Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Internacional | Republicanos rechazan las declaraciones del magnate y le piden que muestre pruebas

Donald Trump advierte sobre fraude electoral

El director de campaña de Hillary Clinton señala que el rival busca desviar la atención de los electores

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS (18/OCT/2016).- Luego de acusar que hay una campaña mediática en su contra, el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, ha decidido virar sus acusaciones a otra parte y ahora asegura que todo el proceso electoral está amañado en favor de la demócrata Hillary Clinton.

“Por supuesto se produce fraude electoral a gran escala antes y durante la elección. ¿Por qué los líderes republicanos niegan lo que está ocurriendo? ¡Qué ingenuos!”, lanzó en Twitter el multimillonario aspirante a la presidencia de Estados Unidos.

Su compañero de fórmula, Mike Pence, ha tomado la postura que le ha caracterizado desde que comenzó la carrera a lado de Trump: por un lado apoya la moción respecto a la preferencia de los medios hacia Clinton; y, por otro, asegura “aceptaremos absolutamente” el resultado de la elección, deslindándose así —sin decirlo abiertamente— de las acusaciones de fraude.

Quienes sí han descartado directamente las declaraciones del magnate con respecto a la integridad del sistema electoral son los republicanos Paul Ryan, líder del Congreso, y John Husted, secretario de Estado de Ohio, que ayer señaló en CNN lo “irresponsable” del comentario de Trump: “Si hay un problema sistémico, por favor, identifíquelo. No haga sólo acusaciones en Twitter. Dígame”.

Los comicios son responsabilidad de cada uno de los 50 estados del país y el Partido Republicano tiene el poder en la mayoría de ellos.

El vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, recordó que no es la primera vez que existen sospechas en este sentido, y dijo que estudios e investigacione previas sobre la existencia de un fraude electoral generalizado “no han producido pruebas que lo apoyen”.

“El presidente está muy confiado en la capacidad y la honestidad de los funcionarios electorales de ambos partidos en los estados de todo el país para garantizar que esta próxima elección nacional se lleva a cabo libremente y de manera justa”.

Por su parte, el director de campaña de la candidata demócrata, Robby Mook, dijo que Trump “está intentando desesperadamente cambiar el foco de su propia campaña desastrosa (...) Sabe que está perdiendo y está intentando culpar al sistema. Eso es lo que hacen los perdedores”.   

Mañana es el último mano a mano

Donald Trump y Hillary Clinton tendrán mañana su último encuentro en Las Vegas, antes de las elecciones del proximo 8 de noviembre.

Sin duda las recientes declaraciones del republicano se pondran a discusión, pero también se prevé que la demócrata sea cuestionada sobre la publicación por WikiLeaks de miles de correos electrónicos pirateados del presidente de su equipo de campaña, John Podesta, que revelan tergiversaciones y cálculos políticos de la candidata.

Los documentos revelan, entre otras cosas, que en una reunión privada de 2013 Clinton expresó que en política, para lograr negociaciones, uno debe tomar “una posición privada y una posición pública”.

A pesar de estas revelaciones, la aspirante demócrata contaba hasta ayer con 45.4% de la intención de voto, contra 39.1% para Donald Trump y 6.1% para el libertario Gary Johnson, según el promedio calculado por el sitio web RealClearPolitics.

Temas

Lee También

Comentarios