Lunes, 20 de Enero 2020
Entretenimiento | Por: Carlos Cortés Vázquez

Guadalajara en verano

Guadalajara en verano narra la presencia tradicional de jóvenes extranjeros estudiantes con el propósito de disfrutar las bondades de la ciudad y sus alrededores

Por: EL INFORMADOR

Más de cuatro décadas han transcurrido de aquello que fue: primero una inquietud del gobernador Francisco Medina Ascencio con la activa promoción de su secretario particular Jesús Bueno Amescua, la cual cobró realidad en la mente del productor de cine José Luís Bueno. Nombre: Guadalajara en verano.

La optimista ejecución del proyecto contiene imágenes amables de aquellos días, coincidentes con las construcciones del hotel llamado Hilton inicialmente, el edificio más alto de la Ciudad, de 25 niveles en régimen condominal de oficinas donde las dos plantas superiores ocupaba el Club de Industriales de Jalisco y el festejado nacimiento del tapatío un millón.

La planeación urbana, complementaria de la apertura de las avenidas 16 de septiembre, Juárez, Corona, Javier Mina, Niños héroes, entre otras, incluía el rescate de una zona de poco desarrollo a pesar de contar la Central Camionera con una década de apertura. Al proyecto se adicionó un almacén departamental con firma extranjera que se trasladó de la esquina de Juárez y 16 de septiembre y el Cine Diana ahora remodelado.

Guadalajara en verano narra la presencia tradicional de jóvenes extranjeros estudiantes con el propósito de disfrutar las bondades de la ciudad y sus alrededores. Es el limpio traslado a la pantalla de una historia tranquila con las bellezas de la época, entonces jóvenes o adolescentes, para quienes la filmación fue emocionante y motivadora.

Durante el Festival Internacional de Cine en Guadalajara se proyectó esta película de gratos recuerdos y motivo de añoranza no sólo por cuánto puede mostrar de identidad y dignidad en una época de prosperidad, sino porque vio nacer al “tapatío un millón” en un clima de confianza prodigado en las pantallas del mundo.

En aquel tiempo Guadalajara apenas había superado una temporada más de sequía y escasez de agua con la provisión desde Chapala. En éste se enfrentan nuevos retos exigentes de solidaridad para volver a ver Guadalajara en el verano que todos deseamos verla.

Dios nos guarde de la discordia.

Comentarios: sicpm@informador.com.mx

Temas

Lee También