Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 16 de Noviembre 2018
Entretenimiento | El crítico literario argentino concluyó con su participación en la cátedra que imparte la Universidad de Guadalajara

Saúl Sosnowski da conferencia en el Paraninfo Enrique Díaz de León

Un recorrdo por la literatura de Julio Cortázar, literatura de riesgo y goce

Por: EL INFORMADOR

GUADALJARA, JALISCO.- Partiendo de "un vaivén de épocas" del que tomó fragmentos, ideas, posturas e imágenes literarias de Julio Cortázar, el investigador argentino Saúl Sosnowski recorrió la obra de su coterráneo la noche del viernes en el Paraninfo Enrique Díaz de León con una conferencia titulada "Kibbutz del deseo, revolución y democracia: Cortázar en el cielo". Esta intervención, que sucedió a su labor como docente en la ciudad (impartió un taller de tres días), marcó el final de su participación en la cátedra que lleva el nombre del narrador latinoamericano y que imparte la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Sosnowski, reconocido en el campo de la literatura iberoamericana por sus aportaciones críticas sobre la obra del autor de Rayuela -título en el que aparece la idea de "Kibbutz del deseo"-, inició su participación posicionando a Cortázar en una línea temporal de la narrativa argentina en la que se ubicaban Sarmiento, Borges y el narrador en cuestión como la última escala de la cronología, a razón de la similitud en la construcción de un ideario político que marcó a su nación.

"En la obra de Cortázar hay un rechazo de dogmas y doctrinas. Enseñó innovación y contaba con una postura revolucionaria plena", dijo Sosnowski, para luego agregar que se trata de un "lector cómplice"; esto es, "en la búsqueda colectiva del ‘Kibbutz del deseo’, el poeta lleva al lector junto con él" en un diálogo incitado que decanta en una "complicidad positiva".

El "kibbutz del deseo", entonces, "es una mancomunidad; el deseo de otros, en plural. Es buscar la integración con otras culturas y formas de ver la realidad", explicó. Cortázar proponía "transgredir en la creación literaria" porque su objetivo "era llevar la recreación a la par de la rebeldía". (Tal como Sosnowski lo mostró, Cortázar decía que "no me hago ninguna idea mesiánica de la literatura, pero sigo creyendo con Rimabud que hay que cambiar el mundo").

"La literatura era tradicional hasta antes de Cortázar, pues no había participación con el lector y todo estaba dado", expresó antes de pasar al punto del romance y la revolución. Sosnowski afirmó que "las revoluciones son eróticas, mientras que las democracias no", dicho esto como consecuencia de una idea cortazariana en la que "la razón ya no es la única forma de relacionarnos con el mundo", y lo relevante, según dijo el ponente, es recuperar los valores de la niñez (el juego y el humor)". Así, como lectores que reinventan la historia, "tenemos que buscar alternativas y hacer apuestas".

En lo que a la idea del cielo respecta, Sosnowski manifestó que "el paraíso, el que se encuentra en la tierra, es el nombre infantil de su Kibbutz, donde se dan las fantasías de la infancia".

Las constantes en la obra de Cortázar, puntualizó Sosnowski luego de casi una hora de hablar frente al micrófono, son la ética, la preocupación por la condición humana, la responsabilidad social y la experimentación. "Para él, la literatura es riesgo y goce. Una vez que lo leamos, no podemos ver la vida de la misma manera porque provoca enfrentamiento y búsqueda".

Saúl Sosnowski impartió la conferencia titulada "Kibbutz del deseo, revolución y democracia: Cortázar en el cielo" en el Paraninfo Enrique Díaz de León.

EL INFORMADOR * R. PÉREZ

Temas

Lee También

Comentarios