Jueves, 30 de Mayo 2024
Internacional | Clave, presencia del Bill Richardson

Distensión coreana por visita de enviado de EU

Corea del Sur realiza sus programados ejercicios militares y Norcorea no los reprime; pese a las amenazas en tal sentido

Por: REUTERS

El gobernador de Nuevo México, Bill Richardson (izquierda), es recibido por Kim Yong Dae (derecha). AP  /

El gobernador de Nuevo México, Bill Richardson (izquierda), es recibido por Kim Yong Dae (derecha). AP /

YEONPYEONG, COREA DEL SUR (21/DIC/2010).-  Ante los ejercicios militares realizados por Corea del Sur, norcorea dijo que no reaccionará a las provocaciones del país vecino.

“Las fuerzas armadas revolucionarias de la República Popular Democrática de Corea (DPRK, por sus siglas en inglés) consideran que no vale la pena reaccionar a cada una de las provocaciones militares”, afirmó el Ejército del Comando Supremo del Pueblo de Corea del Norte.

El ejercicio militar duró poco más de 90 minutos, con disparos constantes de artillería que sacudieron los búnkeres situados en la isla surcoreana de Yeonpyeong. Sin embargo, las armas norcoreanas que habían atacado a la isla tras una acción similar el mes pasado quedaron en silencio.

El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estaba trabado en sus esfuerzos por aliviar las tensiones en la dividida Península, pero la decisión norcoreana de no responder y una oferta nuclear presuntamente hecha al enviado estadounidense Bill Richardson mejoraron las expectativas de hallar una solución.

El gobernador de Nuevo Mexico, Bill Richardson, quien visitó Pyongyang para intentar aliviar las tensiones, consiguió un acuerdo de Corea del Norte para permitir el regreso de los inspectores de seguridad de Naciones Unidas.

En el supuesto acuerdo, Pyongyang accedió a permitir que el personal de la agencia internacional de energía atómica regrese a la instalación nuclear en el país y acordó negociar la venta de 12mil barras de combustible y enviarlas fuera del país, señalaron los medios de comunicación.  

Como la visita de Richardson no es de carácter oficial, no está claro si el reportado acuerdo aliviará las tensiones, especialmente si se consideran los malos antecedentes de Pyongyang a la hora de cumplir sus promesas.

Estados Unidos indicó que la decisión de norcorea de no reaccionar simplemente demostraba que se estaba comportando “del modo en que se supone que tienen que actuar los países”.

“El ejercicio surcoreano fue defensivo en su naturaleza. Los norcoreanos fueron notificados con anticipación. No había justificación para una respuesta beligerante”, dijo el portavoz del Departamento de Estado, P.J. Crowley.

La voluble Corea del Norte había amenazado con atacar de nuevo si los surcoreanos seguían adelante con sus maniobras.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones