Lunes, 27 de Enero 2020
Entretenimiento | El elenco de la telenovela luchará por ganarse al público

Paola Núñez asume el compromiso

Con Piel Morena, la actriz retoma el paso en la pantalla y aspira a entrar en la competencia por el rating

Por: EL INFORMADOR

CIUDAD DE MÉXICO.- Paola Núñez regresa a la pantalla chica con el personaje Morena, en la adaptación del melodrama argentino Piel Morena, pero lo hace mejor preparada, con seguridad, más madura y con la intención de recuperar la teleaudiencia que se ha perdido en TV Azteca.

Fue un año que Núñez decidió tomarse fuera de la televisión para dar su tan ansiado paso a cine.
“El reto es que a la gente le guste, de hacer un trabajo y un personaje que funcione, porque también el reto que tiene la empresa es recuperar el rating de Azteca, porque estamos como en un bache como empresa y queremos recuperar a esta gente que se nos fue”.

Paola, quien obtuvo su primer protagónico juvenil en la telenovela de Argos y TV Azteca, Mientras haya vida, siente el compromiso de rescatar a su televisora con esta adaptación argentina. “Siento que es el compromiso de la empresa, pero como actriz también es un compromiso, sé que no es mi responsabilidad y lo único que puedo hacer es dar lo mejor de mí, que es lo que haremos todos los actores de la telenovela, ya lo demás está fuera de nuestro control, pero el reto de todos los proyectos en Azteca es subir el rating”.

La actriz afirmó que se encuentra cómoda en la pantalla chica, a pesar de que le dedicó buena parte de los últimos meses a ganarse un lugar en el cine: “A mí me gusta hacer tele, lo disfruto como pocas cosas en la vida, me divierto mucho, me gusta el proceso de televisión; será muy estresante, pero me gusta sentir que sí estoy cambiando vidas, que sí estoy mandando un mensaje, en ese sentido siento un compromiso. El rating es el reto como empresa y como proyecto, yo siento el compromiso de dar un ejemplo de vida y creo que ni el cine ni el teatro tienen la capacidad de proyección que tiene la televisión y la capacidad de mover ideologías y masas”.

Aceptó que mientras se encuentre trabajando en Pasión Morena, tendrá que olvidarse de otros proyectos: “Cuando te comprometes a hacer una telenovela sabes que tienes que sacrificar todo lo demás, también cuando haces una telenovela y pasan proyectos que querías hacer y que no puedes, porque estás grabando, siempre pasa, es la famosa Ley de Murphy, pero si estás aquí es porque aquí deberías estar”.

Le pone de su cosecha

El personaje de Núñez, Morena, quiere representarse como una mujer actual, que piensa desarrollarse en su profesión (como diseñadora de modas) y que busca la felicidad a través del amor. De hecho, Paola Núñez ha podido agregarle a su personaje una personalidad propia que no estaba contemplada en los libretos.

 “He tratado de meter a mi personaje cosas que se me ocurrieron, he platicado con la escritora y estuvo de acuerdo, porque yo le explicaba que era como ponerte unos zapatos nuevos con los que al principio no puedes caminar y que después se adaptan a ti, así es el personaje; a mí me gustaría que mi personaje estuviera empapada de su carrera, es decir muchas veces vemos en la televisión, por ejemplo, un abogado que nunca litiga y no habla como abogado, entonces yo quisiera que el personaje de Morena hablara de su carrera, que se peleara con las telas o los diseños y que esa sea su forma de vida”.

¿Crees que ese sea el proyecto donde el público sí se identifique?
“Espero que sí, quisiera agregarle a mi personaje una vulnerabilidad ante la vida, una confusión que la orille a no saber cómo responder y eso lo sentimos todas las mujeres, porque fracasamos, nos equivocamos y eso nos hace crecer y madurar. Espero que también sea aspiracional, que le llegue a esas mujeres que no estén cumpliendo sus sueños y que Morena les ayude”.

¿Cómo te ves en estos momentos?
“Tengo mucho entusiasmo, cosa que no siempre sucede; tenía ganas de hacer televisión, cuando me veo en los promocionales creo estar contenta, porque estoy convencida de que éste es el proyecto que quería hacer y valió la pena la espera, porque tardé un año para poder aceptar una telenovela”.

Temas

Lee También