Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 15 de Octubre 2019
Internacional | Decisión humanitaria

El “Times” calló plagio del reportero Rohde

El periódico estadounidense informó que no publicó información del suceso para no poner el peligro la vida del periodista

Por: EL INFORMADOR

WASHINGTON.- El editor del diario “The New York Times”, Bill Keller, aseguró que ocultar el secuestro de uno de sus reporteros en Afganistán fue “una d

ecisión agonizante que se revisó una y mil veces”.  
En una entrevista concedida a la cadena CN, Keller comentó que tanto familiares como el diario consideraron que hacer público el secuestro de David Rohde habría puesto en riesgo la vida del reportero. 

Keller dijo que durante ese desesperante “intervalo de incertidumbre”, el “Times” pidió a otros medios informativos que no informaran del secuestro de Rohde.  
Rohde, ganador del premio Pulitzer con otros reporteros por la cobertura del conflicto en Afganistán, fue secuestrado el 10 de noviembre pasado, junto con el reportero local Tahir Ludin y su chofer Asadullah Mangal, en Logar, localidad al sur de Kabul. 

Este fin de semana, Rohde contactó con su esposa Kristen Mulvihills para decirle que el viernes por la noche, él y Ludin lograron escalar una pared de la construcción donde permanecían retenidos en la región pakistaní de Waziristán del Norte. 

En su huida, a la que no pudo sumarse Mangal, lograron contactar a un soldado pakistaní que los llevó a una instalación militar cercana, y el sábado fueron trasladados por aire a la base estadounidense de Bagram, en Afganistán. 

Según los reportes iniciales, Rohde, de 41 años, y quien tiene nueve meses de casado y siete de cautiverio, se encuentra en buenas condiciones de salud, mientras que Ludin se lesionó un pie durante la huida. 

Desde su secuestro, hubo esporádicas comunicaciones de ellos y de los secuestradores con el diario neoyorquino.

Afganistán

Talibán niega participación en secuestro

KANDAHAR, Afganistán.- Los talibanes afganos negaron ayer a través de un vocero cualquier participación en el secuestro, en  noviembre pasado en Afganistán, de un reportero del “The New York Times” y su colega  afgano.

“No estuvimos involucrados para nada en este asunto”, declaró Zabihullah Mujahid, uno de los dos portavoces habituales de los talibanes.

"Nosotros no reivindicamos el secuestro de estas dos personas (...), Tahir  Ludin y el estadounidense, o quienes sean, ni siquiera cuando sucedió", dijo Zabihullah Mujahid por teléfono, desde un lugar desconocido.

"No sabemos quiénes los secuestraron ni cómo fueron secuestrados”.

“Nosotros no estuvimos involucrados en este caso y no sabemos quiénes los secuestraron”.

Asadullah Mangal, uno de los tres plagiados, siguió en manos de los secuestradores, que según periódicos de Estados Unidos eran talibanes, pero no proporcionaron más precisiones.

De acuerdo con versiones periodísticas, el reportero David Rohde y el periodista afgano Tahir  Ludin, como así el chofer Asadullah Mangal, fueron secuestrados cerca de Kabul.

Rehenes civiles, privados de su vida en Iraq

LONDRES/BAGDAD.- Los restos de los cuerpos entregados por Iraq al Reino Unido corresponden a dos de los cinco británicos secuestrados en Iraq en 2007, confirmó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña (Foreign Office).

Los fallecidos han sido identificados como Jason Swindlehurst, de Skelmersdale (norte de Inglaterra), y Jason Creswell, de Glasgow (Escocia).
Swindlehurst y Creswell eran dos de los cuatro guardaespaldas que protegían a Peter Moore, un consultor informático de Lincoln (este de Inglaterra), cuando los cinco fueron secuestrados en mayo de 2009.

“Seguimos haciendo todo lo que podemos para lograr la liberación segura de los otros rehenes”, subrayó una vocera del Foreign Office.
La portavoz, que no precisó ni cuándo ni cómo murieron los dos británicos, empleados de la empresa canadiense GardaWorld, indicó que las familias de los difuntos han sido informadas “con gran pesar”.

En otro episodio de violencia, dos policías murieron en un enfrentamiento en las calles de Bagdad y otras tres personas resultaron heridas en segundo ataque.
Las fuentes policiales precisaron que dos agentes perdieron la vida y otro sufrió heridas en un enfrentamiento con un grupo armado en el barrio de Al Gazaliya, ubicado en el Oeste de la capital iraquí.

Dolor. Familiares asisten al sepelio de víctimas del atentado en Kirkuk, que el sábado cobró 72 vidas.

El Ejército estadounidense no intervino en la liberación de David Rhode; desconozco si lo hicieron agentes del Departamento de Estado o la CIA

Christine Sidenstricker, teniente estadounidense en Afganistán.

Temas

Lee También

Comentarios