Jueves, 13 de Mayo 2021
Internacional | Se realizó en la fábrica Alpine Valley Bread Company, empresa panificadora

Redada en Phoenix arroja 24 indocumentados detenidos

El sheriff repitió varias veces a los reporteros en el lugar que la redada fue planeada para desalentar el fraude de identidad, y negó que la incursión fuera motivada por perfil racial

Por: NTX

oe Arpaio, sheriff del condado de Maricopa, Arizona. ARCHIVO  /

oe Arpaio, sheriff del condado de Maricopa, Arizona. ARCHIVO /

PHOENIX, ESTADOS UNIDOS (14/JUL/2011).- Agentes del Departamento del Sheriff del condado de Maricopa, en Phoenix, Estados Unidos, detuvieron hoy a cuando menos 24 inmigrantes indocumentados en una redada a una compañía panificadora.  

Joe Arpaio, sheriff del condado de Maricopa, dijo que procedieron con base en información de que en la fábrica Alpine Valley Bread Company laboraban unas 31 presuntos indocumentados, que usaban documentos falsos para trabajar.  

"Esta investigación se centra en gente que ha proveído identificaciones falsas", aseguró Arpaio, bien conocido en el país por su férrea y continua persecución de inmigrantes indocumentados.  

En la planta, ubicada en una céntrica área de Phoenix, se encontraban trabajando entre 50 y 60 empleados la mañana de este jueves cuando se inició la redada.  

Arpaio confirmó que al término de la incursión se habían realizado 24 detenciones, todas de personas de origen hispano.  

El sheriff repitió varias veces a los reporteros en el lugar que la redada fue planeada para desalentar el fraude de identidad, y negó que la incursión fuera motivada por perfil racial o prejuicios racistas.  

Arpaio, quien se promueve asimismo como 'el sheriff más duro de América', ha obtenido por su política antiinmigrante el reconocimiento de grupos conservadores.  

Pero sus operativos contra indocumentados también lo han conducido a chocar con quienes favorecen políticas más benévolas para los inmigrantes, como el alcalde de Phoenix, Phil Gordon, y varios grupos de derechos civiles.  

El sheriff ha reiterado múltiples ocasiones que para él, la ley es clara y el inmigrante indocumentado es un criminal que debe ser detenido en la calle, en los centros de trabajo o donde se encuentre, para ser procesado y deportado.  

El Departamento de Justicia de Estados Unidos mantiene abierta una investigación en su contra por violación de derechos civiles, al haber sido acusado de incurrir en conductas ilegales de perfil racial para detener a indocumentados. 

Temas

Lee También