Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 19 de Noviembre 2018
Entretenimiento | Se presume inocente

Juez ordena reabrir el caso que expone 'Mi vida dentro'

La directora Lucía Gajá trabaja en la segunda parte de la historia de Rosa, una mujer condenada a 99 años de prisión

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO (03/ABR/2011).- El poder de un documental es cada vez más claro para el público en general, sino habría que ver lo que la opera prima Mi vida dentro de Lucía Gajá ha conseguido, pues más allá de los múltiples premios internacionales, la exhibición del caso de Rosa Estela Olvera Jiménez –una mujer originaria del Estado de México que tras  ser acusada de homicidio de un menor en 2003 fue sentenciada en Austin, Texas, en 2005, a 99 años de prisión–  generó un interés público  que la Coordinación de Asuntos Internacionales del Gobierno del Estado de México, la Comisión de los Derechos Humanos de la Entidad y el Ayuntamiento, ya que dichas instituciones contrataron un despacho internacional de abogados para defender a la mexicana, esto tras obtener 50 mil dólares producto de una sesión de Cabildo celebrada en el Estado de México hace casi ocho meses.

Desde el pasado 26 de agosto Fundación Cinépolis se unió a la lucha para recaudar fondos y seguir la defensa de Rosa en la Unión Americana con funciones especiales  de la producción apoyada por Canana Films y Ambulante dentro complejos en el Distrito Federal, con un costo de 200 pesos la entrada.

Hasta entonces –en agosto pasado– las esperanzas eran muchas y el trabajo no menos arduo, pero finalmente tres experimentados peritos de Estados Unidos, con informes independientes y luego de analizar las 40 horas de grabación del juicio que Lucía Gajá les proporcionó, todos coincidieron en que se trató de un accidente, por lo que dichos resultados fueron entregados a la Corte de Texas y la buena noticia no se hizo esperar, como lo comenta en entrevista exclusiva Gajá: “Se ordenó un nuevo juicio para Rosa. Hay un expediente nuevo y tres de los mejores peritos de Estados Unidos hicieron un informe por separado, donde coinciden que fue un accidente, que no había ningún tipo de evidencia de física de que Rosa hubiera agredido al niño. Se hizo una nueva audiencia, y los nuevos datos favorecen a Rosa, pues se presentaron quejas sobre   omisiones y faltas a los derechos humanos, por lo que se ordenó un nuevo juicio. Sólo esperamos que la Corte de Texas lo ratifique”.

— Verás a Rosa en un par de semanas para reunir testimonios como parte de la segunda entrega de “Mi vida dentro”, esto después de que se consiguiera la orden de un juez para reabrir el caso, ¿cuál es tu expectativa?

— Sí, la veré en unas semanas, también  a los peritos y al juez, mas no sé si logremos conseguir el permiso para entrar al juicio, pero me interesa contar la historia de su libertad, en caso de que se resuelva a su favor. Se espera que la Corte de Texas ratifique el juicio, y de ser así la audiencia se dará en unos ocho o nueve meses. Las expectativas son altas, de ser una mujer condenada a 99 años de prisión y a revisión del caso dentro de 30, a que haya un posible juicio en unos meses se muestra una falla del sistema de justicia norteamericano. Es muy importante seguir la historia de Rosa, reitero que no sabemos qué va a pasar, pero si ella logra salir y contar su historia sobre los 10 años que estuvo encerrada siendo inocente será muy valioso que se cuente su testimonio”.

— ¿Cómo un documentalista puede convivir con las historias en las que se involucra sin que se desborden las emociones?

— Soy de la idea de que no hay que separar. Lo que haces se vuelve parte de quien eres y te forma, te enriquece, traes a tu vida cosas que no estaban, y sí hay que controlar las emociones, hay que aprender a vivir con ellas, y aunque tengo dos proyectos a parte de Mi vida dentro, por más que haga otras películas, ésta será mía, porque es la primera con la que logré cosas por las que hago documental. Ha sido muy importante en mi formación y creo que tu profesión tiene que ser parte de tu vida y de quien eres”.

Marca precedentes

Antes que Presunto culpable


Aunque Presunto culpable marcó ya un precedente en cuanto a los documentales, lo cierto es que Lucía Gajá no consiguió una cosa menor, sin embargo Mi vida dentro –estrenada en enero de 2009– no corrió con la misma suerte que la historia de Antonio Zúñiga, pues como la misma Lucía lo expresa desgraciadamente la cinta sólo estuvo un par de semanas en cartelera y careció de difusión. “S e habla mucho de la recomendación boca a boca en las películas, pero qué pasa cuando alguien que ve la cinta (Mi vida dentro) la comenta y eso despierta el interés en alguien que decide verla para la siguiente semana y ya no está en cartelera. Hay mucha contradicción entre lo que se dice de llenar las salas y el tiempo que se les da, creo que  tiene que ver con la difusión, y

Presunto culpable es un documental que estuvo todos los días en la radio y la televisión y eso genera expectativa. Es importante que la gente quiera ver documentales y quiera saber lo que está pasando en el país, pero también creo que es importante que se les apoye con la difusión a los filmes que quieren hablar sobre las injusticias”.

Temas

Lee También

Comentarios