Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 18 de Noviembre 2017
Jalisco | Reyerta entre Fiscalía y Policía de Guadalajara

Confrontación en Oblatos se trasladó a las redes sociales

Alcalde y comisario aprovechan plataformas para criticar el actuar de la Fiscalía; institución responde
Tanto los cuatro policías tapatíos como el hombre en motocicleta fueron enviados ante el Ministerio Público. EL INFORMADOR / G. Gallo

Tanto los cuatro policías tapatíos como el hombre en motocicleta fueron enviados ante el Ministerio Público. EL INFORMADOR / G. Gallo

GUADALAJARA, JALISCO (19/ABR/2017).- Tras el enfrentamiento entre Policías tapatíos y elementos de la Fiscalía en Oblatos, autoridades tapatías y estatales emitieron sus posicionamientos a través de las redes sociales.

El alcalde tapatío, Enrique Alfaro y el comisario Salvador Caro criticaron la actuación de la Fiscalía en el incidente, acusando que entorpecieron el trabajo de la autoridad. El primero de ellos incluso demandó la renuncia del fiscal Eduardo Almaguer. Por su parte, la Fiscalía emitió un comunicado en sus redes donde replicaban que los elementos fueron detenidos porque nunca se identificaron como agentes municipales y por haber propinado una golpiza a un motociclista.

Cerca de la medianoche circuló un video del supuesto detenido por los policías tapatíos en donde aparece golpeado.

A través de las redes sociales también hubo críticas a la actuación de ambas corporaciones en el incidente, muchos señalando que se dejó a un lado la seguridad de la ciudadanía mientras se registraba la confrontación.

FRENTE A FRENTE

• Los funcionarios explican el incidente

La versión del fiscal estatal

El fiscal acusó que los policías detenidos circulaban como civiles en un auto sin identificaciones oficiales, hasta el momento de la detención afirmaron que eran policías municipales.

El fiscal pidió que se revise si entre las facultades de los policías municipales está practicar detenciones sin uniforme.

Almaguer acusó que no existe evidencia o documentación de que el sujeto, al que iban a detener los policías municipales vestidos de civil, era un conejero.

“Ya que se hace la detención se informa que es personal de la Policía de Guadalajara, posteriormente hacemos presencia para evitar la confusión entre los elementos. Para deslindar responsabilidades las cinco personas son trasladadas ante el Ministerio Público” señaló.

La versión del comisario de Guadalajara

El comisario de Seguridad Ciudadana de Guadalajara asegura que los policías municipales sí pueden practicar detenciones vestidos de civil.

Afirmó que hay coordinación con la autoridad estatal y que semana con semana hay una mesa en donde se ponen en común estos temas.

El funcionario acusó que en todas las corporaciones hay personas que “no están comprometidas” con las metas de seguridad y que Guadalajara acaba de remover a malos elementos.

“Hicieron la detención de un sospechoso que se trasladaba en una motocicleta sin placas, sin documentos y buscaban hacer una detención conforme a la ley. La Policía Estatal decidió acudir para liberar al detenido y así, está muy difícil, cuando nosotros estamos haciendo nuestro trabajo y otros cuerpos policiales se dedican a defender delincuentes” acusó el comisario.

RECUENTO DE LAS CONFRONTACIONES

Conflictos escalan a nivel institucional

Pelea. Las diferencias iniciaron con la llegada de la administración de Movimiento Ciudadano, después que un medio de comunicación filtrara los presuntos resultados de las pruebas de control de confianza del Comisario de Seguridad Pública del Guadalajara, Salvador Caro Cabrera, quien junto con el alcalde Enrique Alfaro acusaron a la Fiscalía Estatal como responsables de la filtración.

Discordia. En abril del año pasado escalaron las disputas entre el comisario y el alcalde Alfaro contra el fiscal Almaguer, después que Caro acusó a la Fiscalía de liberar a los detenidos que aprehendía la corporación tapatía por una mala actuación del Ministerio Público. Almaguer afirmó que eran los policías municipales quienes no estaban haciendo bien su trabajo.

Narcotienditas. El comisario Salvador Caro acusa a la Fiscalía de no atacar con dureza a los establecimientos donde venden droga y entregó una lista con 204 ubicaciones donde se ofertan alcaloides. El fiscal arremetió señalando que ellos tienen detectados 400 puntos y que es labor de los tres niveles de Gobierno combatir a la delincuencia organizada.

Agencia. En octubre de 2010, el alcalde Enrique Alfaro anunció, junto con otros presidentes municipales, que la Agencia Metropolitana de Seguridad iba a avanzar a pesar de no contar con el apoyo del Gobierno estatal. Alfaro acusó a la Fiscalía de boicotear la conformación de este organismo, ante lo cual el fiscal Almaguer respondió que eran falsos los señalamientos en contra de la institución.

Secuestrado. En diciembre de 2016, el comisario y el alcalde se confrontaron con el fiscal Almaguer después de que acusaron a la Fiscalía de liberar a los presuntos secuestradores de un chofer de la empresa Uber. El fiscal respondió a los reclamos municipales señalando que el chofer no fue secuestrado, sino que se trató de una disputada entre particulares.

Gasolinazo. El 3 de enero de 2017, el alcalde y el fiscal se enfrascaron en una nueva discusión después que el edil denunciara represión en contra de manifestantes que protestaban contra el incremento a los costos de los combustibles y que derivó en una reyerta en San Juan de Dios. El fiscal, por su parte, afirmó que la autoridad municipal los dejó solos al combatir a grupos vandálicos.

Hackeo. El 28 de febrero de 2017, una serie de tuits publicados en la cuenta del fiscal Almaguer acusaron a Alfaro de corrupción, relación con narcotraficantes y hasta una relación sentimental encubierta. El funcionario advierte que su cuenta fue hackeada y borra los mensajes. Alfaro exige la renuncia del funcionario estatal: “Alguien así no puede estar al frente de la seguridad del Estado”, indica al denunciar que no cree la “burla” que le parece el argumento del hackeo.

Robacoches. El comisario Salvador Caro y el alcalde Enrique Alfaro acusaron que la Fiscalía permitió la liberación del líder de un grupo delictivo dedicado al robo de automotores. Si bien el fiscal no respondió la acusación, la Fiscalía Central reconoció que hubo una irregularidad en el proceso y seis elementos fueron sometidos a investigación por la evasión del reo.

Temas

Lee También

Comentarios