Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 16 de Enero 2019
Internacional | Atentados en Noruega

Vigilaron a Breivik por comprar químicos

Tras la adquisición de productos a una empresa polaca sospecharon de él, pero nada indicaba que cometería los ataques

Por: EL INFORMADOR

OSLO, NORUEGA (26/JUL/2011).- El autor confeso del doble atentado en Noruega, Anders Behring Breivik, estuvo bajo vigilancia de los servicios secretos de este país el pasado marzo por la compra de productos químicos, con los que al parecer fabricó la bomba que estalló en el complejo gubernamental de Oslo.

La directora de la Agencia de Seguridad de la Policía , Janne Kristiansen, confirmó que Behring Breivik levantó sospechas de su departamento: “En marzo recibimos (...) una lista de 50 a 60 nombres y él figuraba porque había gastado 120 coronas (20 dólares) en una empresa en Polonia”, la empresa era vigilada porque vendía productos químicos.

La cantidad, sin embargo, no era suficiente como para pasar a una “vigilancia activa” y el episodio fue considerado insignificante para darle seguimiento.

“No podemos inscribir así como así nombres en nuestros registros pero comprobamos si había algo más sobre estas personas, si algunas podían estar ligadas a otras informaciones en nuestra posesión, pero no había absolutamente  nada sobre Behring Breivik”, afirmó Kristiansen.

Breivik colocó el pasado viernes una bomba de 500 kilos en el complejo gubernamental de Oslo, cuya detonación provocó la muerte de ocho personas. Según las investigaciones en curso, el sospechoso había comprado en los últimos meses seis toneladas de abono químico, que había acumulado en el granero de su granja biológica.

A este atentado con coche bomba siguió la matanza en el campamento de verano de las juventudes socialdemócratas.

Ex directora de la OMS era objetivo

La ex primera ministra noruega Gro Harlem Brundtland se encontraba entre los objetivos de Anders Behring Breivik, quien disparó contra los asistentes a una reunión juvenil del gobernante Partido Laborista el pasado viernes. Brundtland, jefa del Gobierno noruego en tres ocasiones, fue una de las oradoras en la reunión juvenil laborista, de acuerdo con el diario noruego Aftenpost.

La también ex directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS) estuvo varias horas en la reunión partidista pero una demora autor de la masacre permitió que Brundtland, quien postuló la incorporación de Noruega a la Unión Europea, abandonara los trabajos juveniles antes de que él llegara.

Piden movilizarse contra el fanatismo


El jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha señalado que lo sucedido en Noruega es un hecho grave que exige una respuesta europea y compartida contra el fanatismo y la xenofobia. En opinión de Zapatero, esta respuesta que no sólo debe darse en el ámbito de la cooperación internacional en materia de seguridad, sino que debe ser también política y protagonizada por los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete.

Nacionalismo
La xenofobia invade Europa


Para muchos europeos las ideas de Adolf Hitler o Benito Mussolini murieron con la Segunda Guerra Mundial; sin embargo, en la mayoría de los países europeos los partidos de ultraderecha han avanzado de tal manera que amenazan los principios integradores y plurales del proyecto de unificación. Ya no pesan los títulos nobiliarios asignados a los padres fundadores de la Unión Europea, Jean Monnet y Robert Schuman; el nacionalismo está de vuelta: la crisis económica, el desempleo y el aumento de la migración, su combustible.

 Las agrupaciones políticas de ultraderecha en Europa han logrado posicionar su retórica incendiaria a favor de la recuperación de la identidad nacional y en contra del multiculturalismo, en el que se apoya el proyecto de una Europa unida. En algunos casos, estos partidos, que están radicalmente opuestos a abandonar la ideología nacional para abrazar la globalización, gobiernan en sus respectivos países. En Finlandia, el partido político llamado Auténticos Finlandeses ha sido capaz de atraer 19% de la votación total, lo que le dio capacidad para formar Gobierno y promover políticas públicas nacionalistas como el control de la migración y restricciones para obtener la nacionalidad finlandesa.

 En Francia, tradicionalmente asociada  a los postulados de la izquierda; el Frente Nacional, comandado por la hija de Jean Marie Le Pen, líder histórico de la ultraderecha gala, obtuvo 10.4% en las últimas elecciones nacionales. Estudios señalan que ante el declive de las preferencias electorales a favor la derecha moderada, que encabeza el presidente Nicolás Sarkozy,  el Frente Nacional podría acceder a la segunda ronda en las elecciones presidenciales del año próximo.  

 La crisis financiera que viven algunos países de la Unión Europea es clave para entender la fortaleza que han recobrado los movimientos de ultraderecha. Según estudios de opinión, los alemanes se declaran “hartos” de financiar errores presupuestales de naciones, que ellos mismos califican de irresponsables, como Grecia o Irlanda.

Ningún país de Europa se salva de esta ola de resurgimiento de la ultraderecha política. En Italia, el avance de los postulados políticos extremistas se ha materializado en que, actualmente, la Liga del Norte es uno de los aliados principales del Gobierno que encabeza Silvio Berlusconi. En Bélgica, el Vlaams Belang (el Bloque Flamenco) ha sido capaz de reposicionar en la agenda el tema de la independencia de la zona norte belga, Flandes, lo que tiene paralizado la formación de Gobierno.

El ascenso de la ultraderecha (ver gráfico) y su fortalecimiento va en detrimento de la construcción de una Europa plural, solidaria y abierta a la migración. Pero mientras los partidos eurofílicos no construyan plataformas democráticamente creíbles que planteen marcos de convivencia migratoria comprensivos y programas contra el desempleo, el discurso nacionalista seguirá siendo un invitado de lujo.

Temas

Lee También

Comentarios