Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 17 de Diciembre 2018
Entretenimiento | Durante tres días, Gaspar Aguilera se convirtió en un amigo cercano

Las pasiones de Gaspar Aguilera

Gaspar Aguilera, por su parte, agradeció la presentación de sus libros y se dio tiempo para leer algunos de sus poemas.

Por: EL INFORMADOR

Presentación de libros

Durante tres días, Gaspar Aguilera se convirtió en un amigo cercano, un poeta más que anda por aquí y por allá proclamando su poesía, un maestro al que se puede imitar en su forma de escribir, pero ante todo, en su potencialidad discursiva, en su grueso lenguaje y quizá el más grande de sus dones, su capacidad relectora.
De esta última habló la noche del miércoles el escritor Fernando de León, al presentar el libro La fugacidad del instante amatorio en la poesía de Octavio Paz, una de las últimas publicaciones del autor chihuahuense, hoy más michoacano.
“En el libro -explicó De León en la Sala Higinio Ruvalcaba del Exconvento del Carmen-, Gaspar Aguilera muestra los resultados de su relectura de la obra de Paz, quien fuera al mismo tiempo un gran relector… Nuestra deuda como lector ante la relectura de Paz es grande”.
Y es que el autor de Ritos del obseso presenta en la obra una antología de algunos poemas eróticos -o amorosos- de Octavio Paz, al mismo tiempo que establece un discurso profundo sobre el trabajo del Premio Nobel de Literatura en 1990.
“La labor de Gaspar no concluye en la compilación de los textos, el autor no encamina solamente al lector y lo abandona; es guía cordial que todo el tiempo acompaña al lector. Es un libro didáctico y la experiencia de un poeta que disfruta y quiere compartir la obra de otro poeta. Nos contagia su propio deleite ante el poema erótico”, puntualizó De León.
Para Gaspar Aguilera, La fugacidad del instante amatorio en la poesía de Octavio Paz le brindó la oportunidad de incidir y autoexplicarse “algo de los temas importantes de Paz en la poesía amorosa o erótica”.
Poco más de dos años el autor dedicó al libro, publicado por el Instituto Michoacano de Ciencias de Educación a finales de 2007.
El autor comentó que para la selección de poemas decidió tomar dos de las más grandes obras de Octavio Paz, según su perspectiva: Piedra de Sol y Ladera Este.
Raúl Bañuelos dedicó su intervención al libro Paisajes a medio cuerpo, antología de poemas de 1977 a 2005; “un libro estupendo de poemas publicados en ediciones pasadas” o, como suscribe en el prólogo Leticia Herrera Álvarez, una obra que “humaniza lo sagrado al tiempo que privilegia lo eterno”.
Destacó en la obra, también recién publicada, la “mirada vinculada a la lluvia y el mar” y dos recursos de la poesía: la metáfora y la imagen.
Gaspar Aguilera, por su parte, agradeció la presentación de sus libros y se dio tiempo para leer algunos de sus poemas.

Temas

Lee También

Comentarios