Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 17 de Diciembre 2017
Internacional | Se prevé que perderá fuerza gradualmente mientras se desplaza por la isla

Huracán Paloma azota Cuba; se debilita a categoría tres

Paloma entró a tierra con una fuerza extrema pero se debilitó a categoría 3 con vientos intensos y lluvias torrenciales

CUBA.-  El potente huracán Paloma se abatió el sábado contra el sur de Cuba, mientras las autoridades trataban de evacuar a centenares de miles de habitantes a zonas más seguras, y de proteger los cultivos de la isla, que aún se recupera de otras dos devastadoras tormentas.

Paloma entró a tierra cerca de Santa Cruz del Sur con una fuerza extrema pero rápidamente se debilitó a categoría 3 con vientos intensos y lluvias torrenciales, informó el Centro Nacional de Huracanes en Miami. Se prevé que perderá fuerza gradualmente mientras se desplaza por la isla antes de acercarse hacia la zona central de las Bahamas el domingo por la noche o el lunes.

No se conocía por completo la magnitud de los daños iniciales en Cuba, pero la televisión estatal informó que una torre de comunicaciones se desplomó en la costa sur, y los servicios de electricidad y telefónico quedaron interrumpidos en gran parte de la región.

Sólo en Camagüey, la provincia centro oriental de Cuba, más de 220.000 habitantes de las zonas bajas más vulnerables fueron evacuados a zonas elevadas. Otras 170.000 personas fueron trasladadas hasta la provincia oriental de Las Tunas.

En una de sus Reflexiones publicadas el sábado en los medios cubanos, el ex presidente Fidel Castro dijo que Paloma causaría nuevos daños a caminos y cultivos plantados después del paso devastador de los huracanes Gustav y Ike entre fines de agosto y principios de septiembre. Esas dos tormentas causaron daños por valor de 9.400 millones de dólares y destruyeron un tercio de las cosechas, lo que provocó una fuerte carestía de verduras frescas.

Rosa Pérez, de 79 años, esperaba el paso del huracán en un albergue instalado por el gobierno en la Universidad de Camagüey, con su esposo de 83 años y otras 900 personas de la ciudad de Santa Cruz del Sur.

Pérez relató que era una niña cuando vio cómo una huracán arrastró a su madre, a su hermana mayor y a otros 40 familiares en 1932, cuando murieron unas 3.000 personas.

``Esperamos ver a qué pasa en la casa y en la playa'', comentó Pérez nerviosamente.

Su esposo Wilfredo Sánchez, agregó que ``antes no existían estas evacuaciones''.

Una vecina de Santa Cruz del Sur, Aída Pérez observaba las noticias con sus hijas, de 19 y 10 años.

``Este es un golpe muy fuerte'', destacó la mujer de 44 años. Afirmó que tenía la certeza de que perderían su casa y todas sus pertenencias, ``pero lo importante es que tenemos la vida'', agregó.

En las calles inundadas y casi desiertas de la capital provincial, cuatro hombres se esforzaban bajo la lluvia torrencial por cargar una refrigeradora hasta un edificio más seguro.

Añadió que la tormenta, que llegó a tener vientos máximos sostenidos de 233 kilómetros por hora (145 mph), se debilitaba tras tocar tierra. Según el centro, los vientos del huracán habían aminorado a 193,11 kph (120 mph).

Paloma se desplazaba hacia el noreste a una velocidad de 11 kph (7 mph) y se cree que ésta decrecerá el domingo antes de salir al Atlántico antes del mediodía. La fuerza de los vientos del huracán se extendían sobre radio de 45 kilómetros (30 millas) desde el centro.

La acumulación pluvial será de un total de 13 a 25 centímetros en las regiones, central y oriental de Cuba, mientras que algunas áreas, la acumulación máxima podría llegar a los 51 centímetros.

``Aunque se debilite un poco, debemos prestar mucha atención a esta tormenta'', advirtió el meteorólogo José Rubiera por radio y televisión.

Las bandas de lluvia periféricas de Paloma llegaron a la costa sur de la isla en su sector central el sábado por la tarde después de dejar sin energía a buena parte de la isla Gran Caimán. Regía el alerta en las provincias centrales y orientales, y las autoridades de defensa civil supervisan los trabajos para proteger vidas y propiedades antes del arribo de la tormenta.

Antes de la llegada de Paloma, la Agencia Nacional de Información de Cuba señaló que las granjas de aves de corral y de puercos habían sido aseguradas y que los cultivos estaba protegidos en las provincias orientales de Camagüey y en Santiago. La televisión estatal mostró a los trabajadores almacenando sacos de arroz, cortando ramas de los árboles y limpiando los canales de alcantarillado.

Los servicios de transporte de autobuses y de trenes por el centro y oriente de Cuba fueron suspendidos.

El sábado por la noche, Paloma estaba situada a 60 kilómetros (35 millas) en el sudeste de Camagüey.

Horas antes en las Islas Caimán la tormenta arrancó árboles, provocó inundaciones en las zonas bajas y destruyó los tejados de algunos edificios, pero los residentes parecían estar a salvo.

Donovan Ebanks, presidente de la Comisión de Emergencias, dijo que no se informó de víctimas.

Cleva Jackson, propietaria de un hotel en Gran Caimán, dijo que seguía intentando localizar a sus familiares en Caimán Brac, donde tuvieron problemas en un refugio tras evacuar su vivienda.

``El tejado se desplomó y todo el mundo intentaba refugiarse en la cocina, pero no tengo noticias de ellos'', dijo la mujer. ``No podemos comunicarnos''.

``No tememos informes de heridos o bajas. Todos los indicios apuntan que los daños han sido mínimos o inexistentes en Gran Caimán'', agregó Ebanks.

El centro de huracanes dijo que Paloma podría causar fuerte oleaje que podría ascender a los 7 metros en partes de Cuba. Rubiera advirtió a los residentes que se mantuvieran alerta especialmente en las zonas costeras.

Una alerta de tormenta tropical seguía vigente el sábado por la noche en el centro de las Bahamas, en las islas, Cat Island, The Exumas, Long Island, Rum Cay, San Salvador, Acklins Island, Crooked Island y Ragged Islands.

Temas

Lee También

Comentarios