Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 22 de Noviembre 2019
Internacional | A la reunión asistirán representantes de lo 34 países miembros de la OEA

La OEA se reunirá el lunes para evaluar la situación en Honduras

El próximo 2 de diciembre el Congreso hondureño decidirá sobre la restitución del depuesto mandatario Manuel Zelaya

Por: EFE

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS.- La OEA se reunirá el lunes en privado para evaluar la situación en Honduras, donde se celebrarán el 29 de noviembre las elecciones generales y el próximo 2 de diciembre el Congreso decidirá sobre la restitución del depuesto mandatario Manuel Zelaya.

Un funcionario estadounidense de alto rango, que prefirió mantener el anonimato, señaló que la reunión será "informal" y otras fuentes consultadas por Efe explicaron que se reunirán los representantes de los 34 países miembros activos de la Organización de Estados Americanos ( OEA) en privado y a puerta cerrada, pero que no se convoca un Consejo Permanente para ello.

En esta reunión, los 34 Estados miembros abordarán precisamente los comicios hondureños, y lo más probable es que intentarán adoptar una postura común frente a los mismos y su respuesta al resultado y al desarrollo de las elecciones, señalaron las fuentes diplomáticas.

En el seno del organismo interamericano los países están divididos acerca de la legitimidad de las elecciones del 29 de noviembre, dado que hay países como Brasil, Nicaragua, Ecuador, Argentina, Bolivia y Venezuela, entre otros, que ya han dicho que no reconocerán el resultado sin la restitución previa de Zelaya, y hay otros como EU y Panamá, que han afirmado que lo aceptarán.

El problema es que la OEA se suele regir por el consenso, por lo que una resolución al respecto es complicada de sacar adelante.

La postura que adopte la organización liderada por José Miguel Insulza en los próximos días y después de las elecciones, ante el resultado y el voto del Congreso sobre el futuro de Zelaya, también afectará a la decisión de levantar o no la suspensión impuesta por la OEA a Honduras el 4 de julio a raíz del golpe de Estado.

EU, que ha mediado en las negociaciones del Acuerdo Tegucigalpa-San José y logró que las partes lo firmaran el pasado 30 de octubre, ha sido muy criticado por haber dicho que apoyará las elecciones hondureñas.

El funcionario de alto rango destacó que EU considera que las elecciones son una parte importante de un esfuerzo más amplio para solucionar la crisis en Honduras y que en cualquier caso, Washington se pronunciará sobre las elecciones una vez se hayan celebrado.

"Lo que hagan otros países es asunto de ellos", señaló.

El malestar ha sido expresado tanto por Zelaya como por otros Estados en América Latina, pero EU considera que, pese a las críticas a Washington, "hay muchos países que se dan cuenta de que los comicios tienen que formar parte" de la solución, señaló.

"Es muy fácil quedarse con los brazos cruzados y criticar. Es mucho más difícil proponer ideas que puedan ayudar a Honduras salir adelante", consideró.

EU quiere defender los principios de la democracia y del orden constitucional y dejar claro que los golpes de Estado tienen que ser parte del pasado, pero a la vez también ayudar a Honduras a salir de la crisis, en parte mediante las elecciones, explicó.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, dijo que no enviará una misión de observación electoral a Honduras, pero el funcionario de alto rango señaló que el día de los comicios habrá "muchos observadores internacionales".

La reunión de la OEA del lunes se celebrará también después de que el presidente de facto, Roberto Micheletti, anunciara que pretende dejar temporalmente el poder, probablemente entre el 25 de noviembre y el 2 de diciembre, día en que el Congreso vota sobre la restitución de Zelaya, algo que ha sido recibido por EU como "un paso positivo", porque abre más espacio para una posible solución.

El depuesto mandatario, por su parte, ha pedido que se pospongan las elecciones con el fin de "legitimarlas" como solución "legal" que permita que el país vuelva al Estado de Derecho.

El funcionario estadounidense indicó que eso es un asunto de Honduras, pero calificó de "complicado" retrasar los comicios dada la ley hondureña y el deseo de los ciudadanos de votar.

"En Honduras se percibe que la gente quiere votar y dejar esto atrás", dijo, para agregar que el acuerdo es "muy popular" en Honduras y "merece la pena luchar por él" y su aplicación.

"Este es un proceso que se desarrolla paso por paso. Después de las elecciones Honduras será un país diferente y será diferente después del 2 de diciembre", sostuvo.

Temas

Lee También

Comentarios