Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Noviembre 2019
Entretenimiento | El realismo mágico tiene nombre propio: Gabo

García Márquez agarró manía a Cien años de soledad por hacerlo famoso

Afirma Plinio Apuleyo Mendoza que “Gabo” resta valor a la novela porque le resulto “muy fácil” de escribir

Por: EL INFORMADOR

LONDRES, INGLATERRA.- El escritor colombiano Gabriel García Márquez le agarró "rabia" a su novela más famosa, Cien años de soledad, por la fama que consiguió tras su publicación, según el diplomático, periodista, biógrafo y compadre del Nobel, Plinio Apuleyo Mendoza.

El periodista colombiano ha explicado que García Márquez también le restó valor a esa novela, porque considera que fue "muy fácil" escribirla, una tarea a la que dedicó tan solo 18 meses, frente a los 17 años empleados para El otoño del patriarca.

El diplomático, que conoce al escritor desde hace unos 60 años, ha indicado que aunque éste aseguró que se retiraba de la literatura para dedicarse únicamente a leer, está escribiendo una novela de amor.

"Tiene seis versiones distintas y las quiere conectar. Se ha vuelto muy exigente consigo mismo y eso es terrible. Todo el mundo está esperando cada nueva obra suya y se ha impuesto un nivel de exigencia muy alto", apunta.

Ahora, con 81 años, "el pobre Gabo -como se conoce cariñosamente a Gabriel García Márquez- sufre la fama", pero cuando Mendoza se encontró con él por primera vez, tenía unos 20 años, "iba mal afeitado, estaba medio sucio y le hizo propuestas indebidas a una camarera". Al periodista le pareció un personaje "horrible".

Además, el amigo que los presentó terminó de empeorar su impresión cuando definió a García Márquez como "desastroso, un caso completamente perdido" y le contó que no iba a clase, se emborrachaba y andaba con mujeres.

Luego, Gabo y Mendoza volvieron a encontrarse en París, donde nació una amistad que dura hasta la actualidad. Sin embargo, al principio tuvo sus reservas al descubrir que llegaba "muy engreído" porque había publicado La hojarasca, su primera novela, y en Colombia le habían comparado con Faulkner y Joyce, algo que le parecía "ridículo".

Temas

Lee También

Comentarios