Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 20 de Noviembre 2018
Entretenimiento | Sus 107 sinfonías y 83 cuartetos para cuerda que revolucionaron la música.

Josef Haydn figura influyente de la música clásica

Se recuerda a el compositor austriaco Josef Haydn, una de las figuras más influyentes en el desarrollo de la música clásica por obras como Sorpresa, El reloj y El himno del emperador, en su natatalicio

Por: NTX

México.- El compositor austriaco Josef Haydn, una de las figuras más influyentes en el desarrollo de la música  clásica por obras como "Sorpresa", "Militar", "El reloj" y "El himno del emperador", entre otras, nació el 31 de marzo de 1732.  

De origen humilde, Haydn, a quien se atribuye haber elaborado principalmente las formas del cuarteto de cuerdas, el concierto y la sinfonía, vio la primera luz en Rohrau an der Keitha, cerca de Viena, Austria; algunos suponen que era descendiente de croatas.  

A los ocho años entró en la escuela coral de la Catedral de San Esteban, en Viena, donde recibió su única formación académica. A los 17 años abandonó el coro y varios años trabajó como músico independiente.  

Según sus biógrafos, estudió los tratados de contrapunto y recibió algunas lecciones del prestigioso maestro de canto y compositor italiano Nicola Porpora.   

En 1755 trabajó para el barón Karl Josef von Fürnberg, época en que compuso sus primeros cuartetos para cuerda. En 1759 fue nombrado director musical del conde Fernando Maximilian von Morzin.  

En 1760 contrajo matrimonio con María Anna Keller, unión que fracasó y de la que no hubo descendencia.  

La suerte de Haydn cambió en 1761, al ser nombrado director musical adjunto del príncipe Pal Aantal Esterházy; en 1762 fue  maestro de capilla y trabajó para tres príncipes de la familia Esterházy.  

El segundo de ellos, el príncipe Miklós József Esterházy fue un gran amante de la música. En Esterházy (Hungría), su lugar de veraneo, Miklós poseía una fundación musical importante, que fue dirigida por Haydn.  

Además de las sinfonías, óperas, operetas de títeres, misas, obras de cámara y música de danza que el príncipe le encargaba, también lo hizo ensayar y dirigir obras suyas y de otros.  

Debía enseñar a los cantantes, mantener la colección de instrumentos y la librería musical; trabajar como organista, violista y violinista cuando fuera necesario y solventar las disputas de los músicos a su cargo.  

Aunque con frecuencia se quejó del peso de su trabajo y del aislamiento que sentía en Esterházy, su posición era envidiable para los músicos del siglo XVIII. Un aspecto importante de su contrato después de 1779 fue la libertad de vender su música a los editores y de aceptar comisiones por ello. Sigue... Fue el compositor/dos/por ello.  

Como resultado, durante la década de 1780 su obra empezó a conocerse más allá de los límites de Esterházy y su fama se extendió de manera considerable. Tras la muerte del príncipe Miklós en 1790, su hijo, el príncipe Antal, redujo las ayudas a la fundación.  

Aunque Haydn mantuvo el puesto de maestro de capilla no realizó más viajes fuera de Viena. El violinista y empresario británico Johann Peter Salomon lo contrató para sus conciertos en Londres.  

Los dos viajes que efectuó a la capital británica para asistir a estos conciertos (1791-1792 y 1794-1795), fueron las ocasiones perfectas para el éxito de sus últimas sinfonías.  

Conocidas como las "Sinfonías Salomon o Sinfonías de Londres", incluyen algunas de sus obras más famosas: "Sorpresa (Num. 94)", "Militar (n§ 100)", "El reloj (n§ 101)", "El redoble de tambor (Num.  103)" y "Londres (Num. 104)".  

Durante sus últimos años en Viena, Haydn comenzó a componer misas y grandes oratorios como "La creación" (1798) y "Las estaciones" (1801, basado en el poema del mismo nombre del escocés James Thomson).  

También de este periodo es "El himno del emperador" (1797), que más tarde se convirtió en el himno nacional de Austria. Tras conseguir fama y riqueza, el autor falleció en Viena, el 31 de mayo de 1809, a la edad de 77 años.  

Haydn abarcó prácticamente todos los géneros: vocales, instrumentales, religiosos y seglares, aunque muchas de sus obras se desconocían por su encierro en Esterházy, donde además compuso 19 óperas y operetas de títeres, casi todas al gusto del príncipe.  

Haydn admitió la superioridad de las óperas de su joven amigo Wolfgang Amadeus Mozart. No obstante, en otros géneros, sus obras tuvieron buena acogida y su influencia fue importante.  

Según la crítica, sus 62 sonatas y 43 tríos para piano muestran un amplio abanico, desde aquellos compuestos para aficionados hasta los destinados a virtuosos del teclado, estos últimos pertenecientes a sus obras de madurez.  

Sus 107 sinfonías y 83 cuartetos para cuerda que revolucionaron la música, son prueba fehaciente de su original aproximación a nuevos materiales temáticos y formas musicales, así como de su maestría en la instrumentación.  AGP 30/03/2008

Temas

Lee También

Comentarios