Miércoles, 22 de Enero 2020
Jalisco | Su Salud

Aromas curativos

La antigua técnica de la aromaterapia utiliza aceites esenciales de las plantas para aliviar enfermedades físicas y mentales y crear estados de ánimo que mejoran la salud

Por: EL INFORMADOR

Aunque en los últimos años ha tenido un auge impresionante, la aromaterapia se ha utilizado desde tiempos antiguos, cuando no existían medicamentos u otros medios para calmar el dolor. Se utilizaban hojas, frutos, raíces y semillas para tratar distintos males e incluso para crear estados de ánimo.

Este conocimiento de utilizar la naturaleza para el bienestar del ser humano pasó de generación en generación. Esta técnica es tan efectiva que no se requiere de un lugar especial para aplicarla; muchas veces basta con caminar por la calle y percibir un aroma agradable para modificar el estado de ánimo o traerle recuerdos.

El olfato es poderoso y tiene una memoria impresionante; los olores nos remontan incluso a épocas agradables de nuestra vida, como podría ser la niñez u otros tiempos añorados. Ese olor puede transportarnos a muchos años atrás.

Nuestro sentido del olfato tiene la capacidad de detectar los compuestos químicos del ambiente, ya que los receptores olfativos están ligados directamente con las áreas del cerebro que estimulan las emociones y la memoria; por ello este método es una alternativa para remediar padecimientos del cuerpo y de la mente.

¿Qué es la aromaterapia?

Es la utilización de aceites esenciales de las plantas que ayudan a aliviar males físicos y mentales y se ha comprobado que esta teoría era cierta; ya que se tienen estudios que confirman que las plantas pueden ayudar a mejorar nuestra salud.

La aromaterapia es utilizada para combatir el insomnio, disminuir la ansiedad, aliviar el dolor, quitar la depresión, reducir el estrés, problemas estomacales, entre otros muchos.

Los aromas de cada planta son diferentes y cada uno tiene ciertas propiedades que pueden ayudarnos a sentirnos bien; pueden combinarse entre sí y generar un efecto más benéfico y potente; es en este momento cuando entra la ciencia de la aromaterapia para producir diferentes efectos de acuerdo con las mezclas que se realicen.

La preparación de los aceites


Los aceites de las plantas generalmente son diluidos, ya que naturales son muy concentrados y no podrían aplicarse directamente a la piel.

El principal método de aplicación de la aromaterapia es cuando se diluye el aceite en agua caliente, para así que el vapor del agua, mezclado con las esencias, se absorba por medio del aparato respiratorio.

Otra de las maneras en la que estos aceites pueden ser aplicados es a través de la piel, utilizando una mezcla de aceites esenciales con aceites vehiculares de acuerdo con la necesidad, ya que la piel se convierte en un vehículo y a la vez un protector para introducir los compuestos y propiedades que las plantas poseen sin tener que correr riesgos de efectos secundarios nocivos.

Cuando se aplican los aceites en la piel, entran a través de los vasos capilares y son transportados a todo nuestro cuerpo a través de la sangre. Se pueden aplicar directamente en el área a tratar y su beneficio será más rápido que un medicamento que se toma por vía oral.

La aromaterapia ha tenido un auge muy grande en los últimos años. Se utiliza en gimnasios, spa’s, terapias físicas y masajes y muchas veces son tratamientos que en teoría no deberían ser tan caros.

¿Cuándo inició?

Durante cientos de años, los aceites han sido usados con propósitos terapéuticos. Chinos, hindúes, egipcios, griegos y romanos, los utilizaron en cosméticos, medicinas y perfumes.

Rene-Maurice Gattefosse, químico originario de Francia, descubrió las propiedades medicinales del aceite esencial de Lavanda cuando lo aplicó en una quemadura sobre su mano después de sufrir un accidente en su laboratorio.

Luego de este incidente, investigó las propiedades químicas de los aceites esenciales y registró su uso para tratar quemaduras, infecciones de la piel y ampollas en los soldados durante la Primera Guerra Mundial.

Ya en 1928 fundó la ciencia de la Aromaterapia o el uso de aceites esenciales. Para los años 50’s, fisioterapeutas, enfermeras, cosmetólogos, masajistas, doctores y otros profesionales de la salud comenzaron a utilizar los aceites esenciales como alternativa a los antibióticos.

La aromaterapia no vino a ser popular en los Estados Unidos hasta la década de los 80’s, cuando los aceites esenciales llamaron la atención de masajistas, terapeutas, practicantes de medicina alternativa, la industria comercial y la cosmética.

Algunos beneficios de las plantas:


Tranquilizante para los niños: la melisa y la manzanilla son buenas para calmar a los pequeños.

Cansancio: Los aceites de cítricos como la lima, mandarina y naranja son los idóneos para revitalizar y dar energía, son aromas para comenzar el día.

Tristeza: El aceite de la flor de melisa sirve para trabajar con personas tristes y sensibles. Una pequeña cantidad aplicada en las muñecas o en el agua de la tina de baño será suficiente para relajar.

Conservar la armonía: Para crear un ambiente relajado, puede utilizar una mezcla de geranio, bergamota y lavanda; esto conservará la armonía en su espacio.

Fatiga: La menta piperita reanimara y abrirá su mente. Es recomendable utilizarla cuando realice un esfuerzo extra o estudie. Abrirá los canales de percepción.

Arriba el ánimo: El romero ayuda a estabilizar los sentimientos cuando se encuentre deprimido o eufórico.

Las virtudes de las flores


Además de un olor agradable, las flores tienen virtudes que ayudan a aliviar padecimientos:

La caléndula: también conocida como la flor maravilla, se caracteriza por su poderosa acción terapéutica, ya que tiene propiedades antiinflamatorias, bactericidas, diuréticas y analgésicas. Es conocida por su poder nutritivo en todo tipo de piel, para tratar quemaduras, como cicatrizante y calmante.

La rosa: es antiséptica y suavizante, apta para todo tipo de piel: madura, seca y sensibles. Refresca y desinflama.

El jazmin: muy utilizada para perfumes, pero tiene propiedades revitalizantes y regeneradoras. Es ingrediente en tratamientos para piel seca.

La rosamosqueta: se utiliza como regenerador cutáneo; tiene ácidos grasos altamente nutritivos.

Temas

Lee También