Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 12 de Diciembre 2018
Entretenimiento | Se regenera en el teatro

Rodrigo Oviedo, ­­­hecho para personajes fuertes

El actor que inició en televisión, trabaja en cine y produce teatro, está presente con tres películas y una serie

Por: EL INFORMADOR

Rodrigo Oviedo considera que el alternar papeles totalmente opuestos es uno de los retos que siempre busca un actor. ESPECIAL  /

Rodrigo Oviedo considera que el alternar papeles totalmente opuestos es uno de los retos que siempre busca un actor. ESPECIAL /

GUADALAJARA, JALISCO (19/ABR/2011).- Lo llaman El pumita en la cinta Salvando al soldado Pérez (que cumple cinco semanas en cartelera), dirigida por Beto Gómez, mientras que en la serie Sexo débil (que se transmite de lunes a viernes por la señal de Cadenatres, 128 de Cablevisión y Sky) el papel que interpreta lleva por nombre Pedro, sin duda dos papeles totalmente opuestos pero igualmente demandante según dice el actor Rodrigo Oviedo Pastrana, quien en 2004 protagonizara la cinta Puños Rosas, pieza que estuvo presente en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara, trabajo con el que recibió ovaciones por parte del público.

Y es que en la cinta que actualmente se encuentra en cartelera, Salvando al soldado Pérez, y donde comparte créditos con Miguel Rodarte, Rodrigo da vida a un sicario del cártel enemigo de Julián Pérez (Rodarte), “pero soy el mejor pistolero de México y eso significa que soy indispensable en la misión de Julián”, en palabras del artista, quien admite que su aspecto físico contribuye a que se le vea como un hombre duro, casi sin sentimientos ni remordimientos, esto a diferencia de Pedro, un hombre gay que no está de acuerdo con el machismo en la trama producida por Argos Comunicación y Sony Pictures Television.

Con ambos proyectos los reflectores apuntan a Rodrigo Oviedo, aunque no son los únicos ni los primeros del actor nacido en Torreón y formado en el Centro de Arte Dramático de Monterrey, ya que la película De la infancia de Carlos Carrera, El cártel de los sapos y Sueños del Caribe están por estrenarse, esto a la par de dos montajes que ya prepara en el Distrito Federal y en uno de ellos también funge como productor.

— En “Rosario Tijeras dabas vida a un sicario”, en “Salvando al soldado Pérez” también, y ni qué decir de tu papel en la cinta “El cártel de los sapos”, ¿buscas o te buscan los personajes fuertes?
— “De alguna manera y gracias a mi corte de cara y a mi actitud me ofrecen personajes fuertes y en las tres películas salgo echando balazos (risas), sin embargo ahora estoy al aire en un proyecto que lo tomé como un reto, porque interpreto a un homosexual en la serie producida por Argos, Sexo débil. Está interesante, y definitivamente es un reto actoral, para irme por otra línea, aunque debo confesar que me costó mucho aceptar ese proyecto”.

— También habría que decir que con la polémica cinta de “Rosario Tijeras” ganaste un estatus como actor, ¿lo consideras así?
— En Rosario Tijeras interpreté a un sicario de Medellín,  uno de los personajes representativos de la cultura colombiana, con un acento especial, porque ser de Medellín en Colombia es como ser de Monterrey en cuestión de acentos, son muy marcados, los regios tienen un estilo de hablar muy distintivo y los de Medellín igual, por ello es que se trataba de un reto muy grande, porque ellos se sienten muy orgullosos de sus raíces, y en ocasiones la gente decía ‘¿por qué un mexicano va a venir a hacer un papel de un colombiano?’, y en ese momento dije ‘ellos me tienen que comprar el papel, porque no quiero que vean mi trabajo y les desagrade. Finalmente la gente de Medellín me llegó a decir que pensaba que era colombiano y eso es un halago que agradezco”.

— ¿Cómo te observas en la serie “Sexo débil”?
— “La verdad es que aun cuando me gusta trabajar los personajes desde adentro, la verdad es que el papel de Pedro me costó trabajo aceptarlo. Cuando me llamaron y me lo propusieron me sorprendí. Me dijeron ‘piénsalo’, y así lo hice por cinco días, pero finalmente acepté porque me di cuenta de que está muy bien cuidado y me siento bien porque sin duda es un reto”.

— ¿Qué proyectos te esperan una vez que concluya la serie?
— “Tengo dos obras de teatro, en las actuó y también dirijo, y las haré después de que concluya la serie de
televisión”.

— ¿Por qué hacer teatro después de una intensa jornada en cine y televisión?
— “Porque es muy intenso el ritmo de trabajo en la televisión y terminas fastidiado. Las técnicas son diferentes, y el teatro me sirve para quitar el óxido, porque con el trabajo en teatro te reprogramas”.

EL INFORMADOR/ ALTAGRACIA LIZARDO MEDINA

Temas

Lee También

Comentarios