Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 10 de Diciembre 2018
Entretenimiento | Vamos a la Luna combina el ambiente de los seres humanos recreando el colorido del microcosmos.

Papalote Museo del Niño exhibe una cinta donde tres insectos se cuelan en la misión Apolo XI

El filme proyecta novedosas imágenes de la nave espacial y de los tripulantes que pisaron por primera vez la superficie lunar

Por: EL INFORMADOR

MÉXICO.- Revivir el momento justo en el que Neil Armstrong puso la primera huella humana en la superficie lunar y pronunció su famosa frase: “Este es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad”, es ahora posible con la cinta Vamos a la Luna, que se estrenó ayer en el Papalote Museo del Niño.
Sin importar que estos hechos hayan ocurrido hace casi cuatro décadas, ahora gracias a la tercera dimensión y a la tecnología animada, los visitantes podrán revivir aquel viaje histórico a bordo del Apolo XI, que despegara de Cabo Cañaveral el 16 de julio de 1969.
Sin embargo, ahora Neil Amstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins, no viajan solos, porque en Vamos a la Luna, son acompañados por tres jóvenes insectos, que hacen de la travesía una emocionante aventura.
El filme proyecta novedosas imágenes de la nave espacial y de los tripulantes que pisaron por primera vez la superficie lunar. Dirigida por Ben Stanssen, cuenta con imágenes únicas en tercera dimensión sobre los detalles del lanzamiento del Apolo XI, desde la base espacial de la NASA hasta los momentos culminantes en que desde la Tierra se observó la llegada del hombre a la Luna.
Incluso, esta película belga nos lleva a recrear los pormenores de la carrera espacial iniciada en los años 50, como fue el lanzamiento de los primeros seres vivos al espacio hasta llegar al Apolo XI.
Vamos a la Luna combina el ambiente de los seres humanos recreando el colorido del microcosmos de las moscas, mosquitos, libélulas y otros insectos, a los que podemos ver en sus casas, y en plena convivencia familiar para asombrarnos de las peripecias de los jóvenes insectos aventureros.
Desarrollada por el Studio nWave , establecido en Bruselas, éste es el primer largometraje animado en tres dimensiones, es decir, es el primero que ha sido escrito y concebido íntegramente para la proyección en relieve, lo que ha llevado, más allá de las cuestiones técnicas de dirección, a prestar una especial atención a la dimensión de la inmersión de la proyección y a un ritmo más lento unido a su dimensión sensorial.
La cinta, que contó con un presupuesto de 17. 5 millones de euros para su creación, comienza cuando Nat, un joven insecto, y sus inseparables amigos I.Q. y Scooter deciden viajar a la Luna en el Apolo XI, desde Cabo Cañaveral, Florida. Arriesgando su propia vida, logran entrar en la nave escondidos en los cascos de Amstrong, Aldrin y Collins.
El viaje resulta una agradable experiencia hasta que una falla mecánica obliga a los insectos a ingresar en el núcleo de la nave y evitar así la cancelación de la más importante misión espacial.
Vamos a la Luna se presentará en las funciones de las 10:30, 13:30, 16:30 y 19:30 todos los días en lo que resta del mes de marzo y parte de abril; comparte espacio con Reto al cerebro: sobreviviendo al Tour de France y Dinosaurios.

EL INFORMADOR / MOM / 16-03-08


Temas

Lee También

Comentarios