Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 10 de Diciembre 2019
Internacional | Los insurgentes han aceptado replegarse del manantial tras lograr un pacto

Siria asume el control del manantial que suministra agua a Damasco

Los insurgentes han aceptado replegarse del manantial tras lograr un pacto con las autoridades, que ha sido facilitado por Rusia y el CICR

Por: EFE

Desde el 30 de diciembre, está vigente en toda Siria una tregua, alcanzada gracias a un acuerdo entre Rusia. EFE / ARCHIVO

Desde el 30 de diciembre, está vigente en toda Siria una tregua, alcanzada gracias a un acuerdo entre Rusia. EFE / ARCHIVO

BEIRUT, LÍBANO (28/ENE/2017).- El Ejército sirio recuperó hoy el control del manantial de Ain al Fiya, que abastece de agua potable a Damasco, donde el suministro está cortado desde hace más de un mes, gracias a un acuerdo con los rebeldes para que se replieguen de la zona.

"Hemos acordado que se resuelva el problema del agua y que entren los equipos de mantenimiento a Ain al Fiya", dijo por teléfono el portavoz del opositor Frente Sureño, Esam al Rayes.

El responsable rebelde confirmó que los insurgentes han aceptado replegarse del manantial tras lograr un pacto con las autoridades, que ha sido facilitado por Rusia y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

De hecho, "el CICR ha accedido a Ain al Fiya para evacuar a los heridos", agregó Al Rayes.

Los combatientes opositores se han dirigido a la vecina localidad de Deir Muqrin, donde, según el portavoz del Frente Sureño, las negociaciones todavía continúan con las autoridades para decidir adónde se van a trasladar los milicianos cuando abandonen la región del valle del Barada, donde se ubica Ain al Fiya.

"Tampoco se sabe todavía cuántos revolucionarios serán evacuados fuera del valle, eso se está decidiendo en las conversaciones", señaló.

El Frente Sureño es una alianza de grupos vinculada al Ejército Libre Sirio (ELS), a la que pertenecen las organizaciones rebeldes presentes en el valle del Barada: las Brigadas Seif al Islam (Espada del Islam), la Brigada Abadal al Sham (Alternativas del Levante) y Shuhada al Haq (Mártires del derecho).

Al Rayes insistió en que esas son las únicas facciones del valle y reiteró que allí no hay presencia del Frente de la Conquista del Levante (exfilial siria de Al Qaeda), tal y como afirma el Gobierno de Damasco y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El portavoz, que fue miembro de la delegación opositora en el diálogo de paz sobre Siria celebrado esta semana en Astaná, aseguró que la resolución de replegarse de Ain al Fiya ha sido adoptada por los propios grupos insurgentes que estaban el valle.

"En Astaná, se habló sobre el valle del Barada, pero nos centramos en el alto el fuego, no se habló de ninguna evacuación, dejamos esa decisión a las brigadas que están sobre el terreno", precisó Al Rayes.

La fuente denunció que los efectivos gubernamentales sirios han violado de forma continua la tregua en el valle. "Los rusos intentaron ayudar, pero el régimen siguió infringiendo el cese de las hostilidades", indicó.

Desde el 30 de diciembre, está vigente en toda Siria una tregua, alcanzada gracias a un acuerdo entre Rusia, aliada del Gobierno de Damasco, y Turquía, valedora de la oposición, que también contemplaba la celebración de las conversaciones de paz en Astaná, que se desarrollaron entre el lunes y el martes pasados.

Tras la entrada de las fuerzas armadas en el manantial de Ain al Fiya, se espera en breve el comienzo de la reparación de sus instalaciones para restablecer el suministro de agua a Damasco.

Actualmente, ingenieros del Ejército trabajan en tareas de desactivación de minas y otros artefactos explosivos dentro de Ain al Fiya, según la agencia de noticias oficial siria, SANA.

El gobernador de la provincia de Rif Damasco, Alá Ibrahim, adelantó que está previsto que los equipos de mantenimiento entren mañana por la mañana a las instalaciones del manantial para iniciar las reparaciones, después de que culmine la operación de desminado.

Respecto al acuerdo alcanzado, Ibrahim subrayó que es un arreglo entre sirios y sin injerencias extranjeras.

El pacto permitirá la evacuación de los combatientes y sus familias a la provincia septentrional de Idleb, mientras que aquellos que deseen quedarse en el valle del Barada tendrán que regularizar su situación legal ante las autoridades, dijo Ibrahim.

El gobernador afirmó que se ha retrasado hasta mañana la salida de los milicianos y sus parientes a Idleb, debido a las malas condiciones meteorológicas de hoy.

Por otro lado, el responsable político alabó el papel desempeñado por los habitantes del valle del Barada, que, destacó, han presionado a los grupos armados para que aceptaran un acuerdo y han respaldado la operación del ejército.

Temas

Lee También