Domingo, 23 de Febrero 2020
Internacional | Los hijos de ambos políticos partirán al Medio Oriente

Biden y Palin, rivales pero con algo en común: un hijo en Irak

Se da la curiosa circunstancia de que tres de los cuatro integrantes de las fórmulas electorales en EU tendrán o han tenido hijos en la guerra en Irak

Por: EFE

WASHINGTON, EU.- Los candidatos a vicepresidente de EU, Sarah Palin y Joe Biden, no pueden ser más diferentes, pero cuando se vean las caras en el debate del próximo dos de octubre tendrán una cosa en común: los dos contarán con un hijo en Irak.

Track Palin, de 19 años, el primogénito de la gobernadora de Alaska, Sarah Palin, quedará desplegado en Irak a partir del jueves, en el séptimo aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Sus tareas, según ha informado el coronel Burth Thompson, cabeza de la brigada de combate donde Track desempeñará sus funciones, incluirán la protección de mandos superiores.

Por su parte, Beau Biden, de 39 y actual fiscal general de Delaware, se incorporará como parte de la Guardia Nacional de ese estado, a partir del tres de octubre.

Biden, considerado un posible candidato a suceder a su padre como senador por Delaware si triunfa la candidatura demócrata, desarrollará funciones de abogado militar.

Si se tiene en cuenta que Jimmy McCain, hijo del candidato presidencial republicano John McCain, regresó a principios de este año del país árabe, se da la curiosa circunstancia de que tres de los cuatro integrantes de las fórmulas electorales en EU tendrán o han tenido hijos en la guerra en Irak.

La única excepción es el candidato presidencial demócrata, Barack Obama, cuyas hijas son demasiado jóvenes.

Durante las sendas convenciones de los partidos, tanto Beau como Track -este último, con el rapado común en muchos soldados- salieron al escenario acompañando a sus progenitores.

Los mandos militares han asegurado que ninguno de los dos recibirá trato de favor durante el año que se prevé que dure su despliegue. "No, en absoluto", ha declarado el comandante de la compañía de Palin.

"Es un soldado", ha afirmado, por su parte, el teniente coronel Len Gratteri, portavoz de la Guardia Nacional de Delaware.

Nada más opuesto a la escena de la película "Fahrenheit 9-11", de Michael Moore, en la que el realizador perseguía a los congresistas para preguntarles si estarían dispuestos a que alguno de sus hijos fuera a luchar a Irak.

Y eso que la guerra en el país árabe ha dejado de figurar como la preocupación principal de los electores a la hora de votar el 4 de noviembre, reemplazada por asuntos como la crisis hipotecaria o la marcha en general de la economía.

Aun así, figura de manera prominente en los programas electorales de los candidatos.

Obama, que ha hecho de su oposición a esa contienda una de sus señas de identidad electorales, es partidario de retirar las tropas estadounidenses de Irak lo antes posible, en un año y medio.

Por su parte McCain, que ha defendido la posición de la Casa Blanca en Irak, no se opone a una larga permanencia y asegura que antes de tomar una decisión consultará con los mandos militares sobre el terreno.

No se trata de la primera ocasión en que un candidato, o un presidente, tiene un hijo en el frente.

La misma situación ya se dio durante el mandato de Lyndon B. Johnson, cuyo yerno, Charles Robb, fue oficial de la Infantería de Marina en Vietnam. El presidente Dwight Eisenhower vio a su hijo John combatir en Corea.

Pero sí hace que el debate sobre lo que ocurra en Irak afecte de manera profundamente personal a los candidatos.

El despliegue de Beau Biden en Irak tendrá lugar un día después de que su padre y Palin participen en su debate como candidatos a la vicepresidencia, el dos de octubre en San Luis (Misuri).

Todos los ojos estarán fijos en ese debate, posiblemente el más anticipado entre dos aspirantes a la vicepresidencia de las últimas décadas, si no de toda la historia de EU, y que promete dar mucho que hablar.

Palin, desde su irrupción en la campaña hace apenas dos semanas, ha acaparado la atención de los medios, y ha hecho que los republicanos se destaquen en las encuestas. Biden es famoso por su labia, su mordacidad y su experiencia.

Pero, aunque su debate sea duro, seguramente encontrarán un momento para desearse mutuamente la mejor suerte para sus hijos.

Temas

Lee También