Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 13 de Diciembre 2019
Internacional | Los dos candidatos a la presidencia llaman a un diálogo nacional

Hondureños llegan divididos y desconfiados a elecciones

Más de 4.6 millones de hondureños están llamados a votar en las elecciones generales del domingo

Por: AP

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- El golpe de estado fracturó la sociedad de tal forma que los hondureños llegan a las elecciones del domingo con profundas divisiones y desconfianza, algo que ambos candidatos pretenden contrarrestar con llamados a un “dialogo nacional''.

“No se si las elecciones van a unificar a los hondureños, pero la situación sí va a mejorar porque lo que tenemos ahora con un presidente metido en una embajada y el gobierno funcionando a media no es opción para nada'', dijo el jueves a la AP Virgilio Rodríguez, un hondureño de 55 años.

El 28 de junio un comando militar irrumpió en la casa del presidente Manuel Zelaya, a punta de pistola lo pusieron en un avión que lo llevó a Costa Rica.

A partir de entonces, la sociedad hondureña se dividió entre quienes apoyan a Zelaya y quienes festejaron su defenestración. Esa división también sumió al Partido Liberal, que puso a Zelaya en el poder, en una de sus más profundas crisis en su centenaria historia. Tanto Zelaya, como el presidente de facto Roberto Micheletti son del Partido Liberal.

“Sí, estamos divididos. Hay de 'Mel' y otros que nos dicen golpistas. Yo soy golpista'', dijo Nadia Alvarenga, una estudiante de 18 años.

Los candidatos Porfirio Lobo, candidato del Partido Nacional y a quien una encuesta de CID-Gallup de finales de octubre le da 16 puntos de ventaja sobre su más cercano competidor el liberal Elvin Santos aseguran que convocarán a un “diálogo nacional'' una vez hayan ganado los comicios.

“Cuando haya nuevas autoridades, entraremos a resolver el problema, a unificar a la familia hondureña'', dijo María Antonieta Guillén, candidata vicepresidencial de Lobo.

Santos aseguró que deberá unir a su partido y después de ganar, llamar a “un pacto social en que participen todos los sectores''.

Más de 4.6 millones de hondureños están llamados a votar en las elecciones generales del domingo, unos comicios que el depuesto mandatario califica de “ilegales'' y que la Organización de Estados Americanos dijo no reconocerá en tanto éste no sea reinstalado en el poder.

El jueves la Corte Suprema de Justicia (CJS) dijo que no sería legal restituir a Zelaya mientras tenga ordenes de captura. El vocero de la CSJ informó a la AP que la decisión se tomó con los votos de 14 de los 15 magistrados.

Hay ordenes de captura pendientes contra Zelaya por delitos supuestamente cometidos al convocar a los hondureños a un referendo sobre si estaban de acuerdo o no con elegir diputados a una asamblea nacional constituyente en las elecciones del 29 de noviembre.

La opinión de la CSJ es la última que el Congreso requirió a otras tres instituciones del estados para votar el 2 de diciembre sobre el tema.

Es la única cuyo contenido se conoce ya que la fiscalía, la Procuraduría General de la Nación y el Comisionado de Derechos Humanos no revelaron cual fue su dictamen.

Confinado al recinto diplomático brasileño, Zelaya ha calificado como “ilegítimos'' los comicios por efectuarse bajo la administración de facto y ha pedido a la comunidad internacional no darles reconocimiento.

El Frente de Resistencia contra el Golpe de Estado cumplió 152 días de protestas callejeras, en las cuales la participación ha venido mermando progresivamente: de las decenas de miles que desfilaron en las jornadas posteriores al golpe de estado, ahora son menos de 100 personas las que las acuerpan.

“En mi opinión, pienso que las elecciones no van a unir a los hondureños. El país está muy dividido'', dijo Rigoberto Alonzo, de 40 años, empleado de una cadena de almacenes.

Temas

Lee También