Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 20 de Noviembre 2018
Internacional | Janet Napolitano de ser designada como secretaria del Departamento de Seguridad Interior podría acrecentar la vigilancia en la frontera

Napolitano podría aumentar vigilancia en la frontera

Napolitano intentó en conseguir que el gobierno federal pagara 500 mdd para reembolsar los costos de detener a indocumentados condenados por crímenes

Por: AP

PHOENIX, ESTADOS UNIDOS.- Si es designada para el cargo de secretaria del Departamento de Seguridad Interior por el presidente electo Barack Obama, la actual gobernadora de Arizona, Janet Napolitano, podría cambiar la política de inmigración actual, contra la cual ha protestado, y acrecentar la vigilancia en la frontera.

Como líder de un estado con el sendero de ingreso más transitado por los indocumentados, Napolitano se ha quejado reiteradamente que el gobierno federal ha eludido sus deberes de asegurar la frontera, y que ha volcado en Arizona los costos de lidiar con inmigrantes ilegales.

Luego de declarar un estado de emergencia debido a problemas en la frontera con México, la dirigente demócrata propuso emplazar guardias nacionales en los límites internacionales, anticipándose en cuatro meses a la idea del presidente George W. Bush.

Napolitano intentó en vano conseguir que el gobierno federal pagara 500 millones de dólares para reembolsar los costos de detener a indocumentados condenados por crímenes.

``Protegeremos a nuestros ciudadanos cuando el gobierno federal no lo haga. Pero éste es un problema federal, y esperamos que el gobierno federal haga su parte'', dijo Napolitano en el 2006, al anunciar un plan por 100 millones de dólares para enfrentar problemas de la inmigración ilegal.

Informes de prensa indican que Napolitano fue elegida por Obama para liderar el departamento de Seguridad Interior. El departamento tiene una serie de deberes no vinculados con la inmigración, tales como proteger al presidente y coordinar respuestas en situaciones de desastre, pero también administra tres agencias dedicadas a lidiar con problemas de los indocumentados.

Sus partidarios en Arizona dicen que Napolitano está al tanto de la complejidad de los problemas de inmigración ilegal. Los críticos la acusan de tratar de caminar en la cuerda floja en un estado cuyos habitantes se sienten frustrados ante la porosidad de su frontera.

Al principio de su mandato, Napolitano se resistió a los esfuerzos para reprimir a los indocumentados, pero luego aprobó medidas para frenar su ingreso. Para personas vinculadas con temas de inmigración, es difícil determinar qué piensa exactamente del tópico.

Héctor Yturralde, presidente del grupo de defensa de los derechos de los hispanos Somos América y un crítico de la ley para prohibir la contratación de ilegales, y que Napolitano respalda, dijo que la gobernadora ``no es una intransigente''. Sin embargo, sus posiciones sobre la inmigración ilegal, añadió, reflejan el hecho de que es una gobernadora demócrata en un estado donde los republicanos son mayoría.

Temas

Lee También

Comentarios