Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 14 de Diciembre 2017
Internacional | El Partido Republicano está esencialmente débil

El Partido Republicano busca reagruparse

La derrota de John McCain en los comicios presidenciales del martes y los descalabros en el Congreso dejan al partido buscando nuevo líder e identidad

WASHINGTON.-  El Partido Republicano está esencialmente débil, y no ha pasado tanto tiempo desde que la elección del presidente George W. Bush en el 2000 incitó aseveraciones de que los republicanos ejercerían un dominio perdurable.

La derrota de John McCain en los comicios presidenciales del martes y los descalabros en el Congreso dejan al partido buscando nuevo líder e identidad.

``Es tiempo de que se terminen las derrotas; y mi compromiso con ustedes es que así será'', dijo el líder republicano en la cámara baja, John Boehner, a sus colegas luego de que el partido perdió al menos 19 escaños del Congreso bajo su custodia.

El senador Jim DeMint dijo que la imagen del partido ha sido manchada por ``escándalos y promesas incumplidas'', y agregó: ``Tenemos que hacer limpieza, reformar y reconstruir al Partido Republicano antes de que podamos pedir a los estadounidenses que confíen nuevamente en nosotros''.

DeMint pidió a los líderes del partido que ``adopten una nueva dirección audaz'' o que dejen su cargo.

De hecho, en la Cámara de Representantes se barajó un cambio de liderazgo.

Boehner anunció que buscará dos años más como líder republicano. Sin embargo, el representante Adam Putnam, el número tres entre los republicanos de la cámara baja, renunció a su cargo ``a regañadientes'', mientras que un dirigente del partido señaló que el representante Eric Cantor intenta competir por el segundo puesto en importancia, el encargado de la disciplina del partido.

Quien actualmente tiene ese lugar, el legislador Roy Blunt, estaba considerando sus opciones, pero no anunció de inmediato si buscaría conservar el cargo, en una señal de que probablemente renunciaría.

Bastantes republicanos de las alas conservadora y liberal admitieron que el Partido Republicano está totalmente destrozado mientras el gobierno de Bush se acerca a su fin, dejando al organismo político sin un líder titular cuando termine el período del presidente en enero.

``A nivel nacional, el Partido Republicano va a ir a un momento de autoanálisis'', dijo el gobernador de Minnesota Tim Pawlenty.

Aproximadamente dos docenas de conservadores prominentes planeaban reunirse el jueves en Virginia para tratar de trazar soluciones al partido.

Se espera una lucha por la presidencia del Comité Nacional Republicano; varios jefes estatales del partido se perfilan para el máximo cargo nacional a pesar de que Mike Duncan ha dicho que quiere permanecer en el puesto.

Y varios posibles aspirantes a la Casa Blanca parecen estar haciendo fila por la oportunidad de enfrentar en el 2012 al ahora presidente electo Barack Obama.

Temas

Lee También

Comentarios