Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 16 de Enero 2019

Entretenimiento

Entretenimiento | Admiradores de Mario Moreno visitan el sepulcro en el 100 aniversario de su nacimiento

Flores y mañanitas ante la tumba de Cantinflas

Admiradores de Mario Moreno visitan el sepulcro del cómico en el 100 aniversario de su nacimiento

Por: EL INFORMADOR

- Familiares y admiradores de 'Cantinflas'
lo recuerdan con misa

CIUDAD DE MÉXICO (12/AGO/2011)
.- Decenas de admiradores de Mario Moreno Reyes, conocido mundialmente como "Cantinflas", desfilaron hoy en la capital de México ante su tumba, donde hubo "mañanitas", rosas y gladiolos blancos, y emociones compartidas en el centenario de su natalicio.

"No habrá otro como él...¡nunca!", dijo Guadalupe Ruiz, una mujer apenada por no haber tenido dinero para traerle flores a "Cantinflas", pero que no ha dejado de comprar sus películas.

Su testimonio fue uno de tantos de los que se escucharon ante el sepulcro, que visitó también Mario Moreno Ivanova, único hijo del actor (1911-1993), quien encabezó una misa celebrada en la capilla del Panteón Español.

A la espera de otro acto por el centenario del nacimiento de actor, la emisión de un sello en su memoria esta noche en el Palacio de Correos de Ciudad de México, los admiradores del genial humorista, cada cual a su estilo, le acompañaron en el panteón.

Uno de ellos, Agustín Franco, se presentó en la tumba, como ha hecho 16 de los últimos 18 años, con una gran piñata hecha de carrizo y papel de periódico representando a "Cantinflas" como Presidente de México.

Cada año carga la efigie y la adorna como mago, policía o cualquiera de los papeles que Mario Moreno interpretó menos o el más famoso, el de "El Peladito", un mexicano humilde, ingenioso y también "molón".

Franco es "un amante del señor Mario", no le ha fallado todos estos años salvo causa de fuerza mayor y lamenta que buena parte de los mexicanos le hayan olvidado.

Sonia García Espinosa, de 65 años, recordó ante la tumba su película favorita, una donde "Cantinflas" fue falsamente acusado de haber matado a un hombre, y también la nobleza del actor.

"Ayudó mucho a la gente necesitada. Se quitaba la camisa para darle al pobre, un poquito de comida, una poquita de alegría", agregó.

Coincidió con otros en que es difícil que en México aparezca alguien tan grande como él: "como hombre, como persona fue lo máximo para el pueblo de México y lo seguimos recordando hasta que a nosotros nos recoja también Dios".

Una niña de 5 años llegó al lugar disfrazada del "peladito", el personaje que conquistó los corazones de millones de mexicanos desde 1940. Arumi Soto Leal portaba un sombrero de periódico, camisa blanca, pantalón negro y, por supuesto, un trapo en el hombro al que Cantinflas llamaba su "gabardina", además de sus bigotes ralos maquillados en el rostro.

"El quería mucho a los niños", dice Julio César Leal, tío de Arumi, contó que desde hace 16 años visita la tumba cada 20 de abril, la fecha del deceso de Cantinflas.

Entre tanto devoto se colaron también algunos vivales, como Luis Guzmán, un coleccionista que vendía por 100 pesos dos ejemplares de la revista "Life" en español de 1956 y 1965 con "Cantinflas" en portada, y otro ejemplar de "Mañana" de 1968, cuando Mario Moreno rodaba "Por mis pistolas".

El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes de México (Conaculta), que le ha rendido homenaje estos días en la Cineteca Nacional, le considera "un referente en el cine nacional, en la crítica social y la cultura mexicana" no sólo por sus películas, sino por sus aportaciones al idioma español.

Mañana está previsto que en un restaurante del sur de la ciudad que tiene un coso taurino se celebre una novillada, una de las grandes aficiones del homenajeado.

Con información de AP y EFE

Temas

Lee También

Comentarios