Domingo, 23 de Junio 2024
Internacional | El demócrata promete una ciudad para todos

Bill de Blasio jura como alcalde de Nueva York

El político asegura que quiere terminar con la ''historia de las dos ciudades'', la de ricos y la de pobres

Por: AFP

El demócrata Bill de Blasio presta juramento como nuevo alcalde de Nueva York, ante el ex presidente estadounidense Bill Clinton (i). AP /

El demócrata Bill de Blasio presta juramento como nuevo alcalde de Nueva York, ante el ex presidente estadounidense Bill Clinton (i). AP /

NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS (01/ENE/2014).- El demócrata Bill de Blasio prestó  juramento el miércoles como nuevo alcalde de Nueva York ante el expresidente estadounidense Bill Clinton, prometiendo terminar con la "historia de las dos  ciudades", de ricos y pobres, que divide a la Gran Manzana.

De Blasio, de 52 años, fue electo en noviembre pasado con una aplastante  mayoría del 73.3% de los votos para llevar a cabo un cambio radical que ataque  las enormes y crecientes desigualdades en Nueva York tras los doce años de  mandato del multimillonario Michael Bloomberg.

"Cuando dije que quería terminar con la historia de las dos ciudades lo  decía en serio. Y lo haremos. Voy a honrar la fe y confianza que han depositado  en mí", dijo De Blasio en una ceremonia en la sede de la alcaldía ante más de  mil invitados.

Bill Clinton, para quien el nuevo alcalde trabajó en el Departamento de  Vivienda, manifestó su "apoyo al eje de la campaña de Bill de Blasio por una  ciudad de oportunidades compartidas, prosperidad compartida y responsabilidades  compartidas".

Entre los presentes se encontraba también Hillary Clinton, esposa del  expresidente y exsecretaria de Estado, de quien el nuevo alcalde fue director  de campaña cuando fue candidata al Senado en 2000.

De Blasio juró primero pasada medianoche en su casa de Park Slope, en  Brookyln (sureste), en una simple ceremonia en la que estuvo acompañado de su  mujer Chirlane, una afroamericana exlesbiana seis años mayor que él, y sus dos  hijos adolescentes (Chiara, de 19 años, y Dante, de 16).

Primer demócrata electo al máximo cargo ejecutivo de Nueva York en 20 años,  su llegada al poder genera esperanzas sobre todo en las comunidades hispana y  negra de la ciudad (28.6% y 25.5% de los 8.33 millones de neoyorquinos,  respectivamente), que esperan que reduzca la creciente brecha entre ricos y  pobres.

Si bien es una de las ciudades con más multimillonarios en el mundo, el 21%  de la población de Nueva York vive bajo el umbral de la pobreza (30 mil 944 dólares  anuales para una familia de cuatro integrantes, según el índice de la alcaldía).

Como un símbolo de su proyecto, De Blasio prestó juramento sobre una Biblia  que perteneció al expresidente Franklin Delano Roosevelt (1882-1945), el  artesano del "New Deal" de políticas públicas lanzado para luchar contra los  efectos de la Gran Depresión a principios de la década de 1930.

Entre las principales propuestas de De Blasio para resolver las  desigualdades se encuentran  aumentar los impuestos a los neoyorquinos que  ganan más de 500 mil anuales para financiar el jardín de infantes a partir de  los 4 años, la construcción de 200 milviviendas sociales y el mantenimiento de  los hospitales barriales.
 
Multiculturalismo y un equipo experimentado para renovar la ciudad

Imagen del cambio, La familia del nuevo alcalde encarna el  multiculturalismo de la ciudad más cosmopolita del mundo, algo de lo que los  neoyorquinos siempre se han sentido orgullosos y que De Blasio ha utilizado  como herramienta política.

La visión de una administración "progresista" que no deje a "ningún  neoyorquino" al margen fue el eje del discurso de asunción de De Blasio el  miércoles.

Para llevar adelante sus objetivos, el flamente alcalde decidió rodearse de  un equipo con gran experiencia en la administración pública, con una media de  unos 60 años para los puestos más importantes.

En el cargo clave de jefe de policía nombró al internacionalmente respetado  "supercop" Bill Bratton, de 66 años, la única persona que ha dirigido a la  policía de Nueva York y de Los Angeles.

Bratton, que fue una figura clave en la imposición de la "tolerancia cero"  en la Gran Manzana en los años 90, cuando la ciudad estaba asolada por el  crimen, tendrá como uno de sus grandes desafíos cambiar la controvertida  práctica de controles y cacheos espontáneos callejeros de la policía, que  afecta sobre todo a negros y latinos y ha sido denunciada como racista.

Para otro cargo clave -el de comisionada en educación, a cargo del sistema  escolar público más grande del país- De Blasio designó a Carmen Fariña, una  reconocida experta de 70 años que se había jubilado en 2006 y de la que se  espera una profunda reforma que permita integrar mejor a las clases más  populares desde una temprana edad.

Antes de llegar a la alcaldía, De Blasio fue defensor del pueblo de la  ciudad (2010-2013) y concejal municipal de Brooklyn (2002-2009).

De joven fue admirador de la revolución lanzada por el Frente Sandinista de  Liberación Nacional nicaragüense que derrocó al dictador Anastasio Somoza, y en  1998, con 26 años, viajó incluso al país centroamericano para ayudar a  distribuir alimentos y medicinas en medio de la lucha con la "Contra"  financiada por el gobierno estadounidense de Ronald Reagan.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones