Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 18 de Noviembre 2017
Entretenimiento | El actor consigue la estatuilla a Mejor actor por 'The Revenant'

La Academia hace justicia a Leonardo DiCaprio

El actor ganó el Oscar a mejor actor, en una ceremonia sobria que apeló a la reflexión
Leonardo DiCaprio (centro) ganó su primer Oscar acompañado del talento de los mexicanos Lubezki e Iñárritu. AP / C. Pizzello

Leonardo DiCaprio (centro) ganó su primer Oscar acompañado del talento de los mexicanos Lubezki e Iñárritu. AP / C. Pizzello

GUADALAJARA, JALISCO (29/FEB/2016).- Fue una noche diferente para el Oscar. Menos cargado de glamour y con más elementos de reflexión. Con menos inocencia en su humor y más cinismo en sus bromas ante las protestas que amenazaban con boicotear la ceremonia por no incluir actores de color en las nominaciones. Con un favorito que se quedó corto en cuanto a sus cálculos y con un filme que inesperadamente acabó arrollando. “The Revenant” tuvo una velada brillante, pero discreta. “Mad Max” una noche deslumbrante con seis estatuillas.

La entrega 88 de los Oscar desde el Teatro Dolby de Los Ángeles dejó como postal la imagen que medio mundo esperaba: Leonardo DiCaprio levantando el Oscar a mejor actor: “Este premio está dedicado para mi hermano Tom Hardy y el señor Alejandro G. Iñárritu. Gracias a ellos y al ‘Chivo’ (Lubezki) por crear una experiencia cinematográfica trascendental para todos. Quiero agradecer a quienes me han apoyado desde el principio de mi carrera”.

Otro que terminó con una sonrisa fue Alejandro G. Iñárritu. Con el Oscar a Mejor director por segunda ocasión consecutiva, apeló tanto al esfuerzo como a la meditación para darle forma a su película. Agradeció a su equipo de actores y técnicos el esfuerzo y el sacrificio. La confianza y el talento. Pero no olvidó que había tanto que retribuir; advirtió que Hollywood no podía dejar que su vena artística se hundiera en los prejuicios. Que la oportunidad que él tiene hoy, muchos jamás la van a conseguir. Y sobre todo, que se debe trabajar siempre para que algún día el color de la piel no sea determinante. Dicho lo anterior, bajó del escenario.

Es cierto que “Mad Max” llegó con posibilidades en todas las categorías en las que compitió. Pero también hay que recordar que en ninguna partía como la favorita. Es por eso que cuando comenzó a “arrollar” en las nominaciones técnicas, dejó a más de uno con la boca abierta. Vestuario, Diseño de producción, Maquillaje, Edición, Edición de sonido y Mezcla de sonido llegaron de forma casi consecutiva. La noche cerró con el premio a Mejor película: “Spotlight”, que se llevó la categoría reina y también el Mejor guion. Una cinta que recuerda el valor del periodismo de profundidad. Perfecta para una noche en la que el Oscar apeló, más que al espectáculo, a la reflexión.

Temas

Lee También

Comentarios