Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 17 de Noviembre 2018
Internacional | La actual crisis financiera es uno de los desafíos más serios que hayamos enfrentado

La Cumbre de Lima cierra con unánime defensa del libre comercio

La actividad de la Semana de Líderes de APEC, como fue bautizada por la organización, arrancó el lunes pasado

Por: EFE

LIMA, PERÚ.- Los países de APEC cerraron hoy en Lima una semana de trabajo en la que presidentes, ministros y empresarios de los 21 países que forman este foro económico afirmaron que el libre comercio es su arma para atajar la crisis mundial.

Durante siete días desfilaron por Lima los presidentes de E.U, China, Rusia, Japón, México y Canadá, entre otros, así como ministros y altos funcionarios que mantuvieron numerosos encuentros bilaterales, además de las reuniones oficiales del Foro de Cooperación Económica del Asia Pacífico (APEC).

Junto a los políticos, también pasaron por Lima más de 3 mil empresarios y ejecutivos de todo el arco del Pacífico y otros tantos periodistas que cubrieron las vicisitudes de esta semana de gran actividad.

En la declaración final de la Cumbre de Líderes de APEC, cuyas reuniones de trabajo empezaron el sábado, los dirigentes reconocieron que la crisis financiera es el principal desafío para los países y que la creación de un Área de Libre Comercio en Asia-Pacífico sólo será posible a largo plazo.

Pese a que los llamamientos que a lo largo de la semana hicieron políticos y empresarios en favor de la apertura de los mercados y una mayor inversión como fórmula para sortear la crisis, esta Declaración de Lima fue cauta y reconoció que el proceso será todavía largo.

"La actual crisis financiera es uno de los desafíos más serios que hayamos enfrentado", afirmó el documento oficial, antes de subrayar que los países de APEC se comprometen a actuar "rápidamente y con decisión para abordar la desaceleración económica inminente".

La actividad de la Semana de Líderes de APEC, como fue bautizada por la organización, arrancó el lunes con un encuentro de pequeños y medianos empresarios de la región, quienes se reunieron durante tres días en la Fortaleza del Real Felipe del Callao.

Allí, más de mil empresarios debatieron las posibilidades y beneficios que ofrece el comercio en el área del Pacífico para las pequeñas empresas y escucharon a expertos sobre el uso de Internet para desarrollar sus negocios y sobre la financiación en tiempos de crisis.

De forma paralela, representantes del Consejo Consultivo Empresarial de APEC (ABAC), organismo compuesto por tres reconocidos empresarios de cada economía del foro, iniciaron sus encuentros en los que emitieron un informe en el que enfatizaron la necesidad de no caer en el proteccionismo y de recuperar la confianza de los inversores.

La primera de las reuniones de alto nivel comenzó el miércoles con el "retiro" (una reunión a puerta cerrada en jerga de APEC) de los ministros de Relaciones Exteriores y Comercio Exterior de las 21 economías.

Tras dos días de encuentros, en los que no tuvieron contacto con la prensa, los ministros emitieron un documento en el que mostraban su apoyo a las medidas decididas por el Grupo de los 20 en Washington para afrontar la crisis económica mundial y otro llamamiento a evitar el proteccionismo.

Mientras, el miércoles aterrizó en Lima el presidente de China, Hu Jintao, en una visita de estado que fue recibida con gran entusiasmo por el Gobierno peruano.

Entre otros asuntos, Perú y China anunciaron la conclusión de las negociaciones para la creación de un Tratado de Libre Comercio entre ambas naciones, uno de los objetivos declarados del Ejecutivo presidido por el presidente Alan García.

El jueves estuvo marcado por la llegada del presidente norteamericano George Bush a Lima, en la que se cree que fue su último viaje oficial como presidente en ejercicio.

A su llegada al país, Bush también se mostró contrario a fomentar el proteccionismo pese a la crisis durante su participación en un foro de altos ejecutivos de empresas de APEC que se desarrolló en la sede principal de la cumbre y en el que también participaron 12 de los dignatarios que vinieron a Perú.

La Cumbre de Líderes propiamente dicha se desarrolló en dos sesiones a puerta cerrada, tras las cuales los mandatarios mantuvieron reuniones bilaterales y fueron agasajados por el Gobierno peruano.

Tras posar ante los medios con un poncho como el que usan los "chalanes", los jinete de los típicos caballos de paso peruano, y dar a conocer el contenido de la Declaración de Lima, los jefes de Gobierno pusieron punto final a la reunión con una comida de gala en el Palacio de Gobierno.

Temas

Lee También

Comentarios