Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Noviembre 2019
Internacional | Sigue a la expectativa de lo que hará Estados Unidos

El desafío de Copenhague: reorganizar al mundo

Los principales gobiernos involucrados fortalecieron su compromiso para controlar los gases de efecto invernadero en sus países

Por: AP

AMSTERDAM, HOLANDA.- La cumbre sobre el clima el próximo mes en Copenhague buscará transformar la manera en que administramos el planeta, desde la generación de energía hasta la construcción de viviendas y ciudades. Y también canalizaría riqueza de los países ricos a los pobres.

Así, no es novedad que sea tan difícil lograr un acuerdo.

En semanas recientes, las posibilidades parecían favorables, pero luego se ensombrecieron, sólo para reavivarse nuevamente después.

El presidente estadounidense Barack Obama frustró las expectativas durante su gira por Asia cuando dijo que en la cumbre no era posible completar un paquete final. Sin embargo, después despertó esperanzas al señalar que Estados Unidos podría realizar conversaciones más extensas en la capital danesa de lo que se había esperado, pues las demoras en la legislación estadounidense lo dificultaban.

Con la esperanza de darle un impulso a las negociaciones, los principales gobiernos involucrados fortalecieron su compromiso para controlar los gases de efecto invernadero en sus países, a los cuales se responsabiliza por el calentamiento del planeta.

Pero todos siguen a la expectativa de lo que hará Estados Unidos.

Las principales economías “vienen a Copenhague listas para rellenar los espacios vacíos. Están atentas para ver qué sucede en el Congreso (en Washington), y que podrá llevar Estados Unidos a la cita'', destacó una analista especializada en clima, Jennifer Morgan, del Instituto de Recursos Mundiales, un centro de estudios con sede en Washington.

Al verse enfrentada a una creciente impaciencia, la delegación de Estados Unidos podrá llevar una cifra provisional a la cumbre, prometiendo por lo menos una reducción del 17% en los gases de efecto invernadero durante la próxima década con respecto al 2005, una cifra extraida a partir de los proyectos de ley que aguardan la aprobación del Congreso.

“En parte es como un acto equilibrista'', destacó el analista estadounidense Alden Meyer, de la Unión de Científicos Preocupados. El gobierno de Obama desea satisfacer la demanda internacional de claridad sin que parezca que está desplazando a los legisladores estadounidenses, ``dando municiones a sus opositores en el Senado''.

Más de 65 jefes de gobierno asistirán a los últimos días del congreso que se llevará a cabo del 7 al 18 de diciembre, invirtiendo su prestigio personal en el resultado. Entre ellos figuran los líderes de Gran Bretaña, Francia, Alemania, Australia, Brasil, Indonesia, Japón y España.
 

Temas

Lee También

Comentarios