, que le preocupa que le alcance para más el dinero que tiene, y en eso es en lo que me voy a concentrar en todo mi gobierno.

Abordó después el tema de la influenza, y añadió: “Las reglas eran ya muy distintas. Hay que ver que hay reglas electorales diferentes que nos exigen otras cosas, aunque hay que ver que no cambia la esencia.

“Tenemos que actuar con responsabilidad, sobre todo en el manejo de los recursos que nos otorgan a los partidos políticos; tenemos que actuar con responsabilidad en lo que proponemos y en un escenario crítico en materia de salud. La ciudadanía y el escenario nos exigen actuar con responsabilidad en cuestión de salud y medio ambiente, y por eso pretendo una campaña con responsabilidad”.
Se le pidió abundar en el concepto de la responsabilidad, a lo que dijo:

“La responsabilidad radica en la seriedad que puedas tener en las propuestas; en el cuidado que debes tener en las advertencias que se están haciendo (precauciones de salubridad por el virus de influenza humana); un candidato que no va a obligar o que no va a pedir nada a cambio.

“Un candidato con responsabilidad es también aquel que va a trabajar por el tema que le preocupa a la gente, que no puede estar dispersando sus propuestas y que las expectativas que genera la ciudadanía sobre ti es preferible que sea una o sean dos, y que sean claras y que sean medibles; que no estés hablando de algo que le molesta mucho a la gente, que son las promesas.

“Un gobierno con responsabilidad es que el que vaya a tener muy claro cómo debes ejercer los recursos; un gobierno que ejerza la autoridad. Cuando nosotros acudimos a pedirle el voto al elector es para que nos dé la autoridad de tomar las decisiones. Eso es actuar con responsabilidad, no desde ahora anunciar que vas a delegar la responsabilidad; no puedes hacerlo. Eres tu el que da la cara, eres tu el que firma ante el Congreso la cuenta pública; eres tu el que cabildea un presupuesto; eres tu el que otorga el permiso. Lo demás es ser irresponsable”.

¿Es un político serio entonces?

Debo serlo, porque tengo una posición privilegiada que no puedo perder en ningún momento. Poca gente puede ser candidata a presidente municipal de su ciudad, y las oportunidades que a mi me ha regalado la vida las tengo que poner en la práctica para poder transformar mi entorno. En ese sentido, tienes que actuar con seriedad, como lo está pidiendo la ciudadanía en Guadalajara.

Tengo que conservar en ese sentido la seriedad, porque cuando la gente me plantea que no le está alcanzando para comprar el kilo de frijol; que no le alcanza para comprar el jabón o me está diciendo que no le alcanza para que sus hijos puedan seguir estudiando, lo que menos haría es mentirles. Entonces debo tomar con seriedad las decisiones; y si tengo que trabajar para fomentar la economía, la convivencia, es en ese sentido que debes ser serio. Los problemas de la gente no son una broma ni se solucionan con discursos; tiene que ser con trabajo, y es lo que yo he estado haciendo: trabajando para que la gente de Guadalajara viva mejor, desde el Ayuntamiento, desde el Gobierno del Estado, como diputado y hoy lo quiero hacer como presidente municipal.

A lo que tiene que entrar el Gobierno municipal, es a fortalecer y duplicar el programa de transvales; fortaleciendo el programa de becas que se están dando a través de (la secretaría de) Desarrollo Social; fortaleciendo el programa de útiles escolares y fortaleciendo la creación de espacios públicos que le permitan un ahorro para que los hijos puedan convivir.

Por eso ratifico que tengo que trabajar y mi compromiso con la gente es que conserve su empleo y el dinero le alcance para más.

Se le pregunta a Salinas si adoptará también el lenguaje acusatorio del presidente nacional del PAN, Germán Martínez Cázares, y responde:

“Somos el PAN, y su principal representante se llama Felipe Calderón, y así queremos trabajar en la campaña: está completamente alineada con ‘beneficios para ti’. Así que nosotros no ocultamos quienes somos. Somos el PAN, el mismo de hace 70 años; somos el partido político que está en el Gobierno, el partido que se siente orgulloso de su presidente, de su gobernador y de sus presidentes municipales.

“El presidente nacional del PAN vive en una ciudad que no es gobernada por el PAN, y lamentablemente no tiene los beneficios que tienen muchos ciudadanos, o que yo como tapatío lo puedo percibir ahora tras 15 años de Gobierno. Estoy seguro que el presidente del PAN tiene la ilusión que algún día el Estado donde nació y la ciudad donde vive hoy sea gobernada por el PAN”.

Temas

Lee También

Comentarios