Jueves, 23 de Enero 2020
Jalisco | Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, en lo que va del año han fallecido dos mil 033 personas por esta causa

Aseguran que en México contaminación mata a miles

“El oxígeno que producen 200 árboles en 24 horas, lo combustiona un coche en una hora”

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.-  En México 66 personas han muerto por influenza humana. Por respirar aire contaminado, dos mil 33 personas han fallecido de febrero a la fecha, de acuerdo a cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Nadie habla de este tema. No negamos la gravedad del virus que ha paralizado al país, pero es más grave lo que genera la exposición de las personas al aire de las ciudades, porque es algo que se puede evitar reduciendo el uso del automóvil”, explica Mario Silva, del Colectivo Ecologista de Jalisco (CEJ), a propósito de que en el primer cuadro de la Ciudad se ha activado en cuatro ocasiones la fase uno del Plan de Contingencia Ambiental.

El problema es que las autoridades estatales y municipales no están realizando medidas preventivas y enérgicas para la temporada de invierno, fecha en la que se estima un incremento de contagios por influenza A H1N1, enfermedad que se podría complicar por los altos niveles de polución que se registran en ese período, asegura Mario Silva. 

Los principales contaminantes en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) son las partículas suspendidas y el ozono en período de estiaje. 

Las primeras son generadas por combustibles fósiles y por las obras de remodelación de las calles de los municipios (Guadalajara y Zapopan, principalmente). Cuando son menores a 10 micras se van directamente al tórax; las que son de 2.5 micras se quedan en los pulmones y las vías respiratorias; y las micropartículas suspendidas se van al torrente sanguíneo. “Por eso son tan peligrosas. Un cubre bocas puede ayudar, pero realmente no hay forma de protegerte de ellas más que no generándolas”.

Esto a la vez contribuye al cuadro de síntomas por EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), que es una combinación de bronquitis crónica y enfisema pulmonar y no tiene cura. El padecimiento se desarrolla durante varios años por exposición al humo del cigarrillo y por la contaminación del aire. 

“En Guadalajara, desde hace cinco o seis años hay un incremento de estos cuadros, pero no hay investigación epidemiológica para confirmar que es por la contaminación del aire, se sabe que las partículas lo agravan”, comenta el integrante de la organización civil.

El ozono es el contaminante con mayores concentraciones en el Centro y se produce por fuentes móviles. Los problemas que genera son alergias e irritación de mucosas y no hay forma de evitar la exposición.
“El problema es que el 90% de los viajes en automóvil pasan por el centro y diariamente se incrementan 300 vehículos al parque vehicular.

Urge que el Comité Metropolitano del Aire tenga un plan de acción para disminuir este problema en invierno y no dejar la posibilidad de que enfermedades como la influenza se disparen y se agraven por la mala calidad del aire. Los municipios deben tener zonas restringidas al automóviles y aunque argumentan que generaría más caos, el punto es que se disminuya el uso de éstos”, puntualiza.

Otro problema es que con las obras se ha retirado arbolado adulto y aún no “sabemos cuántos y no tenemos arbolado suficiente que controle los niveles de contaminación. El asunto del arbolado es un tema de salud pública”, concluye.


“El oxígeno que producen 200 árboles en 24 horas, lo combustiona un coche en una hora”

Mario Silva, integrante del Colectivo Ecologista de Jalisco.

Temas

Lee También